(ir al contenido)

Logotipo RIIOPN

Castellano | Euskara | Français | English

Zona pública


Reflexiona sobre tu punto de partida

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook

Es el primer paso antes de iniciar la búsqueda de empleo. Se trata de que reflexiones sobre:

1-1       Qué puedes ofrecer al mercado de trabajo: Tus puntos y débiles.

1-2        La ocupación que quieres desempeñar: Tu objetivo profesional.


1-1.- Puntos fuertes y débiles.

        En la actualidad, las empresas ya no se conforman con personal que tenga determinados conocimientos y habilidades laborales, sino que también van a requerir personas que posean unas características personales determinadas.
Deberás analizar, reflexionar sobre tus puntos fuertes y débiles para poder determinar tu perfil personal y profesional. Para ello deberás responder a preguntas como:

        ¿Cómo soy? Analiza el conjunto de rasgos que te definen. ¿Eres una persona: activa, decidida, habladora, inquieta, mañosa, luchadora, discreta, tranquila, lógica, cauta, indecisa, etc.?

 

Trabajador cortando maderas

       ¿Qué sé? y ¿Qué sé hacer?. Piensa en tus habilidades y capacidades innatas, propias, o aprendidas Considera todos los conocimientos adquiridos en la formación académica, no académica y en tu propio aprendizaje. Y no olvides las competencias adquiridas a través de la experiencia laboral, analiza el trabajo que has desarrollado a lo largo de tu vida laboral, que abarque prácticas laborales, voluntariados, tareas remuneradas o no, etc.

        ¿Qué me gusta hacer?  Que actividades te despiertan más interés: Es útil que valores si prefieres trabajar sólo/a, en equipo, en oficinas, al aire libre, en grandes o pequeñas empresas, etc.

        ¿En qué condiciones deseo trabajar? Las condiciones que rodean al puesto de trabajo: horarios, desplazamientos, descansos, tareas, responsabilidad, salario, etc.

        ¿Qué significa para mí el trabajo? Es otro aspecto importante a valorar. Depende de tu decisión el tipo de vida que vas a llevar. El trabajo te marcará el ritmo de vida. Analiza que supone para ti: una fuente de ingresos, un vehículo de desarrollo personal una obligación, un reto, una manera de adquirir categoría o prestigio social, una pasión, etc…
        Contestar debidamente a todas estas preguntas, te ayudará a levantar los pilares necesarios para iniciar con buen pie tu búsqueda activa de empleo.


1-1.1 Expectativas de Éxito:

       
En este camino es realmente importante que te sientas capaz de alcanzar los objetivos que te marques, estamos hablando de tener confianza en uno mismo.

        Además de creer en tus fuerzas, es fundamental saber que gran parte del resultado depende de ti, de los pasos que des. Por ello diseñar tu plan de búsqueda y prepararte para superar los procesos de selección correspondientes te ayudarán a sentirte más seguro de ti mismo y ampliar las posibilidades de alcanzar el empleo que te plantees.

        Pensar que puedes conseguirlo provocará que tengas un nivel de motivación suficiente para llevar a cabo tu planificación de tareas. Lo que pienso, lo que siento y lo que hago está íntimamente relacionado. Tanto es así que si piensas que no vas a conseguir un empleo, te sentirás francamente mal y no tendrás ánimo de dar un solo paso en esta dirección.

        Confía en tu capacidad, gran parte del éxito depende de ti, por lo tanto piensa que puedes conseguirlo y así lo harás.

        Tener carné de conducir y/o vehículo propio, que las empresas tengan medio de transporte o que al lugar donde se ubican llegue un autobús, la disponibilidad temporal que tengas o lo importante que sea para ti vivir en un lugar determinado, te condicionarán en las decisiones que tengan que ver con el lugar en el que buscas empleo.

       Ten en cuenta que en la actualidad para buscar un empleo las posibilidades no se acaban en tu localidad. Deberás valorar la posibilidad de trabajar en otros lugares, Comunidades Autónomas, países…




1-2 La ocupación que quieres desempeñar: tu objetivo profesional

         ¿Qué ocupación quieres desempeñar?  ¿Cuál es tu ocupación ideal? ¿Estás dispuesto a desempeñar otras ocupaciones?
         Durante el proceso de búsqueda de trabajo es importante saber qué tipo de ocupaciones estás dispuesto a aceptar o rechazar, y por qué razones.
        Marca tu Objetivo Profesional: una ocupación adecuada a tus características personales, profesionales y a tu situación personal.
        Tener en un momento determinado un Objetivo Profesional no quiere decir que no se pueda cambiar.

Existen dos niveles:
        Objetivo Profesional Principal: Se trata de tu profesión ideal, aquella que cumple todas tus expectativas e intereses tanto personales como profesionales. Suele coincidir con el objetivo profesional a largo plazo.

        Objetivo Profesional Secundario o Trampolín: Son otros puestos de trabajo que te permitan alcanzar tu Objetivo Principal. Estos Objetivos Secundarios pueden aportarte experiencia y respaldo económico para seguir formándote en lo que realmente te interesa.

        Lo mejor sería que establecieses una lista de objetivos profesionales por orden de preferencia.
        Ten en cuenta que para elegir o modificar tú objetivo profesional debes acudir a la formación. El tiempo que dediques a formarte considéralo como una inversión.


1-2.1 Planificar un Itinerario de Inserción Profesional:

       
Para planificar tu itinerario y para contrastarlo, puedes acudir a una persona experta en orientación y/o a personas que estén trabajando en el mismo ámbito al que tú aspiras.
        No debes olvidar tus características personales, cómo eres, cómo te ven los demás y las que se solicitan para el puesto de trabajo que quieres conseguir … Así podrás resaltar como puntos fuertes, aquellas en las que coincidan y ser consciente de aquellas que puedan resultar más complicadas de argumentar en los procesos de selección en los que participes.

        Una vez que tengas claro tu objetivo, ya puedes planificar tu búsqueda de empleo con garantías de éxito.

        En resumen:
            a) Analiza tus puntos fuertes y débiles.
            b) Confía en ti mismo.
            c) Ten claro cuál es tu disponibilidad real.
            d) Diseña tu plan de búsqueda. Contacta con los profesionales que te pueden ayudar.
            e) Establece tu objetivo profesional, pero no pierdas de vista otras posibilidades.

¿Cómo puedo encontrar ese empleo?

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web