(ir al contenido)

Instituto de
Salud Pública y Laboral de Navarra

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

enlaces relacionados

contacto de esta sección

Promoción de la Salud

Plan Foral de Drogodependencias

Leyre, 15

31003 Pamplona

Tel.: 848 42 14 39

Fax: 848 42 34 74

pfdrogod@navarra.es

.

- Mi hijo/hija consume

Intente no alarmarse y actúe con calma.

Consulte con el médico de cabecera, éste y otro personal sanitario del centro de salud podrá guiarle.

Si cree que puede hablar del tema con su hijo/hija busque el momento que pueda ser más propicio.

Dialogue de manera adecuada, buscando un clima de confianza y respeto mutuo, para saber:

  • El tipo de sustancia consumida. La dosis y la frecuencia.
  • El nivel de información que tiene su hijo o hija sobre ese consumo y esa droga, y otras.
  • Valore la situación: grado de riesgo/abuso.
  • Ofrezca su apoyo y ayuda a su hijo/hija.

Infórmese de los recursos existentes, no espere para consultar con un profesional.

Y cuando hablar es imposible

Hablar es lo que más se recomienda a las personas que quieren ayudar a alguien que consume drogas, aunque a veces es complicado.

En la relación padres-hijos el diálogo puede ser difícil. El adolescente trata con frecuencia de preservar su intimidad mientras que los padres, preocupados, pueden realizar muchas preguntas.

Los límites son vividos como impedimentos y en general si la presión aumenta los adolescentes responden limitando la comunicación.

Hablar puede ser también complicado porque no es fácil que un consumidor reconozca que puede tener problemas de consumo.

De cualquier forma, los padres pueden mostrar a su hijo/a sus preocupaciones, expresar sus dudas y dejar claro que lo que su hijo/a ve como normal para otros puede ser una preocupación.

Hablar no va a producir como resultado inmediato que deje de consumir, pero es la forma de establecer (o reestablecer) un intercambio y confianza mutuas, de cuestionar determinados hábitos, incitar a la reflexión y crear cierta complicidad.

Hablar es en definitiva, un medio necesario, no un fin en si mismo. Puede que se sienta mejor después de haberlo hecho, aunque el problema persista, porque ha conseguido trasladar su preocupación y su punto de vista sobre el tema a su hijo/a.

En ocasiones también puede ser necesario contar con ayuda externa, apoyarse en alquien que pueda darle información, sugerencias o facilitar que se hable de un tema que en el seno de la familia no resulta fácil. No dude para ello en recurrir a algún profesional.

- Soy consumidor

Busca el apoyo de personas en las que confíes. Si no sabes a quién recurrir  busca apoyo en el centro de salud a través de tu médico de cabecera.

Haz un pequeño balance de lo que consumes, cuándo, cómo, dónde, en que situaciones, con que personas y por que o para que consumes.

Reflexiona sobre las ventajas e inconvenientes.

Evita situaciones que te lleven a consumir: quedar con ciertas personas, prepara respuestas para aquellos que te pueden hacer preguntas sobre cambios en el consumo, haz actividades que te gusten.

Busca el apoyo de un profesional, con su ayuda dejarlo será más fácil.

- Un amigo/a consume, mi hermano/a consume

Busca un momento adecuado para hablar con él/ella, cuando creas que pueda estar receptivo/a. Háblale de como te preocupa su consumo, sin hacer dramas, juicios ni lanzar mensajes moralistas o sermones. Habla con calma, intenta desdramatizar la situación para que la conversación sea más fácil. Escúchale y muéstrale tu apoyo.

Sugiérele recurrir a algún profesional, centro de salud o entidades sociales que puedan ofrecerle información y apoyo.

Identifica tus propios límites, ten claro hasta donde puedes ayudarle sin tomar la responsabilidad.

No le facilites dinero o formas de conseguirlo si crees que va a ser para tomar drogas.

- Tu padre o tu madre consume

Tener un padre o una madre que consume no es fácil. Su consumo no debe conducirle en ningún caso a tener una conducta inadecuada o violenta hacia ti o haciar personas de vuestro entorno. Tampoco a desatenderos o descuidaros. Si este fuera el caso, debes buscar alguien de confianza con quien tratar el tema, algún familiar o un profesional.

Es importante que seas consciente de que no tienes ninguna responsabilidad en esta situación y de que no puedes ejercer el rol de padre o madre sobre tus padres.

Si el consumo es frecuente, necesitará probablemente la ayuda de un profesional. Puedes decirle como ves la situación y sugerirle consultar a un profesional que pueda ayudarle.

- Algunos amigos/as me presionan a consumir

En ocasiones no es fácil hablar de forma "seria" y reflexiva con los amigos. Para conseguirlo suele ser útil iniciar la conversación cuando no estáis muchos, primero cuando hay un solo amigo/a, tratar de que este haga su propia reflexión sobre el tema y de esta forma, después cuando estéis en grupo ya tendréis una reflexión y opinión individual formada.

Es conveniente tener información fiable sobre las drogas. Es la mejor manera de tomar decisiones.

También conviene tener preparadas algunas respuestas ante posibles presiones:

  • Paso, no necesito eso para estar de marcha.
  • Paso, he quedado después con ... y quiero estar bien.
  • Paso de tener problemas.
  • Paso turno, eso no va conmigo.
  • Paso, mañana tengo muchas cosas que hacer y si tomo eso estaré KO.
  • Respeta mi decisión, paso.

Si en algunas situaciones te resulta muy difícil decir que no, intenta pensar en las personas que quieres, si a ellas le gustaría verte bajo los efectos de las sustancias, como les puede afectar, piensa en otras cosas que podrías hacer, tu mejor amigo/a, tu música, el empleo que te gustaría conseguir...

 

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web