El Gobierno de Navarra está diseñando una desescalada asimétrica en la Comunidad Foral

El Gobierno de Navarra está diseñando una desescalada asimétrica en la Comunidad Foral

Participación de las entidades locales, ámbito de actuación intersectorial e implicación de la sociedad civil son algunas de las claves del plan

28/04/2020
Intervención del director general de Salud, Carlos Artundo 

El Gobierno de Navarra está diseñando ya el  plan de transición del confinamiento frente al COVID-19, que incluye una desescalada  de carácter asimétrico en la Comunidad Foral, de acuerdo a la realidad poblacional y epidemiológica de cada localidad.

Así lo ha indicado el director general de Salud, Carlos Artundo, en rueda de prensa esta mañana, quien ha subrayado que la nueva etapa “es incluso más compleja” que la del confinamiento, por lo que ha pedido “prudencia”.

Según ha explicado, se trata, por un lado, de encontrar un equilibrio entre la recuperación de la actividad asistencial habitual en atención primaria y especializada con el mantenimiento de la capacidad para atender posibles nuevos rebrotes. Y por otro lado, de conjugar la protección de la salud pública y la reducción del impacto económico y social.

Para ello, considera fundamental disponer de un sistema de diagnóstico e información que permita anticiparse y adaptarse rápidamente a cualquier situación. “Navarra tiene capacidad para hacer esta monitorización y, además, va a realizar un salto cualitativo y cuantitativo muy importante en la estrategia de test y diagnósticos”, ha añadido.

Claves en la Comunidad Foral

Carlos Artundo ha apuntado algunas de las claves sobre las que se asienta el plan de transición:

  • La implantación será asimétrica en el territorio, de acuerdo a la realidad de población y epidemiológica de cada localidad.
  • Colaboración y participación de las entidades locales en la implantación y desarrollo de la estrategia. 
  • Diseño y coordinación interdepartamental e intersectorial del plan.
  • Implicación de la sociedad civil y de sus capacidades de innovación y creación, “para reinvertarnos y rehacer las actividades sociales, que no serán las mismas hasta que no exista una vacuna”, según ha precisado Artundo.

En cualquier caso, ha agregado que la desescalada se hará en el marco de la estrategia que se siga en el Estado, en coordinación con las CCAA y de acuerdo con el conocimiento y experiencia internacional.

Los órganos rectores del plan

La estrategia de desescalada se sustentará en una estructura con varias capas. Así, el núcleo estará formado por un órgano científico-experto, que tendrá como núcleo el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), con una triple actividad: vigilancia epidemiológica, prevención de la transmisión, y salud laboral.

Una segunda capa estará formada por una “comisión para la transición en Navarra”, que integrará a personas representantes de distintos ámbitos de la sociedad que puedan realizar aportaciones en esta nueva etapa, mientras que la tercera capa la constituyen los grupos parlamentarios que conforman el Parlamento de Navarra, en donde deberán tomarse las decisiones que se consideren. Finalmente, Artundo ha expresado el deseo de contar también con el apoyo de expertos nacionales e internacionales.

Inicio del estudio de seroprevalencia

Por su parte, la directora del Servicio de Epidemiología y Prevención Sanitaria, Nieves Ascunce, ha explicado los detalles del estudio de seroprevalencia de infección por el COVID-19, que ha comenzado a realizarse hoy en Navarra.

El estudio forma parte de uno de ámbito nacional y en la Comunidad Foral se concreta en la realización de análisis a 761 hogares, compuestos por 2.360 personas, distribuidas en 35 zonas básicas de salud, que han sido elegidas aleatoriamente.

A cada participante, se le realizarán tres análisis con un periodo de tres semanas entre cada uno. Gracias a ello, se podrá conocer el porcentaje de infección presente entre la población, así como vías de transmisión comunitaria más habituales: hogares, espacios laborales, etc.

Según ha indicado Nieves Ascunce, el estudio, de carácter voluntario, está siendo bien acogido por las personas a las que se está ofreciendo participar.