(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

 Imagen decorativa
Dependencia

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

enlaces relacionados

Ayudas y servicios para las personas que, por razones derivadas de la edad, la enfermedad o la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan ayudas o apoyos para realizar actividades básicas de la vida diaria.

Ayuda a las personas dependientes.

imagen destacados

El reconocimiento del grado de dependencia es el paso previo para acceder a los servicios para personas dependientes.

La atención a la dependencia de personas mayores se está configurando como una de las necesidades sociales emergentes más característica de nuestro tiempo. La combinación de factores demográficos y sociales está produciendo un notable aumento en el número de dependientes, entendiendo por “dependientes”  aquellas personas que presentan una pérdida más o menos importante de su autonomía funcional en el desarrollo de las actividades básicas de la vida diaria y , por lo tanto, necesitan de la ayuda de otras para poder desenvolverse. Evidencia que coincide además con otras realidades como son  el envejecimiento de la población, el cambio en el modelo de familia y la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

En Navarra, el sistema de protección y atención a la dependencia se nutre de dos ambiciosas normas que sustentan el actual sistema: La Ley foral 15/2006 de Servicios Sociales y La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia.

Navarra, en ejercicio de sus competencias exclusivas en materia de servicios sociales, aprobó la Ley Foral 15/2006, de 14 de diciembre, de Servicios Sociales (en adelante Ley Foral de Servicios Sociales), primera ley de cuarta generación que no solo establece el derecho subjetivo de las personas dependientes a los servicios sociales, sino que lo extiende, por primera vez en España, al resto de colectivos objeto de nuestra atención, como son las personas mayores, las personas con discapacidad o con enfermedad mental que no están en situación de dependencia, las personas en situación de exclusión social, los menores en situación de desprotección o conflicto social o en riesgo de estarlo, y las víctimas de la violencia de género.

De este modo, Navarra fue la primera comunidad en pasar de un sistema social asistencialista, en el que la atención dependía de la consignación presupuestaria, a un sistema de garantía de derechos, en el que se estableció de forma clara los derechos y las condiciones para estos colectivos y las obligaciones que asumía el Gobierno de Navarra.

Al mismo tiempo, se aprobó en el ámbito estatal, la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia, que regulaba el derecho de las personas dependientes a ser atendidas, lo que ocasionó que se integraran sus principios en la norma foral.

En Navarra, desde finales de 2006, ya se puso en marcha el sistema para aplicar la atención a la dependencia y se desarrollaron los instrumentos, ya en vigor, para desarrollarla: la Cartera de Servicios Sociales de Ámbito General y el Plan Estratégico de Servicios Sociales de Navarra.

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web