La Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Leitza, Goizueta, Areso y Arano recoge el XII Premio a la Calidad de los Servicios sociales

La Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Leitza, Goizueta, Areso y Arano recoge el XII Premio a la Calidad de los Servicios sociales

Por su proyecto Bhutantxo que impulsa los buenos tratos y fortalece las relaciones entre vecinos y vecinas de esas localidades

13/12/2019
De izquierda a derecha, Unai Miranda, Maialen Apezetxea, la consejera Maeztu, Miguel Echarri, Maialen Moreno y Saioa Sagastibeltza, con el premio.

La Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Leitza, Goizueta, Areso y Arano ha recogido el XII Premio a la Calidad de los Servicios sociales por su buena experiencia práctica: el proyecto “Nafarroako Bhutantxo. Zaintzeen herria”, que está inspirado en la “filosofía de vida de Bután”, país ubicado entre el Tíbet y la India y que se desarrolla desde 2016 en las localidades de Goizueta y Arano. Tiene como objetivo impulsar los buenos tratos entre vecinos y vecinas de la zona y fortalecer las relaciones entre las personas.

La consejera de Derechos Sociales, María Carmen Maeztu y el vicepresidente de la Fundación Tomás y Lidia Recari García, Miguel Echarri, han entregado el galardón a esta entidad en el acto que ha tenido lugar en el Salón del Trono del Palacio de Navarra.

El objetivo de convocar estos premios es reconocer las buenas prácticas que desarrollan las entidades de servicios sociales de Navarra, tanto en atención a las personas usuarias como en la calidad del empleo de sus trabajadores y trabajadoras, así como la mejora de la gestión de las organizaciones.

La consejera María Carmen Maeztu en el acto de entrega de los galardones ha destacado que, “la concesión de este premio supone un incentivo y estímulo para seguir trabajando en la mejora de los servicios, y un reconocimiento de las actuaciones llevadas a cabo por entidades en las que se han implementado buenas prácticas”.

Además, ha agradecido a la Fundación Tomás y Lidia Recari García su colaboración en los premios año tras año y a las demás entidades su participación en la edición de este año, con el fin de seguir trabajando en esa línea de colaboración.

Miguel Echarri, por su parte, ha felicitado a la entidad premiada y ha resaltado que, “fomentar la cultura de la calidad en las organizaciones no es un acto aislado, sino un proceso. Y es, gracias a las buenas prácticas continuas en vuestras actividades sociales como verdaderamente contribuís en mejorar nuestra sociedad”.

Las personas encargadas de recoger el premio en representación de la entidad premiada ha sido: el alcalde de Goizueta, Unai Miranda; la concejala del Ayuntamiento la misma localidad, Maialen Apezetxea; y las concejalas del Ayuntamiento de Leitza, Maialen Moreno y Saioa Sagastibeltza, respectivamente.

También han estado presentes en el acto, el director de Protección Social y Cooperación al Desarrollo, Andrés Carbonero los y las miembros del jurado del Premio: el director general del Observatorio de la Realidad social, Planificación y Evaluación de Políticas Sociales, Luis Campos; la directora gerente de la Agencia Navarra para la Autonomía y Desarrollo de las Personas, Inés Francés; la gerente de la Fundación ATENA, Arantxa Garatea, y el director de AENOR Navarra, Emilio Flamarique.

El proyecto de la entidad premiada

El proyecto Bután “Nafarroako Bhutantxo. Zaintzeen herria” de la premiada Mancomunidad de los Servicios Sociales de Base de Leitza Goizueta, Areso y Arano tiene como fin estrechar vínculos entre las personas que viven en la zona a través de sus necesidades sentidas y expresadas. Según ha remarcado la consejera Maeztu, “este es un objetivo que siempre se plantean los servicios sociales, pero que a su vez, es difícil de trabajar”. Y, ha añadido que, “el jurado ha considerado la potencialidad de este proyecto por su carácter innovador, singular y original, que puede ser extensible a otras localidades navarras; además de ser intergeneracional y multidisciplinar, que empodera a las personas y a la comunidad en sí y trabaja en la línea de la autogobernanza”.

Asimismo, Maeztu ha explicado que esta experiencia se desarrolla y sustenta en tres programas como son el programa infantil, juvenil y familiar, el de promoción de la igualdad entre hombres y mujeres y el de prevención. Las actuaciones llevadas a cabo por la entidad en esos programas son las siguientes: la puesta en marcha de la red de protección de los buenos tratos con el fin de identificar de manera temprana posibles problemas o necesidades en el seno de la familia, con especial atención en la etapa de 0 a 3 años; acciones de promoción de la conciliación y corresponsabilidad para el reparto del cuidado y las tareas del hogar, y de empoderamiento de las mujeres en los campos deportivo y cultural, principalmente. Por último, ha creado la Comisión de Prevención donde está representada toda la comunidad.

En el marco de este proyecto también se han llevado a cabo diversas actividades como el concurso “Tú eliges, tu bailas”, “Taller de ligoteo saludable”, “Taller en los bares como en casa”, los proyectos “Cuidando de las personas que cuidan” y “Envejecer con salud”, además de diversas acciones con la comunidad educativa (concurso de fotografía, historias en torno a los buenos tratos o “gymkana” de cuidados), y en el espacio de las familias.

El alcalde de Goizueta y la concejala de la misma localidad han agradecido las felicitaciones al recoger el premio y han afirmado que, “para llevar a cabo el proyecto se han implicado todos los y las agentes sociales de los pueblos de Goizueta y Arano, de forma cooperativa, cada uno aportando lo suyo e intercambiando experiencias, que es la manera en la que entendemos que debemos trabajar”. Y, ha añadido que, “este trabajo ha dado sus frutos, pero lo más importante son las relaciones que se han creado en el proceso”.

La entidad premiada

La Mancomunidad de los Servicios Sociales de Base de Leitza, Goizueta, Areso y Arano, que el año que viene cumple 30 años, fue creada con el objetivo principal de garantizar la calidad de vida y el bienestar de vecinos y vecinas de las cuatro localidades.

Con una plantilla en la actualidad de hasta quince personas con diferentes perfiles profesionales, la entidad inició su andadura con un programa de acogida y orientación social, pero en la actualidad, presta un servicio público gratuito y comunitario, con una amplia cartera de programas y servicios entre los que se encuentra el programa para la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, así como el de inserción social.