Salud apuesta por un consumo racional de los antibióticos en un año marcado por la pandemia del COVID-19

Se han elaborado unos protocolos de uso que inciden en su indicación sólo si existe sospecha de sobreinfección bacteriana y que la duración del tratamiento no debe superar los cinco días
17 de noviembre de 2020

Con motivo de la celebración, este miércoles, 18 de noviembre, del Día Europeo para el uso prudente de antibióticos, el Servicio Navarro de Salud- Osasunbidea (SNS-O) quiere promover la utilización adecuada de éstos, especialmente en un año en el que la pandemia del COVID-19 ha evidenciado la necesidad de preservar el arsenal terapéutico para luchar contra las enfermedades infecciosas.  

Desde el SNS-O se han elaborado unos protocolos de manejo del COVID-19, coordinados para los ámbitos de Atención Primaria, Atención Especializada y Sociosanitario, que siguen los principios de uso prudente de antibióticos: que están indicados solo si existe sospecha de sobreinfección bacteriana; que los de primera elección son los betalactámicos; y que la duración del tratamiento no debe de ser superior a cinco días, en la mayoría de los casos.

En Navarra, el consumo de antibióticos por receta ha disminuido en un 20% con respecto al año anterior, según explica Javier Garjón, jefe del Servicio de Asesoría e Información del Medicamento, quien señala que se sigue la línea descendente de los últimos años. “Además, este año han influido las medidas de prevención para el COVID-19 que han contribuido a reducir el número de otras infecciones”, indica Garjón.

También, desde el Grupo del Programa de Optimización del uso de Antibióticos de Navarra se sigue apostando por concienciar a la población sobre el problema de la resistencia a los antibióticos, impulsando un cambio de comportamiento a nivel individual y comunitario.