Guía sobre valoración, reconocimiento y acreditación de la Discapacidad

 

Los servicios y prestaciones destinadas a personas con discapacidades se orientan, de manera prioritaria, al mantenimiento de la persona en su medio familiar y social con el mayor nivel de calidad de vida posible. Ello precisa de la valoración, reconocimiento y acreditación del grado y nivel de discapacidad, que permitan concretar las prestaciones a las que se tienen derecho.  Infórmate.

 

¿Qué se entiende por persona con discapacidad?

Son personas con discapacidad aquellas que presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente permanentes que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Para proceder al reconocimiento del grado de discapacidad, la persona interesada debe cumplimentar una Solicitud de Reconocimiento, que puede obtener en la Unidad de Barrio correspondiente o en el Servicio Social de Base de su localidad. La evaluación se realiza en los Centros de Atención a Personas con Discapacidad y se revisa a los dos años, a no ser que haya un diagnóstico diferente.

Tendrán la consideración de personas con discapacidad, a efectos de prestaciones, aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, sin perjuicio de que, para algunas, se exija un porcentaje superior. Las normas que regulen los beneficios o medidas de acción positiva podrán determinar los requisitos específicos para acceder a los mismos.

Se considerará, a efectos de la parte relacionada con los derechos a la igualdad de oportunidades y no discriminación, que presentan una discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.

¿Cómo se realiza la valoración?


La valoración y calificación del grado de discapacidad es uniforme en todo el territorio del Estado, garantizando con ello la igualdad de condiciones para el acceso del ciudadano a los beneficios, derechos económicos y servicios que los organismos públicos otorguen. La herramienta de valoración se ha establecido, para todo el territorio nacional, por Real Decreto, 1971/1999, de 23 de diciembre.

Para establecer el grado de discapacidad se aplican un baremo de contenido clínico para determinar las limitaciones en la actividad y un baremo de contenido social; este último de carácter complementario.

Cuando el porcentaje obtenido en la valoración de la discapacidad alcance al menos el 25 por 100, se le sumará la puntuación obtenida en el baremo de factores sociales complementarios, sin que ésta pueda sobrepasar los 15 puntos.
El reconocimiento del grado de discapacidad surtirá efectos a partir de la fecha de presentación de la solicitud.

 

La persona interesada no puede desplazarse al Centro de Atención a Personas con Discapacidad para acudir a la valoración, ¿qué hacer?

La persona interesada deberá acudir siempre al Centro de Atención. Si existe imposibilidad, el Equipo de Valoración estudiará la situación y decidirá si se puede valorar el grado de discapacidad en base a los informes médicos, sin que tenga que acudir la persona. En caso favorable, se valorará el grado de discapacidad. 

La valoración de la necesidad de ayuda de tercera persona se realizará en el domicilio de la persona interesada.
Para valorar la dificultad de uso de transporte colectivo es necesario acudir al Centro de Valoración.
 

¿Cuándo puedo pedir una revisión de la valoración de la discapacidad?

Según el artículo 11.2 del Real Decreto 1971/1999, que regula el procedimiento para el reconocimiento de  discapacidad, “se podrá instar la revisión del grado por agravamiento o mejoría siempre que, al menos, haya transcurrido un plazo mínimo de dos años desde la fecha en que se dictó resolución, excepto en los casos en que se acredite suficientemente error de diagnóstico o se hayan producido cambios sustanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento de grado, en que no será preciso agotar el plazo mínimo”. 
 

Si tengo el Certificado de discapacidad valorado en otra provincia y me traslado a vivir a Navarra, ¿tengo que valorarme de nuevo?


La calificación de discapacidad tiene validez estatal. Pero es necesario solicitar que trasladen el expediente a Navarra.
Los traslados de expedientes pueden pedirse en la comunidad de origen o en la de destino y se solicitan mediante instancia a cualquiera de los dos Centros de Atención a Personas con Discapacidad .
 

¿Teniendo una incapacidad de la Seguridad Social puedo conseguir el certificado de discapacidad de 33%?

El certificado de persona con discapacidad es independiente del grado de incapacidad laboral. Para conseguirlo, se somete a la persona interesada, en todos los casos, al baremo que determina el grado de discapacidad.
 

¿Existe un carnet o tarjeta que me acredite como persona con discapacidad?

Sí. Es un documento que acredita el reconocimiento del grado de discapacidad de su titular, dirigido a personas residentes en la Comunidad Foral de Navarra, que tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%. Permite acceder a determinadas prestaciones a estas personas en el sistema de protección social.
 

¿Qué condiciones determinan el reconocimiento de dificultades para el uso de transporte colectivo?

La determinación de la existencia de dificultades de movilidad para utilizar transportes colectivos se fija aplicando el baremo que figura como Anexo II del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre,  de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía.

Se considerará la existencia de tal dificultad siempre que el presunto beneficiario se encuentre incluido en algunas de las situaciones recogidas en los siguientes apartados:

A: Persona usuaria confinada en silla de ruedas.
B: Depende absolutamente de dos bastones para deambular.
C: Puede deambular, pero presenta conductas agresivas o molestas de difícil control, a causa de graves deficiencias intelectuales que dificultan la utilización de medios normalizados de transporte. O en los restantes apartados de dicho baremo alcance una puntuación mínima de 7 puntos.

Son personas con discapacidad aquellas que presentan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente permanentes que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con los demás.

Para proceder al reconocimiento del grado de discapacidad, la persona interesada debe cumplimentar una Solicitud de Reconocimiento, que puede obtener en la Unidad de Barrio correspondiente o en el Servicio Social de Base de su localidad. La evaluación se realiza en los Centros de Atención a Personas con Discapacidad y se revisa a los dos años, a no ser que haya un diagnóstico diferente.

Tendrán la consideración de personas con discapacidad, a efectos de prestaciones, aquellas a quienes se les haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, sin perjuicio de que, para algunas, se exija un porcentaje superior. Las normas que regulen los beneficios o medidas de acción positiva podrán determinar los requisitos específicos para acceder a los mismos.

Se considerará, a efectos de la parte relacionada con los derechos a la igualdad de oportunidades y no discriminación, que presentan una discapacidad en grado igual o superior al 33 por ciento los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.


La valoración y calificación del grado de discapacidad es uniforme en todo el territorio del Estado, garantizando con ello la igualdad de condiciones para el acceso del ciudadano a los beneficios, derechos económicos y servicios que los organismos públicos otorguen. La herramienta de valoración se ha establecido, para todo el territorio nacional, por Real Decreto, 1971/1999, de 23 de diciembre.

Para establecer el grado de discapacidad se aplican un baremo de contenido clínico para determinar las limitaciones en la actividad y un baremo de contenido social; este último de carácter complementario.

Cuando el porcentaje obtenido en la valoración de la discapacidad alcance al menos el 25 por 100, se le sumará la puntuación obtenida en el baremo de factores sociales complementarios, sin que ésta pueda sobrepasar los 15 puntos.
El reconocimiento del grado de discapacidad surtirá efectos a partir de la fecha de presentación de la solicitud.

 

La persona interesada deberá acudir siempre al Centro de Atención. Si existe imposibilidad, el Equipo de Valoración estudiará la situación y decidirá si se puede valorar el grado de discapacidad en base a los informes médicos, sin que tenga que acudir la persona. En caso favorable, se valorará el grado de discapacidad. 

La valoración de la necesidad de ayuda de tercera persona se realizará en el domicilio de la persona interesada.
Para valorar la dificultad de uso de transporte colectivo es necesario acudir al Centro de Valoración.
 

Según el artículo 11.2 del Real Decreto 1971/1999, que regula el procedimiento para el reconocimiento de  discapacidad, “se podrá instar la revisión del grado por agravamiento o mejoría siempre que, al menos, haya transcurrido un plazo mínimo de dos años desde la fecha en que se dictó resolución, excepto en los casos en que se acredite suficientemente error de diagnóstico o se hayan producido cambios sustanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento de grado, en que no será preciso agotar el plazo mínimo”. 
 


La calificación de discapacidad tiene validez estatal. Pero es necesario solicitar que trasladen el expediente a Navarra.
Los traslados de expedientes pueden pedirse en la comunidad de origen o en la de destino y se solicitan mediante instancia a cualquiera de los dos Centros de Atención a Personas con Discapacidad .
 

El certificado de persona con discapacidad es independiente del grado de incapacidad laboral. Para conseguirlo, se somete a la persona interesada, en todos los casos, al baremo que determina el grado de discapacidad.
 

Sí. Es un documento que acredita el reconocimiento del grado de discapacidad de su titular, dirigido a personas residentes en la Comunidad Foral de Navarra, que tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%. Permite acceder a determinadas prestaciones a estas personas en el sistema de protección social.
 

La determinación de la existencia de dificultades de movilidad para utilizar transportes colectivos se fija aplicando el baremo que figura como Anexo II del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre,  de procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía.

Se considerará la existencia de tal dificultad siempre que el presunto beneficiario se encuentre incluido en algunas de las situaciones recogidas en los siguientes apartados:

A: Persona usuaria confinada en silla de ruedas.
B: Depende absolutamente de dos bastones para deambular.
C: Puede deambular, pero presenta conductas agresivas o molestas de difícil control, a causa de graves deficiencias intelectuales que dificultan la utilización de medios normalizados de transporte. O en los restantes apartados de dicho baremo alcance una puntuación mínima de 7 puntos.