Navarra expresa su desacuerdo con la propuesta del Ministerio para la elaboración del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) y valora positivamente el aplazamiento de la votación

La no eliminación de los derechos, la orientación del pago redistributivo y la definición del agricultor activo, principales puntos del desacuerdo
14 de julio de 2021
La consejera Itziar Gómez, en su comparecencia tras la reunión.
camera_alt La consejera Itziar Gómez, en su comparecencia tras la reunión.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

Navarra ha expresado su desacuerdo con la propuesta del Plan Estratégico de la Política Agraria Común (PAC) presentado hoy por el Ministerio en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural. Los motivos han sido las diferencias en tres temas claves como son: el mantenimiento del modelo de pago basado en derechos, la orientación del pago redistributivo y la definición de agricultor activo.

La consejera Itziar Gómez ha calificado la propuesta como un “error histórico” porque “supone un paso atrás en el impulso de un determinado modelo de sector moderno, innovador, profesional, sostenible y capaz de hacer frente a los nuevos retos que vienen desde el punto de vista medioambiental en un momento clave”.

Además, la consejera se ha mostrado “tremendamente decepcionada por el giro de 180 grados del Ministerio ya que hace un año aseguraban que la eliminación de los derechos no iba a ser un problema puesto que la mayoría de las comunidades abogaba por ello”.

En concreto, la propuesta del Ministerio presentada hoy supondría de facto el mantenimiento de los derechos ya que recoge una convergencia del 85% del valor de los mismos para el 2026. Frente a ello, Navarra ha defendido la eliminación de los derechos de manera gradual para facilitar el acceso de los jóvenes a la tierra y para posibilitar un reparto más eficiente de las ayudas al sector y para lo cual ha planteado que se programe la expiración del modelo de derechos en el futuro Plan Estratégico de la PAC.

En segundo lugar, la propuesta del Ministerio planteaba un pago redistributivo a las primeras hectáreas de cada explotación, lo que supone que todos los perceptores de ayudas recibirían esos pagos. Navarra, sin embargo, entiende que se perdería una oportunidad histórica de impulsar y avanzar en la definición de un modelo de explotación, la explotación familiar agraria profesional, capaz de asumir todos los retos que plantea esta nueva reforma.

Y el tercer punto de discordancia es el de la definición de agricultor activo. En este caso, el Ministerio planteaba que aquellos titulares PAC con importes menores a 5.000 euros tengan la consideración automática de agricultor activo, un punto que Navarra no comparte y que conllevaría que todos los perceptores que cobran menos de 5.000 euros (el 62% del total de titulares PAC en la Comunidad Foral) adquieran de manera automática la condición de agricultor genuino.

Por todo ello, la consejera Gómez ha valorado positivamente que se abra un nuevo periodo de negociación en el que “deberá haber modificaciones sustanciales”.

Posición común en Navarra

La consejera Gómez ha señalado además que “desde el Departamento hemos cumplido nuestro compromiso con el sector y con el mandato parlamentario” y es que ha recordado que en marzo de 2020 Navarra ya acordó una posición Común con respecto a la PAC 2021-2027. La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, así como los representantes de las organizaciones agrarias UAGN, EHNE y UCAN suscribieron un acuerdo de 12 puntos recogiendo los principios que reclamaba Navarra en torno al modelo de aplicación.

Por otra parte, el pasado mes de junio una moción parlamentaria aprobada por unanimidad instaba al Gobierno de Navarra a defender los puntos recogidos en dicho documento.