Sus Majestades Los Reyes presiden en Roncesvalles el acto conmemorativo del Año Jacobeo 2021-2022

Don Felipe ha destacado el papel del Camino de Santiago como “símbolo de fraternidad” y “un auténtico eje vertebrador de la conciencia europea”
12 de julio de 2021
videocam Vídeo resumen de la visita de los Reyes a Orreaga / Roncesvalles. collections Ver galería de imágenes

Sus Majestades Los Reyes han presidido esta mañana en la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles, el acto conmemorativo que del Año Jacobeo que, en esta ocasión, debido a la pandemia del COVID-19, excepcionalmente comprende los años 2021 y 2022. A él han asistido también el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, representantes de los gobiernos de las siete comunidades autónomas por las que transcurre el Camino de Santiago, así como las autoridades de Navarra.

Se trata de un acto que no tenía lugar desde 2010, último año en que la festividad del Apóstol Santiago, el 25 de julio, cayó en domingo. Esta coincidencia es la que determina que esa anualidad sea Año Santo Jacobeo. Visitar la Catedral de Santiago en estos años es uno de los modos en que los católicos pueden conseguir la bula jubilar o jubileo, que consiste en una indulgencia plenaria completa para el perdón de la pena causada por los pecados.

En esta ocasión, el acto se ha celebrado en un formato mucho más reducido de lo habitual, debido a las medidas de seguridad y prevención frente al COVID-19.

Recorrido por el tramo de Ibañeta-Roncesvalles

El programa de actividades se ha iniciado a las 11:30 horas en el Alto de Ibañeta, junto a la ermita del Salvador, lugar divisorio de las vertientes atlánticas y mediterráneas y primer lugar desde el que los peregrinos medievales comenzaban a rezar al Santiago Apóstol.

Allí, la Presidenta de Navarra, María Chivite, ha recibido a Don Felipe y Doña Letizia, quienes han llegado acompañados por el ministro Luis Planas. SS.MM. Los Reyes han saludado a los presidentes y presidentas de cinco de las comunidades autónomas por las que discurre los denominados Camino Francés y de la Costa: Javier Lambán, de Aragón; Concha Andreu, de La Rioja; Miguel Ángel Revilla, de Cantabria; Alfonso Fernández, de Castilla y León; y Alberto Núñez Feijoó, de Galicia. Los gobiernos de País Vasco y Asturias han estado representados por el vicepresidente de Cultura, Andoni Iturbe, y la consejera de Cultura, Berta Piñan, respectivamente.

También han saludado a las autoridades navarras: el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde; el delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, y a los alcaldes de Ibañeta, Nicolás Camino, y de Roncesvalles, Luis Echeverría.

A continuación, la comitiva ha recorrido a pie el tramo entre el Alto de Ibañeta y Orreaga / Roncesvalles, un sendero de montaña de 1,5 kilómetros, que discurre entre bosques de hayas.

Tras llegar al conjunto urbano, las autoridades se han dirigido a la capilla del Sancti Spiritus, antiguo cementerio de peregrinos, donde han recibido una breve explicación sobre el conjunto de Roncesvalles y han conocido los trabajos de arqueología que tienen lugar en ese espacio.

Acto conmemorativo

Finalizada esta visita, la comitiva se ha desplazado hasta el monumento que conmemora la Batalla de Roncesvalles, en donde se ha tomado la fotografía del grupo, con el fondo de la Colegiata. Desde allí, SS.MM. se han dirigido a la Casa Prioral, en donde han firmado en el Libro de Oro de Navarra.

A continuación, se han dirigido a pie hasta la iglesia de Santa María, templo principal de Roncesvalles, en cuyo pórtico ha saludado al Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, Francisco González Pérez.  

En el interior de este templo de estilo gótico francés, levantado entre los siglos XII y XIII, y presidido por una delicada talla gótica de Santa María, es donde ha tenido lugar el acto institucional conmemorativo del Año Jacobeo.

Sus Majestades los Reyes han tomado asiento en el centro del presbiterio, acompañados por el ministro y los presidentes autonómicos asistentes. El resto de personas, consejeros y directores generales de Cultura de las comunidades autónomas y autoridades navarras, se han situado en los bancos del templo.

El Camino, representación de "unidad y convivencia"

El arzobispo de Pamplona ha abierto el acto con unas palabras de saludo a todos los presentes. A continuación, ha tomado la palabra la Presidenta de Navarra, María Chivite, quien ha reconocido “el valor humano y patrimonial” del Camino de Santiago, “que trasciende fronteras y contribuye a proyectar España al mundo”. Chivite ha recordado que, tras la crisis del COVID-19, “Navarra vuelve a abrirse al continente y a quienes llegan de todos los rincones del mundo y de todas las comunidades”.

En su intervención, la Presidenta de Navarra ha destacado la apuesta de la Comunidad Foral “por la convivencia, por avanzar unidos”, una apuesta que tiene en el Camino de Santiago “la mejor representación simbólica de esa manera de entender la sociedad y nuestro país”. “Colaborar por un objetivo común, desde la unidad, el compromiso, la aportación constructiva, el respeto, la convivencia integradora, son valores que como gobierno promovemos desde la convicción de que así seremos una sociedad más cohesionada, igualitaria y mejor. Y el Camino es un ejemplo de todo eso”, ha resaltado.

Tras ella, han intervenido las y los presidentes de las siguientes comunidades autónomas del Camino, por este orden: Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Javier Lambán (Aragón), Concha Andreu (La Rioja), Miguel Ángel Revilla Roiz (Cantabria), y Alberto Núñez Feijoo (Galicia).

En sus discursos, han puesto de relieve la importancia histórica del Camino de Santiago en los territorios de sus comunidades autónomas y han recordado el patrimonio cultural y los valores compartidos, de tolerancia, apertura, hospitalidad e intercambio, que constituyen el legado del Camino. En el mismo sentido se ha pronunciado el ministro Luis Planas.

Un Año Jacobeo excepcional

Finalmente, las palabras de Don Felipe han cerrado el turno de los discursos. En su alocución, S.M. El Rey ha puesto de relieve el papel que juega el Camino de Santiago como “símbolo de fraternidad y un auténtico eje vertebrador de la conciencia europea” y “diálogo intercultural entre peregrinos y las poblaciones locales”. Don Felipe ha agradecido la celebración de “una tradición llena de significado”, como es la apertura del Año Jacobeo. Un año que, en esta ocasión y “de forma excepcional”, se extiende a 2022.

“Sin duda, en estos momentos necesitamos reencontrarnos con todo lo que acompaña y genera el Camino a Santiago y todas sus rutas: su sentido profundo y espiritual, la recuperación de las relaciones sociales, el intercambio de experiencias, y una actitud, un comportamiento siempre constructivo y respetuoso con la naturaleza”, ha apuntado el Rey.

Don Felipe, quien ha asegurado que el día de hoy “pasará a ser un día de esperanza”, gracias a la reactivación del Camino tras la pandemia del COVID-19, ha destacado “la fructífera colaboración institucional en la protección y promoción de este importantísimo bien cultural y natural, y espiritual”.

En su interlocución, el Rey Felipe VI ha incidido en que el Camino de Santiago es “un auténtico elemento transformador y tiene una especial relevancia para todos los territorios por los que transcurre”. Tras destacar la buena salud de este recorrido cultural y natural, ha destacado que el Camino “mantiene intactos su proyección y su razón de ser”. “Ofrece una profunda experiencia espiritual y social y favorece el contacto con otras personas a un ritmo pausado, más humano. Todo ello en un entorno cultural y paisajístico de gran belleza y variedad. Éste es el Camino que vive y que late entre nosotros”, ha concluido.

El acto ha contado con la actuación musical de la soprano Raquel Andueza, acompaña por el grupo La Galania (Pablo Prieto, violín, y Jesús Fernández Baena, tiorba), quienes han interpretado las siguientes piezas musicales: Tanta copia de hermosura - Anónimo (siglo XVII), El blando susurro- Sebastián Durón (1660 - 1716), Chacona - Anónimo (siglo XVII), y Si c'est un bien que l'espérance - Joseph Chabanceau de la Barre (1633 - 1678).

Roncesvalles, un hito del Camino de Santiago

Roncesvalles constituye una de los lugares más emblemáticos del denominado Camino Francés.

Dada su posición estratégica, justo al final de la complicada subida por los puertos pirenaicos, Roncesvalles fue elegido ya en 1127 para situar un albergue de peregrinos, en el que pudieran reposar tras la difícil travesía.

Este lugar significa para el caminante la puerta del último tramo del Camino, a pesar de que todavía restan más de 700 kilómetros hasta Santiago. Los peregrinos lo consideran el segundo punto principal, detrás de la catedral compostelana.

En el año 2019, último en el que la ruta jacobea pudo realizarse con normalidad, fueron más de 57.410 los peregrinos que llegaron a Roncesvalles para iniciar o continuar el camino a Compostela. El 26,6% procedía de distintas regiones españolas, con Cataluña a la cabeza, y el 73,4 % restante procedía de un conjunto de 130 países diferentes de todo el mundo.