22 de abril de 2022

Salud extenderá la Estrategia Navarra de Atención a la Urgencia Vital a otras 33 localidades navarras

Con esta nueva fase llegará a 70 localidades ya que desde 2020 se había implantado en 37 localidades alejadas de los centros de urgencias
videocam Salud extenderá la Estrategia Navarra de Atención a la Urgencia Vital a otras 33 localidades navarras. collections Galería de imágenes

La Estrategia Navarra de Atención a la Urgencia Vital –que se presentó en 2020- se va a extender a toda la Comunidad Foral, incluidas las localidades que se encuentran a una distancia de entre 15 y 20 minutos de un centro de urgencias. Durante la pandemia se llegó a 37 localidades situadas a más de 20 minutos de un centro de urgencias, y se completarán, para mediados del próximo año, con otros 33 municipios ubicados entre los 15 y 20 minutos de un centro de urgencias, con lo que se llegará a las 70 localidades.

La Estrategia Navarra de Atención a la Urgencia Vital –que se presentó en 2020- se va a extender a toda la Comunidad Foral, incluidas las localidades que se encuentran a una distancia de entre 15 y 20 minutos de un centro de urgencias. Durante la pandemia se llegó a 37 localidades situadas a más de 20 minutos de un centro de urgencias, y se completarán, para mediados del próximo año, con otros 33 municipios ubicados entre los 15 y 20 minutos de un centro de urgencias, con lo que se llegará a las 70 localidades.

La estrategia, iniciativa del Departamento de Salud, incluye acciones de formación diseñadas por responsables de los códigos tiempo-dependientes en el ámbito hospitalario y están dirigidas a los servicios de Urgencias Extrahospitalarias, centros de salud con puntos de Atención Continuada, a profesionales no sanitarios que intervienen en las urgencias (cuerpo de bomberos y de seguridad, profesorado, etc.) y a la ciudadanía en general. Las urgencias tiempo-dependientes son aquellas con riesgo vital, en cuyo pronóstico influye de forma determinante el tiempo de reacción y la efectividad de las medidas que se adopten para tratar de salvar la vida de las personas.

La consejera de Salud, Santos Indurain, acompañada por el presidente de la Federación Navarra de Municipios y Consejos (FNMC), Juan Carlos Castillo, y el subdirector de Urgencias de Navarra y director técnico de la Atención a la Urgencia Vital, Kiko Betelu, han presentado en rueda de prensa los datos de la atención urgente en la Comunidad Foral.

71 sesiones formativas a profesionales y se ha instruido a 258 ciudadanos

Durante estos dos últimos años se han actualizado los Códigos T-D (tiempo-dependientes) y de primeras medidas, y se ha creado el grupo de formadores en urgencias T-D, con profesionales sanitarios de urgencias y de los centros de salud rurales. Se impartieron un total de 71 sesiones a los y las profesionales de los centros de salud y del Servicio de Urgencias Rural (SUR).

Desde 2020, se identificaron los 37 municipios que se encuentran a más de 20 minutos de un centro de urgencias, y se les dotó de DESA (desfibrilador externo semiautomático) a los 18 municipios que no lo tenían, así como de kits de hemorragia, y se impartió formación en todos estos municipios a un total de 258 ciudadanos.

Está previsto para el próximo año, la capacitación en urgencias tiempo-dependientes a las y los profesionales de las zonas básicas de Baztán y de las comarcas de los Pirineos. También se va a dotar de material de entrenamiento y reciclaje en emergencias todos los centros de salud y un plan de entrenamiento.

Agradecimiento a los y las profesionales

Santos Induráin ha reconocido “el gran esfuerzo y la capacidad de trabajo de los y las profesionales sanitarias que durante estos dos años de pandemia han tenido que hacer frente a las atenciones de Covid y no Covid”. Ha agradecido, asimismo, “el esfuerzo desarrollado por el equipo de la Subdirección de Urgencias Extrahospitalarias (SUE) de Primaria, que ha llevado el peso, además de otros procesos especiales como el sistema de detección y vacunación del COVID-19, así como por los y las profesionales del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, de los centros de salud y hospitales”.

La consejera de Salud también ha destacado la colaboración entre el Departamento de Salud y las entidades locales –y la sociedad civil con intervenciones comunitarias- “que ha sido, es y será fundamental en este nuevo escenario en el que nos encontramos”.

Por su parte, el presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo, ha destacado la necesidad de mantener unos servicios públicos de calidad en las zonas rurales y, especialmente, en las más desfavorecidas, y ha puesto de manifiesto que este proyecto se alinea con este objetivo y con el objetivo general de lucha contra el despoblamiento.

“Somos conscientes –ha dicho- de que no podemos tener un centro de salud en cada pueblo, pero el proyecto del Departamento, desde el realismo, pero también desde la ambición, el compromiso y el rigor técnico, puede mejorar de forma considerable la atención de los casos en los que el tiempo de atención es clave para la supervivencia. Y esto es algo realmente importante”, ha indicado Castillo. En este sentido, -ha señalado-, que los vecinos y las vecinas de los pueblos no solo exigen servicios, sino que están dispuesto a contribuir a ello. “El compromiso de la ciudadanía con este programa es notable. Así se pone de manifiesto en la cifra de 258 vecinos y vecinas que han decidido formarse en la atención urgente de las patologías que se incluyen en el mismo. En definitiva, desde los pueblos, exigimos, pero también estamos dispuestos a aportar”.

En Navarra se producen 2.700 urgencias con riesgo vital al año

En la Comunidad Foral se producen al año un total de 2.700 urgencias con riesgo vital, que originan 561 fallecimientos de media. El objetivo fundamental de la estrategia es mejorar la supervivencia y las secuelas graves en las personas que sufran estas patologías vitales, y mejorar así la equidad de las distintas del territorio.

En Navarra, la supervivencia sin secuelas en paradas cardiacas, la más grave de estas urgencias, se sitúa en el 15%, la cifra más alta a nivel estatal pero muy lejos de la lograda por la ciudad de Seattle, en el estado de Washington (EEUU), donde la cifra de supervivencia sin secuelas se sitúa en el 50%.

Códigos Tiempo-Dependientes

La intervención del Departamento de Salud en las urgencias tiempo-dependientes está organizada en base a los Códigos T-D, que están definidos en cinco grupos de urgencias con riesgo vital: paradas cardiorrespiratorias, infartos de miocardio, ictus, traumatismos graves y sepsis.

Las posibilidades de sobrevivir a cualquiera de estas graves situaciones o de quedar sin secuelas importantes dependen de la calidad de los servicios sanitarios intervinientes, tanto extrahospitalarios como hospitalarios, pero también dependen, según ha remarcado el subdirector de Urgencias de Navarra y director técnico de la Atención a la Urgencia Vital, Kiko Betelu, “de la implicación de toda la ciudadanía, tanto en la detección precoz, como en la aplicación de maniobras que salvan vidas. Por ello, la formación resulta determinante tanto en los y las profesionales no específicamente especializadas en emergencias como en la ciudadanía en general”.

Mejora de las prestaciones del helicóptero medicalizado en las zonas rurales más alejadas

La estrategia contempla también la mejora de las prestaciones del helicóptero medicalizado del Gobierno de Navarra en sus intervenciones en las zonas rurales más alejadas. Así, se va a poner en marcha un plan de reorganización de los recursos humanos para que un equipo esté en la base del helicóptero y se consiga la salida en 3-4 minutos. También se va a identificar helisuperficies en los municipios para facilitar el aterrizaje del helicóptero. En 2021, el helicóptero realizó 220 intervenciones en urgencias potencialmente vitales en las zonas rurales y en la red de carreteras de Navarra.