Salud presenta dos buenas prácticas en una jornada nacional por el Día de la Seguridad del Paciente

Ambas propuestas se refieren al ámbito de la neonatología, en consonancia con el lema de este año: “Cuidados seguros para la madre y el recién nacido”

16 de septiembre de 2021

Navarra participa con dos buenas prácticas en la jornada que, con motivo del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, organiza el Ministerio de Sanidad este viernes día 17. Se trata de dos iniciativas propuestas para su implementación en la unidad de Neonatología, presentadas por enfermeras de dicha unidad del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), y que giran en torno a la seguridad del neonato, en sintonía con el lema elegido por la Organización Mundial para la Salud para la celebración de este año: “Cuidados seguros para la madre y el recién nacido”.

La buena práctica “Valoración de riesgo de úlceras por presión en neonatología” ha sido presentada por la enfermera Cristina Gil Burguete, mientras que “Plan de mejora para disminuir las bacteriemias asociadas a catéter vascular central” es la propuesta de la enfermera Silvia García Labayen. Ambas buenas prácticas, en fase de implantación en el CHN, serán publicadas en la sección de suplementos de la Revista Española de Salud Pública que publica el Ministerio de Sanidad, accesible a través de este enlace.

Las dos propuestas se encuadran en un proyecto más amplio, dotado con una beca de intensificación de cuidados financiada por el Departamento de Salud. El objetivo es la búsqueda de la seguridad de los y las pacientes, a través de la prevención de complicaciones en los cuidados sanitarios y en la prevención de la infección nosocomial.

Asimismo, dentro del marco de la celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, desde el Servicio Navarro de Salud - Osasunbidea está prevista la celebración en este último trimestre de una jornada virtual para que todos los profesionales del SNS-O tengan ocasión de compartir experiencias y buenas prácticas desarrolladas en el ámbito asistencial en relación con el impacto de la pandemia.

Estrategia de Seguridad del SNS-O

El Servicio Navarro de Salud prioriza la seguridad de los y las pacientes a partir del diseño y desarrollo de la Estrategia de Seguridad con el objetivo eliminar riesgos y minimizar los daños en aras de la búsqueda de la mejora de la calidad asistencial a través de varias líneas de actuación:

  • Programas de prevención de la infección relacionada con la asistencia sanitaria.
  • Programas relacionados con los medicamentos y dispositivos sanitarios.
  • Programas para la prevención de complicaciones relacionadas con el área quirúrgica y de anestesia.
  • Programas para prevenir complicaciones en relación con los cuidados sanitarios.
  • Programas para la prevención de complicaciones en áreas asistenciales médicas y de diagnóstico.
  • Sistemas de identificación y notificación.

Estas acciones parten de la doble naturaleza de los procesos sanitarios, que aportan beneficios, pero cuya creciente complejidad provoca riesgos que pueden generar daños. El análisis de los eventos adversos, debe de ser objeto de una continua revisión como parte del abordaje estratégico de la seguridad de los y las pacientes, que es una dimensión vital de la calidad asistencial.

El desarrollo de estrategias activas dirigidas a lograr que pacientes y ciudadanía se impliquen y responsabilicen de una manera más activa en el cuidado de su salud refuerza la efectividad de estos programas. El empoderamiento de los y las pacientes implica reconocerles como agentes indispensable en el proceso, favoreciendo y respetando su autonomía en la toma de decisiones, para lo cual es imprescindible que disponga de los conocimientos necesarios. En esta línea se enmarca también la campaña “Participa activamente en tu ingreso”.