Autorizadas ayudas por 3,5 millones para la incorporación de jóvenes a la actividad agraria en Navarra

Cofinanciadas por la Unión Europea, suponen una medida de apoyo al relevo generacional y la creación de actividad económica en el medio rural

23 de junio de 2021

El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de hoy un acuerdo por el que autoriza al Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente el compromiso de un gasto plurianual de 3,5 millones de euros, con cargo a los ejercicios presupuestarios de 2023 y 2024, para la próxima convocatoria de ayudas a la instalación de jóvenes agricultores y agricultoras.

Cofinanciada al 65% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), dicha convocatoria de subvenciones, enmarcada en el Programa de Desarrollo Rural de Navarra, pretende apoyar el relevo generacional en el campo, favorecer la fijación de la población en áreas no urbanas y promocionar la actividad económica en el medio rural. Podrán optar a ella personas de hasta 40 años que se incorporen a la actividad agraria, con un plan empresarial, como titulares, cotitulares o socios y socias de explotaciones agrarias ubicadas en Navarra.

Además de lo anterior, la convocatoria de este año continúa abierta y se pueden presentar las solicitudes hasta el 20 de julio. Desde el año 2015 se han apoyado más de 400 proyectos empresariales de instalación de jóvenes agricultores y agricultoras.

Una medida esencial para el desarrollo del sector agrario y el mundo rural

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente considera estas ayudas esenciales para el desarrollo del sector agrario, afectado por el envejecimiento de la población activa, la emigración de la población joven de las zonas rurales hacia las urbanas debido a su preferencia por otros sectores de la actividad económica y el proceso de masculinización de las áreas rurales.

Ante esta situación, y a juicio del Departamento, es necesario establecer estrategias que incentiven la incorporación de jóvenes, hombres y mujeres, a la actividad agraria como un medio de fijar población, mantener la actividad económica y asegurar la sostenibilidad y desarrollo equilibrado del territorio de la Comunidad Foral.