Navarra lanza una nueva convocatoria de ayudas para el mantenimiento y reparación de más de 2.000 bicicletas

La directora general de Transportes, Berta Miranda, ha presentado las principales novedades, entre las que se encuentra la incorporación de las bicicletas infantiles

07 de junio de 2021
videocam Navarra lanza una nueva convocatoria de ayudas para el mantenimiento y reparación de más de 2.000 bicicletas collections Ver galería de imágenes

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Transportes, lanza mañana la segunda edición de las ayudas para la reparación y mantenimiento de bicicletas, con objeto de fomentar y reactivar su uso. Este año la convocatoria ha duplicado su presupuesto con respecto a 2020 elevándose de este modo a 100.000 euros.

El Departamento de Cohesión Territorial, a través de la Dirección General de Transportes, lanza mañana la segunda edición de las ayudas para la reparación y mantenimiento de bicicletas, con objeto de fomentar y reactivar su uso. Este año la convocatoria ha duplicado su presupuesto con respecto a 2020 elevándose de este modo a 100.000 euros.

La directora general de Transportes, Berta Miranda, y el director de Servicio de Inspección, Gestión, Ordenación de Transportes y Movilidad, Santiago Alemán, han presentado las principales novedades de esta nueva edición de la convocatoria, que prevé arreglar más de 2.000 bicicletas, en la que se incluye la incorporación de las bicicletas infantiles.

Además, para la edición de este año se amplía el plazo para solicitar la subvención, que será de 4 meses a partir de la solicitud y tendrá fecha límite el 31 de octubre; se incluye el IVA como objeto subvencionable, que será de un máximo de 50 euros por persona y vehículo; se simplifican los trámites en cuanto a la documentación a presentar; y se implementará un sistema de lista de espera mediante el cual los ciudadanos podrán consultar el estado de su solicitud. Las ayudas deberán llevarse a cabo en uno de los talleres adheridos a la campaña. El mapa de talleres, al que se han incorporado un total de 33, podrá consultarse en reactivatubici.navarra.es y suspertuzurebizikleta.nafarroa.eus.

Cabe recordar que esta convocatoria se enmarca en el Plan Reactivar Navarra / Nafarroa Suspertu 2020-2023, en el que se apuesta por la movilidad sostenible y el impulso de los medios de transporte alternativos al vehículo privado de motor.

Actuaciones subvencionables

En cuanto a la reparación, se incluyen los trabajos referentes a los frenos, como el arreglo de manetas y discos, zapatas y pastillas, y pinzas, horquilla delantera, rodamientos, cadena, piñones, platos, dispositivos de cambio de marchas, cubiertas y cámaras, sillín y batería.

En lo referente al mantenimiento se podrán subvencionar los trabajos de limpieza y engrase; el centrados en las ruedas y el ajuste o sustitución de radios; el ajuste de frenos, como el cambio de zapatas y ajuste de manetas, cambio de pastillas, discos y purgado; el ajuste de cambios y de tornillería; cubiertas y cámaras; la transmisión, que incluye la lubricación y limpieza; la sustitución de los elementos necesarios, como cadena, piñones, roldanas y/o platos, sirgas y fundas.

También se incluyen aspectos relativos a instalación de equipamientos y accesorios, como luces, timbre y guardabarros.

Campaña “No aparques tu bici, reactívala”

“No aparques tu bici, reactívala” es la campaña con la que la Dirección General de Transportes busca concienciar a la ciudadanía sobre los beneficios de la bicicleta como un medio de transporte habitual para los desplazamientos próximos, como los traslados al lugar de trabajo o a los centros formativos.

La campaña contribuye además a fomentar la economía circular y local, a través de la reutilización y reactivación de bicicletas en desuso y la promoción de los trabajos de reparación y mantenimiento de las bicicletas en talleres y entidades con domicilio social o centro de trabajo en Navarra.

El uso de la bicicleta como medio de transporte ordinario ofrece numerosas ventajas ya que contribuye a la reducción de emisiones de CO2, de la contaminación acústica y congestión de tráfico, y produce efectos beneficiosos para la salud y condición física de los usuarios y usuarias. Además, durante la crisis provocada por el COVID-19 se ha consolidado como un medio que permite mantener la distancia física y evitar, de este modo, la propagación del virus.