El Departamento de Derechos Sociales valora de forma “muy positiva” el informe de Comptos sobre la Renta Garantizada

Destaca especialmente como este órgano fiscalizador evalúa “la mejora en la gestión”, la “adecuación a la normativa” y los “controles de requisitos”, así como la mejora en la inserción en el empleo
05 de abril de 2019

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha realizado una valoración “muy positiva” del informe de Comptos sobre la renta garantizada. La conclusión más importante de la Cámara de Comptos sobre la aplicación de Ley Foral del derecho a la inclusión social y renta garantizada afirma literalmente; “La ley reguladora de este derecho ha supuesto una mejora en la gestión de la RG, un detallado diseño de los procedimientos que en ella intervienen y una mayor carga de trabajo y actividad administrativa para el control de este derecho.”

Igualmente, Comptos en su documento concluye que,  “los estímulos al empleo, como mecanismo de incentivación del empleo, han supuesto en el año 2018, la modificación de la prestación de RG en 2.241 unidades familiares, con un aumento del 91 por ciento respecto a 2017”.  El vicepresidente Laparra ha destacado que, “frente a determinadas valoraciones sin el rigor de los datos, la realidad es que nunca antes se había logrado una mayor inserción en el empleo de personas que perciben la renta garantizada".

Además de estas conclusiones, Comptos destaca una serie de recomendaciones las cuales están en plena consonancia con las mejoras que desde el Departamento se están impulsando en todo lo que tiene que ver con la gestión más eficiente posible, la mejora continua siempre necesaria en los procesos de inclusión social y laboral, y el refuerzo en el control de la prestación. “En ese sentido queremos transmitir nuestro pleno compromiso con la mejora en la gestión, y nuestra total alineación con la Cámara de Comptos en las recomendaciones que realiza en las que ya estamos trabajando”, ha subrayado Laparra.

A modo de conclusión ha añadido que, “me gustaría subrayar que con este informe podemos resaltar el éxito que ha supuesto la puesta en marcha de la nueva ley foral del derecho a la inclusión social y a la renta garantizada, cumpliendo todos los objetivos que se había marcado, esto es; mejorar la gestión, la inclusión social e inserción en el empleo, y la lucha contra la pobreza, especialmente la pobreza infantil, todo ello sin olvidar el necesario control de la prestación que se ha visto igualmente reforzado".