(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Twitter
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

tan@cfnavarra.es

Tfno: 848 42 36 00
Fax: 848 42 36 06
C/ Iturrama 10, entreplanta (entrada por C/ Esquiroz)

Horario de atención al público:  Lunes a Viernes, de 8,00 h. a 14,30 h.

18-00946

  • Nº Expediente 18-00946
  • Nº Resolución 01775/18
  • Fecha resolución 13-09-2018
  • Sección TAN Tercera
  • Materia 1
    • Responsabilidad Patrimonial; Relación de causalidad 11;11.1
  • Materia 2
  • Materia 3
  • Materia 4
  • Disposición 1
    • Norma Ley Foral
    • Título 17/2005
    • Tipo 1
    • Número 86
  • Disposición 2
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 3
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 4
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Tema Responsabilidad por daños en cultivos causados por fauna cinegética.
  • Resumen

    Estos daños ocasionados por la fauna cinegética se rigen por un sistema de responsabilidad objetiva.

    Lo anterior conlleva que el titular del aprovechamiento cinegético es responsable de los daños patrimoniales que causen las especies cinegéticas que pertenezcan a su Coto.

    Al no encontrarnos en un sistema de responsabilidad por culpa, sino objetiva, para que el daño sea indemnizable, además de ser real y efectivo, evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas, debe incidir sobre bienes o derechos, no sobre meras expectativas, debe ser imputable a la Administración y por último debe derivarse, en una relación de causa a efecto, de la actividad de aquélla, correspondiendo la prueba de la concurrencia de todos estos requisitos al que reclama.

  • Sentido de la Resolución
    • Desestimación
  • Contencioso Administrativo
    • Nº Recurso 1
    • Organo Judicial 1
    • Sentencia fecha 1
    • Sentido fallo 1
    • Nº Recurso 2
    • Organo Judicial 2
    • Sentencia fecha 2
    • Sentido fallo 2
    • Apelación
    • Sentencia fecha - Apelación
    • Sentido fallo - Apelación
  • Resolución

    Visto por del Tribunal Administrativo de Navarra el expediente del recurso de alzada número 18-00946, interpuesto por DON ............, en nombre y representación de “S.A.T. .............”, contra resolución de la Alcaldía del AYUNTAMIENTO DE TUDELA de fecha 21 de marzo de 2018, desestimatoria del recurso de reposición interpuesto contra resolución de la propia Alcaldía de fecha 9 de febrero de 2018, sobre denegación de indemnización por daños ocasionados en cultivos agrícolas por jabalíes.

    Ha sido Ponente don Raúl-Antonio Cruzado Espinoza.

    ANTECEDENTES DE HECHO

    1º.- Se interpone el presente recurso de alzada contra resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Tudela de 21 de marzo de 2018, desestimatoria del recurso de reposición interpuesto contra resolución de la propia Alcaldía de 9 de febrero de 2018, sobre denegación de indemnización por daños ocasionados en cultivos agrícolas por jabalíes.

    2º.- El Ayuntamiento de Tudela remitió el expediente con los antecedentes acreditativos de su actuación junto a un informe en su defensa. Solicita la desestimación del recurso de alzada.

    3º.- Comparece en el presente expediente, como tercero interesado, don ..........., en nombre y representación de “............. S.A.”, presentando escrito de alegaciones en defensa del acto impugnado.

    4º.- Propuesta por las partes la práctica de prueba, se admiten los documentos aportados junto con el escrito de recurso así como los integrantes del expediente administrativo remitido por la entidad local, rechazando el resto por no considerarlo necesario para dictar resolución.

    FUNDAMENTOS DE DERECHO

    PRIMERO.- La cuestión planteada en esta alzada se refiere a determinar la posible responsabilidad del Ayuntamiento de Tudela en la producción de daños al recurrente, sufridos en sus cultivos agrícolas, por jabalíes.

    Señala la parte recurrente, en síntesis, que los daños fueron comunicados en el momento en que fueron conocidos y que tanto la entidad local como su aseguradora disponen de todos los elementos necesarios para proceder a la indemnización de dichos daños.

    El informe municipal postula que el recurso de alzada debe desestimarse por no existir relación de causalidad, pues no se acredita que los animales provengan del Coto de caza de Tudela, ni que las medidas adoptadas por el Ayuntamiento hayan sido ineficaces

    El tercero interesado alega falta de competencia de la jurisdicción contencioso-administrativa, ausencia de prueba de los daños sufridos y falta de acreditación de que los mismos sean consecuencia de una gestión negligente del Coto municipal de caza de Tudela.

    SEGUNDO.- Sobre la competencia de la jurisdicción contencioso-administrativa.

    Respecto a la competencia del orden contencioso-administrativo en relación a la presente reclamación de responsabilidad patrimonial al Ayuntamiento de Tudela debemos señalar que el artículo 9.4 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, establece los asuntos en los que es competente la jurisdicción contencioso-administrativa, disponiendo que:

    “(…)

    Conocerán, asimismo, de las pretensiones que se deduzcan en relación con la responsabilidad patrimonial de las Administraciones públicas y del personal a su servicio, cualquiera que sea la naturaleza de la actividad o el tipo de relación de que se derive. Si a la producción del daño hubieran concurrido sujetos privados, el demandante deducirá también frente a ellos su pretensión ante este orden jurisdiccional. Igualmente conocerán de las reclamaciones de responsabilidad cuando el interesado accione directamente contra la aseguradora de la Administración, junto a la Administración respectiva.

    También será competente este orden jurisdiccional si las demandas de responsabilidad patrimonial se dirigen, además, contra las personas o entidades públicas o privadas indirectamente responsables de aquéllas” (este y los siguientes subrayados son nuestros).

    Por otro lado, el artículo 2.e de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa, dispone que el orden jurisdiccional contencioso-administrativo conocerá de las cuestiones que se susciten en relación con:

    “La responsabilidad patrimonial de las Administraciones públicas, cualquiera que sea la naturaleza de la actividad o el tipo de relación de que derive, no pudiendo ser demandadas aquéllas por este motivo ante los órdenes jurisdiccionales civil o social, aun cuando en la producción del daño concurran con particulares o cuenten con un seguro de responsabilidad”.

    Por lo tanto, es clarísima la competencia de la jurisdicción contencioso-administrativa (y por ende de este Tribunal) para conocer de este asunto, por lo que procede desestimar esta alegación.

    TERCERO.- La responsabilidad patrimonial que se reclama a la entidad local se basa en los daños ocasionados en los cultivos agrícolas por jabalíes.

    El Decreto Foral 48/2007, de 11 de junio, por el que se aprueba el reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra, califica al jabalí como una especie cinegética de la Comunidad Foral de Navarra (artículo 2.1).

    En relación a los daños causados por la fauna cinegética el artículo 86 de la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra dispone lo siguiente:

    “1. Los daños causados por la fauna cinegética en accidentes de carretera, se indemnizarán de acuerdo a lo establecido en la normativa básica sobre seguridad vial.

    2. El resto de daños causados por la fauna cinegética o pesquera se indemnizará por quienes resulten responsables conforme a la legislación civil, excepto los daños producidos por la fauna cinegética que habite en el interior de zonas vedadas a la caza por razones de seguridad y que cuenten con zonas adyacentes valladas en toda su longitud, en los que se considerará responsable al propietario, titular o concesionario de las mismas.

    3. Lo dispuesto en este artículo será de aplicación a partir del día 1 de marzo de 2016”.

    Según numerosas sentencias de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (por todas la sentencia número 18, de 18 de noviembre de 2009 -ECLI:ES:TSJNA:2009:937-) la legislación civil aplicable en esta materia no es el Fuero Nuevo de Navarra, sino la Ley de Caza del Estado (Ley 1/1970). La explicación, de nuestro Tribunal Superior de Justicia, es que el Fuero Nuevo de Navarra constituye la norma civil general en esta materia (su Ley 488.2) mientras que la Ley de Caza del Estado (su artículo 33.1) constituye la norma civil especial, por lo que prevalece.

    El artículo 33 de la Ley 1/1970, de 4 de abril, de Caza, relativo a la responsabilidad por daños, dispone:

    “Uno. Los titulares de aprovechamientos cinegéticos definidos en el artículo 6 de esta Ley, serán responsables de los daños originados por las piezas de caza procedentes de los terrenos acotados. Subsidiariamente, serán responsables los propietarios de los terrenos.

    Dos. La exacción de estas responsabilidades se ajustará a las prescripciones de la legislación civil ordinaria, así como la repetición de responsabilidad en los casos de solidaridad derivados de acotados constituidos por asociación.

    Tres. De los daños producidos por la caza procedente de Refugios, Reservas Nacionales y Parques Nacionales y de los que ocasione la procedente de terrenos de caza controlada responderán los titulares de los aprovechamientos de caza y subsidiariamente el Servicio de Pesca Continental, Caza y Parques Nacionales.

    Cuatro. En aquellos casos en que la producción agrícola forestal o ganadera de determinados predios sea perjudicial por la caza, el Ministerio de Agricultura, a instancia de parte, podrá autorizar a los dueños de las fincas dañadas, y precisamente dentro de éstas, a tomar medidas extraordinarias de carácter cinegético para proteger sus cultivos.

    Cinco. Todo cazador estará obligado a indemnizar los daños que causare con motivo del ejercicio de la caza, excepto cuando el hecho fuera debido únicamente a culpa o negligencia del perjudicado o a fuerza mayor. En la caza con armas, si no consta el autor del daño causado a las personas, responderán solidariamente todos los miembros de la partida de caza”.

    El citado artículo 6 de la mencionada Ley de Caza señala:

    “Los derechos y obligaciones establecidos en esta Ley, en cuanto se relacionan con los terrenos cinegéticos, corresponderán al propietario o a los titulares de otros derechos reales o personales que lleven consigo el uso y disfrute del aprovechamiento de la caza”.

    CUARTO.- Estos daños ocasionados por la fauna cinegética (distintos a los daños señalados en el apartado 1 del artículo 86 de la Ley Foral 17/2005) se rigen por un sistema de responsabilidad objetiva (así lo establece la citada sentencia número 18, de 18 de noviembre de 2009, del Tribunal Superior de Justicia de Navarra -como también el Tribunal Supremo, en su sentencia de la Sala de lo Civil número 912, de 23 de julio de 2007-).

    Lo anterior conlleva que el titular del aprovechamiento cinegético es responsable de los daños patrimoniales que causen las especies cinegéticas que pertenezcan a su Coto.

    Al no encontrarnos en un sistema de responsabilidad por culpa, sino objetiva, para que el daño sea indemnizable, además de ser real y efectivo, evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas, debe incidir sobre bienes o derechos, no sobre meras expectativas, debe ser imputable a la Administración y por último debe derivarse, en una relación de causa a efecto, de la actividad de aquélla, correspondiendo la prueba de la concurrencia de todos estos requisitos al que reclama.

    El artículo 20.2.i) de la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra, establece entre los deberes del titular del coto el de “adoptar las medidas necesarias para prevenir daños”. Esto es precisamente lo que realizó el Ayuntamiento de Tudela al aprobar un protocolo de comunicación y actuación de daños en cultivos agrícolas para paliar en lo posible los mismos y actuar con la mayor rapidez siendo el agricultor la pieza fundamental para poner en marcha las medidas necesarias.

    Consta en el expediente administrativo (folios 62 a 74) que el interesado presentó al Ayuntamiento de Tudela en anteriores ocasiones durante el año 2017 solicitudes de actuación por daños cinegéticos en otras parcelas distintas a las reclamadas en la presente alzada.

    En todas esas ocasiones (fueron cinco) señala el informe del Guarda Rural Municipal, de 23 de noviembre de 2017, que:

    “(…) Se ha llevado un riguroso seguimiento de todas las parcelas, evaluando el problema que afectaba a cada una de ellas y se han tomado las medidas necesarias para solucionar el problema (…)”.

    El citado informe, en relación a los daños en las parcelas por las que se reclama en la presente alzada, señala:

    “Informo que no consta en el registro de este Ayuntamiento ninguna “Solicitud de actuación por daños cinegéticos” en las parcelas mencionadas en la instancia de fecha 3/11/2017; por lo cual no se ha realizado ninguna actuación al respecto”.

    Por otra parte, el informe pericial de 18 de diciembre de 2017 que consta en el expediente, folios 88 y 89, señala:

    “(…) Cabe destacar que en las parcelas en las que se actuó a lo largo del año para controlar la fauna, actualmente no presentan daños o al menos no han sido reclamados.

    La primera notificación de daños en las fincas que nos ocupan, se recibió por parte de los responsables del coto de Tudela 3 de noviembre de 2017. Ante estas circunstancias, difícilmente pudo actuar el servicio de guardería forestal del coto sobre la población de jabalí para evitar los daños reclamados si éstos se reclaman después de haber ocurrido en lugar de hacerlo cuando se vieron los primeros daños”.

    Se aprecia que el recurrente era conocedor de la existencia del protocolo de actuación por daños cinegéticos pues solicitó la activación de dicho protocolo hasta en cinco ocasiones anteriores durante el año 2017, lo que permitió que la entidad local realizara las actuaciones necesarias para solucionar el problema.

    Sin embargo, por los daños en las parcelas que se reclama en el presente recurso de alzada no solicitó la activación del mencionado protocolo ya que esperó a sufrir dichos daños para, con fecha 3 de noviembre de 2017, presentar la reclamación de responsabilidad patrimonial frente al Ayuntamiento de Tudela.

    Por lo tanto es la propia acción (o inacción -por falta de adopción de medidas necesarias tan sencillas como solicitar al Ayuntamiento de Tudela la activación del protocolo de actuación por daños cinegéticos-) de la parte recurrente la que ha ocasionado los daños en sus cultivos rompiendo el nexo causal que pretende imputar a la Administración municipal.

    Lo anterior conlleva la desestimación del recurso de alzada.

    Por todo lo expuesto, el Tribunal,

    RESUELVE: Desestimar el recurso de alzada más arriba indicado interpuesto contra resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Tudela de 21 de marzo de 2018, desestimatoria del recurso de reposición interpuesto contra resolución de la propia Alcaldía de 9 de febrero de 2018, sobre denegación de indemnización por daños ocasionados en cultivos agrícolas por jabalíes, por ser dicha resolución conforme a Derecho.

    Así por esta nuestra resolución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Roberto Rubio.- Gabriel Casajús.- Raúl-Antonio Cruzado.- Certifico.- María García, Secretaria.-

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web