El 4 de enero abre sus puertas en Pamplona el centro de día Pilar Gogorcena, con 45 plazas para personas con discapacidad intelectual

Con estas nuevas instalaciones, inauguradas esta mañana por la Presidenta Chivite tras una inversión de 1,1 millones, se cubre toda la demanda existente en la capital navarra para este tipo de plazas
29 de diciembre de 2020
Foto de grupo, en el que están la Presidenta Chivite y la consejera Maeztu.
camera_alt Foto de grupo, en el que están la Presidenta Chivite y la consejera Maeztu.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

La Presidenta de Navarra, María Chivite, acompañada por la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, ha inaugurado esta mañana en Pamplona el centro de día Pilar Gogorcena para personas con discapacidad intelectual. El centro, que ha supuesto una inversión por parte de Derechos Sociales de 1,1 millones de euros, abrirá sus puertas el próximo 4 de enero.

Con las nuevas instalaciones, Pamplona cubre el 100% de la demanda existente para este tipo de plazas.

La rehabilitación de este edificio, que albergó en sus instalaciones el antiguo centro San José para personas con discapacidad, es un proyecto planeado desde hace ya cuatro años. Surge de la necesidad de alojar de forma adecuada a las personas usuarias del antiguo centro Monjardín, reubicados en estos últimos años en un espacio del centro Las Hayas y también a personas procedentes del centro Valle de Roncal.

En concreto, de las 45 personas que van a hacer uso de estas instalaciones, 37 proceden del centro de día de Las Hayas-Monjardín, 6 de Valle del Roncal y dos se incorporan desde sus domicilios. Las personas usuarias pasan al centro de día a partir de la finalización de su etapa educativa, entorno a los 21 años.

Su puesta en funcionamiento facilitará que las personas sean atendidas en un centro que se adecúe mejor a sus necesidades, una cuestión demandada por las familias y las personas usuarias.

Así lo ha destacado la Presidenta Chivite durante la inauguración, al señalar que “este centro responde al nuevo modelo de atención centrado en la persona, tal como contempla el actual Plan de Discapacidad de Navarra 2019-2023, que se pretende instaurar en todos los recursos, incluidos los centros de día”.

Por su parte la consejera Maeztu ha tenido palabras de agradecimiento para todas las personas usuarias y sus familias “que han sabido adaptarse, no sólo a las consecuencias de la pandemia, sino a los cambios sufridos a lo largo de estos años”.

Las obras de acondicionamiento han durado cinco meses. La pasada semana todas las familias de personas usuarias que lo desearon pudieron visitarlo, acompañadas por personal del Departamento de Derechos Sociales.

Estas plazas forman parte de las 89 concertadas en la actualidad con Gobierno de Navarra en 4 centros de día para personas con discapacidad intelectual,  dos de ellos situados en Pamplona, otro en Estella y un cuarto en Tudela.

Un nuevo modelo asistencial integrador y abierto

En un recinto de  600 metros cuadrados, el diseño del centro es innovador y responde al nuevo modelo de atención centrado en la persona, tal como contempla el actual Plan de Discapacidad de Navarra 2019-2023, que se pretende instaurar en todos los recursos.

Este modelo se ajusta y atiende a las necesidades individuales de cada persona buscando una mejora en su calidad de vida y favoreciendo su inclusión social.  Ésta es también la razón por la que el nuevo centro se  concibe como un espacio abierto a la comunidad que le rodea y que hace uso de los recursos sociales, culturales, deportivos y de todo tipo, disponibles en la misma.  Se trata de un modelo con una visión integradora. Se pretende que las personas que hagan uso de este recurso formen parte de la vida del barrio.

Para hacer posible este proyecto, el centro cuenta con profesionales de distintos perfiles técnicos: psicología (con funciones de dirección técnica), trabajo social, fisioterapia, educadores/as, técnico/a de comunicación y personal de atención directa.

Contará con  tres módulos, con capacidad para un grupo de 15 personas en cada uno de ellos, hasta un máximo de 45 plazas.  Cada módulo dispone de una pequeña cocina,  comedor, sala de estar, zona de  internet, aseos con ducha accesible  y dos salas en las que se podrán desarrollar talleres, reuniones,  sesiones de psicomotricidad, estimulación, entre otras.

Todas las instalaciones cumplen con las exigencias de accesibilidad en cuanto a dimensiones de pasillos, puertas de paso y aseos accesibles, así como una rampa de entrada al edificio para personas con dificultades motoras.

Cuenta, por último, con un amplio recinto exterior ajardinado y un aparcamiento.

El Departamento de Derechos Sociales no descarta completar las instalaciones con otras dos unidades de convivencia, tal como contemplaba el proyecto original, así como  la habilitación del piso superior del edificio para que albergue el centro de atención temprana, que en este momento tiene a su equipo repartido en dos locales diferentes.

Familiares y asociaciones

Al acto han asistido familiares de las personas usuarias, así como representantes de Plena Inclusión-Navarra y CERMIN, entidades que representan a asociaciones y personas con discapacidad intelectual. También ha estado presente Javier Miranda, presidente de la Fundación Caja Navarra y parte del equipo técnico del centro. La Fundación ha colaborado durante el desarrollo de las obras, facilitando  unos locales para continuar con las actividades de centro de día, mientras han durado las obras.

No han faltado tampoco familiares de Pilar Gogorcena, que da nombre al centro. Fallecida hace dos años, esta psicóloga, profesional muy comprometida, es referente en Navarra en el campo de la discapacidad intelectual.  El Gobierno ha querido reconocer su trayectoria dándole su nombre a este centro.