27 de abril de 2021

Cultura estudia unos mosaicos romanos hallados en un paraje próximo a Peralta

Se analizan los restos de grandes dimensiones aparecidos en el transcurso de unas obras de renovación del regadío
Detalle de la cata de sondeo.
camera_alt Detalle de la cata de sondeo.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

La Dirección General de Cultura – Institución Príncipe de Viana, a través del servicio de Patrimonio Histórico, ha realizado una excavación tras el hallazgo de los restos de un asentamiento rural de época romana, en un control arqueológico de las obras de instalación de riego por aspersión en un paraje próximo a Peralta.

Lo que se inició como un control rutinario ha acabado siendo una excavación arqueológica en un área de en torno a 400 m2, fruto de la cual se han descubierto parcialmente los restos de un asentamiento rural de época romana de los siglos III-IV d.C., cuyas características y extensión se desconocían. En el yacimiento destaca un edificio de notables dimensiones en el que se ha centrado la actuación.  

Aunque las estructuras se encuentran muy alteradas por la roturación, han aparecido en este edificio tres pavimentos con mosaico. Uno de ellos, de 30 por 9 metros, ha resultado ser el de mayores dimensiones reconocido en Navarra.  Los otros dos anexos tienen menor tamaño. Todos ellos se encuentran decorados con motivos geométricos y vegetales.

La colaboración entre las instituciones y el propietario de los terrenos ha permitido salvar de su destrucción este singular hallazgo que se adivina como un importante núcleo durante los siglos finales del Imperio Romano, cuya función está todavía por descubrir.

Los trabajos de excavación se iniciaron el 8 de marzo y finalizaron la pasada semana. Paralelamente a esta obra se ha llevado a cabo una actuación de conservación preventiva de los mosaicos, que ya se han cubierto para protegerlos y continuar con los estudios geofísicos.  

La Dirección General de Cultura - Institución Príncipe de Viana y el Ayuntamiento de Peralta colaboran para salvaguardar el lugar y diseñar una estrategia de actuación a futuro, de tal forma que pueda definirse la extensión del yacimiento, estudiarse adecuadamente sus restos y difundirlos cuando los datos disponibles y las condiciones de los trabajos así lo aconsejen.