Educación presenta el proyecto ‘RASMIA’ de convivencia educativa con menores migrantes

El Departamento proporcionará a los centros un vídeo documental y una guía didáctica para dar a conocer la realidad de la migración y sensibilizar al alumnado hacia ella
11 de marzo de 2021
videocam Educación presenta el proyecto RASMIA  collections Ver galería de imágenes

El Departamento de Educación ha presentado hoy el proyecto RASMIA, una propuesta de convivencia dirigida a la red de centros educativos públicos de Navarra, que tiene como objetivo promover actitudes de acogida positiva hacia los menores migrantes tanto en las aulas como en la sociedad. Dentro de esta iniciativa se facilitarán unidades didácticas dirigidas a alumnado a partir de 5º de Primaria.

En la presentación han participado la directora del Servicio de Inclusión, Igualdad y Convivencia del Departamento de Educación, María José Cortes; en representación de la Dirección General de Políticas Migratorias,  Carmen Remón; la representante de la asociación SEI (Servicio Socioeducativo Intercultural), Naiara Zubeldia; el representante de la entidad Transpirenaica Francisco, Patxi San Juan; y el menor no acompañado, Lahcen Ben Abdessallam.

El proyecto toma su nombre de la acepción “rasmia”, definida por la RAE como “empuje y tesón para acometer y continuar una empresa” y palabra muy utilizada en Navarra con el significado de “coraje, tenacidad, fuerza o voluntad para el trabajo”.

Material audiovisual

RASMIA parte de un vídeo documental de 8 minutos realizado por el joven navarro David Serón en el dos menores no acompañados, Lahcen Ben Abdessallam e Inacio Gomes, detallan aspectos de su vida diaria en la Comunidad Foral, de su origen y de las experiencias de migración y acogida que han vivido. Junto a ello, se muestran las acciones que realizan las asociaciones SEI y Transpirenaica Social Solidaria en materia de integración.

Este vídeo se acompaña de una unidad didáctica para trabajar el contenido en las aulas, “se trata de un material que se puede trabajar en una o dos sesiones en cualquiera de las asignaturas”, ha explicado María José Cortes.

Esta iniciativa unifica el trabajo educativo y sociocomunitario con el fin de dar a conocer la realidad de los menores migrantes y fomentar su integración en las aulas. El proyecto cuenta con la participación del Servicio de Inclusión, Igualdad y Convivencia del Departamento de Educación, y entidades que trabajan en el acompañamiento a estos menores con propuestas de ocio y relación social, como la Asociación SEI y Transpirenaica Social Solidaria. Estas asociaciones han aportado el material divulgativo que ha sido financiado por el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno de Navarra.

La directora del Servicio de Inclusión, Igualdad y Convivencia del Departamento de Educación, Mari José Cortés, ha indicado que “todas las comisiones de convivencia de la red de centros educativos públicos de Navarra van a recibir los materiales didácticos con la posibilidad de  desarrollar el proyecto, con propuestas de trabajo en las aulas dirigidas al alumnado a partir de quinto de primaria y especialmente al alumnado de secundaria”.

Fomentar el espíritu crítico

Cortés a su vez ha agradecido a “SEI y a Transpirenaica el trabajo que desarrollan con estos menores y la aportación de los materiales divulgativos para el proyecto”. Tal y como ha indicado, “estas personas son una realidad educativa en nuestros centros y por lo general tienen a sus espaldas un complejo proceso personal y migratorio en el que la pérdida o separación de seres queridos es un hecho primordial”, al tiempo que ha realizado “la necesidad de que el alumnado desarrolle un espíritu crítico y la formación de criterios propios respecto a informaciones tendenciosas sobre la diversidad humana y la realidad de la migración”.

El propósito de RASMIA es que los centros integren de acuerdo a su autonomía esta iniciativa de convivencia educativa adaptándola a sus características y que la iniciativa perdure en el tiempo para cursos venideros.