El SNE-NL promueve un nuevo programa de empleo para personas con especiales dificultades de inserción

A esta acción de Empleo Inclusivo, que se gestionará vía subvenciones a entidades locales o sin ánimo de lucro, destinará 600.000 euros

02 de junio de 2021
videocam Presentación del programa de empleo inclusivo collections Ver galería de imágenes

El Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare, organismo del Departamento de Derechos Sociales, va a promover una nueva línea de intervención para activar laboralmente a personas con mayores dificultades de inserción. En una primera intervención, espera atender a 180 personas, con una previsión de encontrar trabajo a al menos al 25%.

El Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare, organismo del Departamento de Derechos Sociales, va a promover una nueva línea de intervención para activar laboralmente a personas con mayores dificultades de inserción. En una primera intervención, espera atender a 180 personas, con una previsión de encontrar trabajo a al menos al 25%.

Denominada “Empleo Inclusivo “, este programa atenderá de forma intensiva – en torno a 190 horas -  a grupos pequeños con un enfoque de respuesta a iniciativas vinculadas a oportunidades de empleo en cualificaciones básica (trabajos no especializados en manufactureras, agricultura, hostelería y turismo, cuidados,  limpieza o nichos de empleo incipientes), repartidas por el territorio foral.

A esta línea de actuación, el organismo destinará 600.000 euros. El servicio se ofrecerá vía entidades subvencionadas, que podrán ser entidades locales o privadas o públicas sin ánimo de lucro. El plazo de presentación de solicitudes se abrirá en las próximas semanas, en cuanto la convocatoria y sus bases se publiquen en el BON.

El 40% de las personas participantes deben ser perceptoras de Renta Garantizada, ingreso mínimo, Renta Activa de Inserción u otras ayudas similares. El programa surge para dar respuesta específica, además, a personas desempleadas sin cualificación, sean mujeres,  jóvenes o personas de origen extranjero; personas con discapacidad; o desempleadas de larga duración.

Para estos colectivos, el SNE-NL cuenta con programas mixtos de formación y empleo, escuelas taller, itinerarios de orientación y empleo, catas de oficios, empresas de inserción sociolaboral, etc.

No obstante, ha detectado la necesidad de realizar tareas más intensivas y flexibles en grupos homogéneos, de 12 a 15 personas, derivados prioritariamente por los servicios de orientación, conforme surjan oportunidades de empleo detectadas por entidades especializadas.

“Las personas más vulnerables y con especiales dificultades de inserción, sin superar la anterior crisis, se han encontrado con otra nueva. Respondemos con un nuevo recurso dirigido a reactivar sus habilidades profesionales y laborales, y también digitales, vinculado a oportunidades de empleo”, ha explicado la gerente del SNE-NL, Miriam Martón, en rueda de prensa.

Así, el programa integral de Empleo Inclusivo espera dar respuesta a necesidades que se planteen en zonas de Navarra. “Son las entidades locales y especializadas las encargadas de detectar necesidades y nichos de empleo. Hasta ahora, no teníamos un programa capaz de dar respuesta rápida”, ha añadido.

El programa incluye actuaciones de acompañamiento,  adquisición de competencias digitales básicas, personales y laborales básicas - estas,  con 100 horas de formación- y acciones para la inserción. Los proyectos deberán garantizar al menos la inserción laboral del 25% de las personas participantes.       

Las entidades beneficiarias recibirán una subvención de 1.560 euros por persona atendida y 1.250 por cada inserción conseguida (al menos 3 meses a jornada completa en los 12 meses siguientes). Entre otros factores de baremo, el SNE-NL dará más puntuación a los proyectos que se celebren fuera de las áreas de Pamplona y Tudela; propongan más formación; o incrementen el porcentaje de inserción prevista sobre el mínimo exigido.