Obras Públicas licita las obras de conexión de la Ronda Este de Pamplona con Mugartea por 2,9 millones de euros

Se construirá además una vía de servicio lateral que organizará el tráfico de entradas y salidas de la zona y se instalará una pantalla acústica en el tramo que conecta con Mendillorri 

01 de julio de 2021
Obras de conexión de la Ronda Este de Pamplona con Mugartea.
camera_alt Obras de conexión de la Ronda Este de Pamplona con Mugartea.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras, ha sacado a licitación las obras de conexión de la Ronda Este de Pamplona / Iruña (PA-30) con la zona residencial de Mugartea. Los trabajos, que cuentan con un presupuesto total de 2.935.592,70 euros (IVA incluido), también prevén la construcción de una vía de servicio lateral que organizará el tráfico de entradas y salidas de la zona, y la instalación de una pantalla acústica en el tramo que conecta Mugartea con Mendillorri.

La empresa adjudicataria dispondrá de 5 meses para la ejecución de las obras.

El nuevo enlace recogerá los tráficos provenientes del Soto de Lezkairu y la nueva zona residencial de Mugartea, así como otros de la zona de Entremutilvas que quieran acceder a la PA-30 a través de la glorieta ya existente.

Las obras de conexión, al detalle

Dos ramales, uno de entrada y otro de salida, conectarán esta glorieta con el vial de servicio que centralizará los movimientos de entrada y salida hacia la PA-30 en esta zona. El ramal de entrada a la glorieta para el tráfico proveniente de la Ronda Este contará con dos carriles, con el fin de mejorar la capacidad de absorción del tráfico, mientras que el de salida contará con un solo carril.

En lo que respecta a la nueva vía de servicio lateral, ésta conectará con las diferentes entradas y salidas existentes en la zona. Este carril de servicio abarcará desde el paso inferior existente en Mendillorri hasta pasada la gasolinera, situada 300 metros más al sur del nuevo vial de Mugartea. Un carril de aceleración al final del vial permitirá la incorporación del tráfico a la Ronda Este.

Cabe destacar que este vial constituirá la única entrada y salida a la Ronda Este en este tramo, con el fin de dotar de mayor fluidez al tráfico en esta vía de gran capacidad, así como de la mayor seguridad vial posible.

Está previsto que esta vía de servicio paralela a la PA-30 tenga una calzada de 3,50 metros de anchura, salvo en los tramos de dos carriles, como la entrada de vehículos desde Mendillorri o desde Mugartea, en los que la anchura de la calzada alcanzará los 7 metros. 

El proyecto contempla, asimismo, la instalación de una pantalla acústica en el tramo de la vía de servicio que discurre entre Mendillorri y Mugartea, con el fin de disminuir el ruido producido por el tráfico, en las viviendas cercanas existentes.  Para ello se construirá un pequeño montículo de tierras sobre el que se instalará una pantalla especial antirruido de 474 metros de longitud y 4,5 metros de altura.