Navarra pondrá en marcha tres ecosistemas de emprendimiento e innovación social en las zonas de Sangüesa, Allo y Falces para combatir la despoblación

Gobierno de Navarra, Fundación “la Caixa”, Fundación Caja Navarra y la cooperativa El Hueco (Soria) impulsan esta iniciativa que permitirá fomentar modelos de negocio innovadores, sociales y viables, promovidos por la población local, especialmente por los más jóvenes

22 de junio de 2020
Presentación del programa COMUNAL, para el emprendimiento e innovación social en distintas zonas de Navarra.
camera_alt  Presentación del programa COMUNAL, para el emprendimiento e innovación social en distintas zonas de Navarra.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Gobierno de Navarra, la Fundación “la Caixa”, Fundación Caja Navarra y El Hueco de Soria pondrán en marcha el próximo mes de julio tres ecosistemas de emprendimiento e innovación social en las zonas de Sangüesa, Allo y Falces con objeto de combatir la despoblación.

Se trata de impulsar nuevas oportunidades que sitúen a las zonas rurales como parte fundamental para salir de la crisis del COVID-19, mediante el fomento de modelos de negocio innovadores, sociales y viables, promovidos por la población local, especialmente por los más jóvenes y que, además, permitan fijar población en municipios en claros retrocesos demográficos.

El director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez, ha presentado esta mañana el programa COMUNAL, nombre con el que se le conoce a la iniciativa, acompañado por la directora territorial Ebro de Caixabank, Isabel Moreno, y por el presidente de Fundación Caja Navarra, Javier Miranda.

A la presentación han asistido también el director del Observatorio de la Realidad Social de Navarra, Luis Campos, Ana Gómez en nombre de “El Hueco”, cooperativa de coworking, así como una representación de alcaldes y alcaldesas de los municipios donde se van a implantar estas “comunidades” de emprendimiento e innovación social (Sangüesa / Zangoza, Allo, Falces, Arróniz, Barbarin, Dicastillo, Igúzquiza, Luquin, Sesma y Villamayor de Monjardin, Lumbier, Cáseda, Liédena y la Mancomunidad de Servicios de Sangüesa).

COMUNAL es una iniciativa pionera en el ámbito rural de Navarra, que promueve la creación de espacios de coworking (espacios colaborativos), un proceso tutorizado y mentorizado de incubación de proyectos de emprendimiento, la creación de nuevas empresas sociales y la posterior evaluación de su actividad. La Fundación “la Caixa” y la Fundación Caja Navarra destinarán 110.000 euros a este proyecto a lo largo de los próximos 2 años.

Cabe recordar que este proyecto de innovación social es el primero que se pone en funcionamiento en el marco del Plan “Reactivar Navarra”. A lo largo de los próximos meses se prevén impulsar también otras iniciativas destacadas, como la creación de la plataforma Uber-Rural, iniciativas de coliving y de cohousing intergeneracional o el impulso al sistema de bonos de impacto social (BIS), entre otras.

El acuerdo entre el Gobierno de Navarra y ambas fundaciones es de especial interés porque fortalece los vínculos entre estas y el Ejecutivo foral, en esta ocasión, a través del reto contra la despoblación rural que también es un objetivo europeo de nueva agenda.

Emprendimiento desde Sangüesa, Tierra Estella y Ribera Alta

Para la puesta en marcha de este programa se han escogido tres zonas diferentes de Navarra con características dispares, desde un municipio concreto, a espacios que implican varias localidades, todas ellas afectadas por la progresiva pérdida demográfica. Además, en estas zonas se ha constatado un compromiso real de las instituciones locales, así como un tejido social mínimamente estructurado y capaz de servir de soporte social a los proyectos.

La Comarca de Sangüesa, situada en la Comarca del Prepirineo, sufre un proceso de despoblación importante en todos sus municipios salvo Sangüesa, que ejerce la capitalidad de la zona. Las 16 localidades de la zona (Aibar, Cáseda, Eslava, Ezprogui, Gallipienzo, Javier, Leache, Lerga, Liédena, Lumbier, Petilla de Aragón, Romanzado, Sada, Sangüesa, Urraul Alto y Urraul Bajo) han perdido un tercio de su población, pasando de los 14.243 habitantes en 1960 a 9.587 en 2018.

La previsión de una fuerte inversión y generación de empleo a través del proyecto Mina Muga hace de esta comarca un espacio atractivo para el desarrollo de un trabajo de intervención comarcal que aproveche, por un lado, las oportunidades de esta previsible inversión y, por otro lado, genere una red empresarial al margen de esta actividad minera y evite la centralización de los servicios en detrimento del resto de localidades.

En la comarca de Tierra Estella se ha optado por otra intervención zonal, incluyendo la Mancomunidad de Servicios Sociales de Allo con poblaciones limítrofes como Sesma. En este caso, las 10 localidades que abarca el proyecto (Allo, Arellano, Arróniz, Barbarin, Dicastillo, Igúzquiza, Lerín, Luquin, Villamayor de Monjardín y Sesma) han perdido el 40% de su población en 50 años, pasando de 10.662 habitantes en 1960 a 6.324 en 2018.

En la Ribera Alta se ha seleccionado la localidad de Falces. El municipio, que se ve afectado por la cercanía de focos industriales como Peralta y San Adrián, ha sufrido una pérdida poblacional del 32% al pasar de 3.400 censados en 1960 a 2.306 en 2018. Asimismo, cuenta con un relativo dinamismo de grupos de jóvenes con expectativas de permanencia en la localidad.

Mostrar el resto de la noticia

Creación de espacios de coworking

El proyecto COMUNAL contempla una primera etapa de contacto con instituciones públicas y privadas, empresas, entidades financieras, grupos de acción local, centros culturales o fundaciones con objeto de establecer un mapa de agentes impulsores de cada uno de los ecosistemas. Asimismo, se estudiará y seleccionará el espacio destinado al coworking, que actuará como sede de la comunidad de emprendedores de cada comarca y punto neurálgico del ecosistema de innovación en creación. El trabajo se desarrollará en entornos colaborativos.

En fases posteriores, se fijarán los compromisos y convenios de colaboración con los actores implicados en cada ecosistema. Se establecerá qué personas dinamizarán la comunidad y quiénes ejercerán de mentores voluntarios, asesorando y realizando seguimiento de los emprendedores sociales y de sus proyectos.

Asimismo, se organizará una visita a Soria a El Hueco, entidad referente en España en proyectos de emprendimiento e innovación social, así como un concurso de ideas de negocio o emprendimiento social que contribuyan a la repoblación de zonas en riesgo de despoblación. A través de estas acciones se seleccionará a los y las emprendedoras sociales que participarán en el proceso de incubación de proyectos.

Las personas responsables de los proyectos seleccionados contarán con asesoramiento sobre la constitución de empresas y colaboración para la tramitación de aportaciones comprometidas como capital social, en este caso, a través de los premios del concurso de emprendimiento. Igualmente, se organizará una ronda de contactos con inversores que puedan estar interesados en alguna de las empresas emergentes creadas en estos ecosistemas.

Valoraciones positivas

En su exposición, Jesús Mª Rodríguez ha destacado “el equilibrio territorial es la base de una sociedad que es capaz de extender al conjunto de la ciudadanía la igualdad de oportunidades, por lo que ese equilibrio debe basarse en la existencia de opciones de vida adecuadas a cada espacio”. “Es necesario articular iniciativas que faciliten la mejora del conjunto de los territorios de la Comunidad Foral y, específicamente, de las zonas rurales, -ha indicado-, en este sentido, el proyecto COMUNAL nos va a permitir abordar los desafíos sociales, demográficos, laborales, culturales y medioambientales, movilizando a la sociedad civil y promoviendo un desarrollo desde el territorio para el propio territorio”.

En su intervención, la directora Territorial Ebro de CaixaBank, Isabel Moreno, ha agradecido a Fundación “la Caixa” y Fundación Caja Navarra “su implicación en este proyecto que va a combatir la despoblación y la desigualdad” y ha asegurado sentirse orgullosa de formar parte de una “iniciativa social innovadora y colaborativa entre administraciones públicas (locales y regionales); fundaciones privadas; entidades financieras; y sociedad civil, trabajando juntos por un objetivo común”.

Por su parte, el presidente de Fundación Caja Navarra, Javier Miranda, ha subrayado “el compromiso de la fundación en este proyecto al contemplar, de forma relevante, la innovación y la equidad territorial, “dos de los cuatro enfoques metodológicos incluidos en el Plan Estratégico de nuestra entidad que también recoge, como una medida concreta que lo desarrolla, el objetivo de revitalizar las zonas rurales en declive de Navarra”. “Así mismo, valoramos la importancia del trabajo en red para sacar adelante cualquier iniciativa, y más si esa colaboración es público-privada, como en este caso”, ha concluido Mirando.

Comisión Interdepartamental de Despoblación

El Gobierno de Navarra apuesta por abordar la despoblación como un reto y una oportunidad para la Navarra actual y futura. En este sentido, a finales de 2019, se creó la Comisión Interdepartamental de Lucha contra la Despoblación con objeto de acometer este reto demográfico desde la transversalidad, incorporando la lucha contra la despoblación como un principio a tener en cuenta en cualquier política o plan de la Administración que se encuadre en alguna de las perspectivas desde las que enfrentarse al problema.

La comisión trabaja ya sobre los principales ejes de actuación estratégicos en relación al reto demográfico y la despoblación, así como en la coordinación, concertación e impulso de las iniciativas y medidas preventivas y paliativas.