(ir al contenido)

Instituto de
Salud Pública y Laboral de Navarra

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

contacto de esta sección

Promoción de la Salud

Leyre, 15 - 31003 - Pamplona

Tel.: 848 42 34 46

Fax: 848 42 34 74

isp.promocion@navarra

Profesionales Sociosanitarios

Las circunstancias sociales en las que una persona nace, crece, vive y envejece determinan su estado de salud. Cuanto vivimos y las posibilidades de vivir la vida se relaciona con un amplio abanico de factores sociales, económicos, políticos, ambientales y personales. También los servicios sanitarios y su accesibilidad.

Todos ellos se consideran determinantes o prerrequisitos de salud.

Algunos de ellos como edad, género y factores hereditarios pueden producir diferencias que no son desigualdades en salud. Se habla de desigualdad en salud cuando las diferencias son sistemáticas, socialmente producidas, modificables e injustas.

La pobreza, ya sea definida en función de los ingresos, el status socioeconómico, las condiciones de vida o el nivel educativo, es el mayor determinante individual de mala salud. Hay diferencias en la mortalidad y la morbilidad que no se distribuyen al azar sino que sistemáticamente aumentan cuando la posición social baja.

Este patrón es universal aunque su magnitud y alcance varía entre los diferentes países. Según la OMS, el exceso de mortalidad en las áreas mas desfavorecidas de España si se compara con las más ricas se estima en 35.000muertes año.

Existen grupos de población especialmente vulnerables a sufrir estas desigualdades en salud, mujeres, niños y niñas, minorías étnicas, población inmigrante, personas mayores, discapacitados etc.

La existencia de desigualdades sociales es en la mayoría de los países el mayor desafío para mejorar la salud de las poblaciones de las diferentes Regiones europeas. OMS propone para el año 2020, que las diferencias entre los grupos socioeconómicos de cada país se deberán reducir en al menos una cuarta parte en todos los estados miembros, mediante la mejora sustancial del nivel de salud de los grupos más desfavorecidos.

Hoy día, existe evidencia suficiente que demuestra que las desigualdades en salud son evitables ya que pueden reducirse mediante políticas públicas sanitarias y sociales.

La propuesta de reducir estas diferencias en una generación es uno de los objetivos que propone la OMS en Europa. En esta línea, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad propone una Guía metodológica para integrar la Equidad en las Estrategias, Programas y Actividades de Salud.

Desde la perspectiva de reducción de las desigualdades en salud, aquí se muestran dos tipos de intervención:

Minoría étnica gitana: Programa “Promoción de salud de la minoría étnica gitana de Navarra”.

Migración y atención sanitaria: artículo de investigación “Atención al paciente inmigrante: realidad y percepción de los profesionales de 6 zonas de Atención Primaria de Navarra”                 

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web