Mayo fue un mes muy seco, pero con temperaturas similares a las de otros años

La escasez de precipitación provocó un descenso del 3% del agua almacenada en los embalses

03 de junio de 2021

El pasado mayo fue un mes muy seco en Navarra, aunque con temperaturas similares a los habituales. Con un volumen de lluvias muy inferior al esperado, el agua almacenada en los embalses descendió del 77%, en abril al 74% actual, según informa el comentario meteorológico que elabora mensualmente el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente.

Como se apunta, las precipitaciones registradas han estado por debajo de lo esperado en un mayo en Navarra. La Ribera, la parte más alta del Pirineo y la vertiente cantábrica han sido las zonas más próximas a sus promedios, y eso registrando el 50%-75% de las lluvias ordinarias en ese período. El resto de zonas de Navarra han recibido entre el 25% y el 50% del agua que llueve otros meses de mayo. Por tanto, la calificación es de muy seco en el centro de Navarra, seco en el tercio norte y entre normal y seco en La Ribera.

Por lo que se refiere a las temperaturas, los valores registrados han sido similares a los promedios, y las variaciones oscilan en 0,5º por encima o por debajo de lo habitual. Las mayores diferencias respecto a su media histórica se han dado en Genevilla y Goñi, con medio grado más de temperatura de la media; por el contrario Luzaide-Valcarlos ha registrado 1,7º grados menos que la temperatura habitual.

En último término, cabe reseñar que las principales rachas de viento se registraron en Gorramendi (125 km/h el día 9, 119 km/h el día 8 y 115 km/h el día 13), Aralar (110 km/h el día 9) y El Perdón e Isaba-Refugio de Belagua (104 km/h el día 9).