(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Twitter
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

tan@cfnavarra.es

Tfno: 848 42 36 00
Fax: 848 42 36 06
C/ Iturrama 10, entreplanta (entrada por C/ Esquiroz)

Horario de atención al público:  Lunes a Viernes, de 8,00 h. a 14,30 h.

18-00810

  • Nº Expediente 18-00810
  • Nº Resolución 01729/18
  • Fecha resolución 10-09-2018
  • Sección TAN Tercera
  • Materia 1
    • Responsabilidad Patrimonial; Relación de causalidad 11;11.1
  • Materia 2
  • Materia 3
  • Materia 4
  • Disposición 1
    • Norma Ley Foral
    • Título 17/2005
    • Tipo 1
    • Número 86
  • Disposición 2
    • Norma Real Decreto Legislativo
    • Título 6/2015
    • Tipo 2
    • Número 7
  • Disposición 3
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 4
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Tema Responsabilidad en accidente de circulación causado por fauna cinegética.
  • Resumen

    La recurrente no acredita (teniendo la carga de la prueba) la relación de causalidad directa y eficaz entre el hecho que se imputa a la Administración y el daño producido.

  • Sentido de la Resolución
    • Desestimación
  • Contencioso Administrativo
    • Nº Recurso 1 18-00313
    • Organo Judicial 1 Juzgado de lo contencioso administrativo nº1
    • Sentencia fecha 1 18-06-2019
    • Sentido fallo 1 Confirmatorio resol. TAN
    • Nº Recurso 2
    • Organo Judicial 2
    • Sentencia fecha 2
    • Sentido fallo 2
    • Apelación
    • Sentencia fecha - Apelación
    • Sentido fallo - Apelación
  • Resolución

    Visto por la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Navarra el expediente del recurso de alzada número 18-00810, interpuesto por DOÑA ............ contra resolución de la Alcaldía del AYUNTAMIENTO DE ERRO de fecha 7 de marzo de 2018, sobre denegación de indemnización por daños sufridos en vehículo como consecuencia de la colisión con un corzo que irrumpió en la calzada.

    Ha sido Ponente don Raúl-Antonio Cruzado Espinoza.

    ANTECEDENTES DE HECHO

    1º.- Se interpone el presente recurso de alzada contra resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Erro de 7 de marzo de 2018, sobre denegación de indemnización por daños sufridos en vehículo como consecuencia de la colisión con un corzo que irrumpió en la calzada.

    2º.- El Ayuntamiento de Erro remitió el expediente con los antecedentes acreditativos de su actuación junto a un informe en su defensa. Solicita la desestimación del recurso de alzada.

    3º.- Propuesta por las partes la práctica de prueba, se admiten los documentos acompañados a sus respectivos escritos y respecto al resto, el Tribunal no la considera necesaria para dictar resolución.

    FUNDAMENTOS DE DERECHO

    PRIMERO.- La cuestión planteada en esta alzada se refiere a determinar la posible responsabilidad del Ayuntamiento de Erro en la producción de daños a la recurrente, sufridos en su  vehículo como consecuencia de la colisión con un corzo que irrumpió en la carretera N-135 Pamplona-Francia (Luzaide-Valcarlos) en la localidad de Erro el día 8 de enero de 2017. Como resultado de la colisión se produjeron determinados daños en el vehículo que se indican en los documentos aportados por la interesada.

    Señala la recurrente que es responsable el titular del aprovechamiento o propietario habiéndose producido el accidente en un día hábil para la caza en la que hubo batida. Alega, también, que la vía no contaba con señalización o advertencia de peligro y que carece de vallado de protección para evitar la invasión de animales.

    El informe municipal postula que el recurso de alzada debe desestimarse pues la zona en la que se llevó a cabo la batida de caza mayor no sólo se encuentra a una considerable distancia del lugar de la colisión sino que entremedio existe otro coto donde ese día se cazó. En cuanto a la falta de señalización en la carretera señala que es competencia del Gobierno de Navarra.

    SEGUNDO.- Consta en el expediente administrativo la diligencia a prevención de accidentes de circulación Nº P-0034/17 de la Policía Foral de Navarra de fecha 25 de enero de 2017 en la que se señala la posible dinámica del accidente:

    “Sobre las 17:50 horas del día 08/01/2017, el vehículo matrícula ............ circulaba por la carretera N-135 (Pamplona-Francia por Luzaide/Valcarlos), en sentido hacia Pamplona.

    Al llegar al punto kilométrico 31,500 (tramo recto), irrumpe en la calzada desde el margen izquierdo un corzo no pudiendo el conductor evitar atropellarlo”.

    Se trata de un accidente de circulación en la que se atropella a un corzo, ocasionando daños en el vehículo de la recurrente.

    El Decreto Foral 48/2007, de 11 de junio, por el que se aprueba el reglamento para el desarrollo y ejecución de la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra califica al corzo como una especie cinegética de la Comunidad Foral de Navarra (artículo 2.1).

    En relación a los daños causados por la fauna cinegética el artículo 86 de la Ley Foral 17/2005, de 22 de diciembre, de caza y pesca de Navarra dispone lo siguiente:

    “1. Los daños causados por la fauna cinegética en accidentes de carretera, se indemnizarán de acuerdo a lo establecido en la normativa básica sobre seguridad vial.

    2. El resto de daños causados por la fauna cinegética o pesquera se indemnizará por quienes resulten responsables conforme a la legislación civil, excepto los daños producidos por la fauna cinegética que habite en el interior de zonas vedadas a la caza por razones de seguridad y que cuenten con zonas adyacentes valladas en toda su longitud, en los que se considerará responsable al propietario, titular o concesionario de las mismas.

    3. Lo dispuesto en este artículo será de aplicación a partir del día 1 de marzo de 2016” (el subrayado es nuestro).

    Y, el Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial regula, en su disposición adicional séptima, la responsabilidad en accidentes de tráfico por atropellos de especies cinegéticas, estableciendo:

    “En accidentes de tráfico ocasionados por atropello de especies cinegéticas en las vías públicas será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas.

    No obstante, será responsable de los daños a personas o bienes el titular del aprovechamiento cinegético o, en su defecto, el propietario del terreno cuando el accidente de tráfico sea consecuencia directa de una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes de aquél.

    También podrá ser responsable el titular de la vía pública en la que se produzca el accidente como consecuencia de no haber reparado la valla de cerramiento en plazo, en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentalidad por colisión de vehículos con los mismos”.

    TERCERO.- Una vez señalada la normativa que es aplicable al presente supuesto entramos al análisis de las alegaciones de las partes.

    En relación a la alegación de que la vía no contaba con señalización o advertencia de peligro y que carece de vallado de protección para evitar la invasión de animales.

    Debemos desestimar esta alegación, sin entrar a examinar si se considera acreditada la existencia o no de señalización y vallado, porque el Ayuntamiento de Erro no es el responsable de la vía donde ocurrió el accidente ya que se trata de una carretera de interés general de titularidad de la Comunidad Foral de Navarra (Orden Foral 38/2012, de 31 de agosto, del Consejero de Fomento, por la que aprueba el catálogo de carreteras de Navarra, el inventario de travesías de Navarra y el mapa oficial de carreteras de Navarra -publicada en el Boletín Oficial de Navarra número 182, de 14 de septiembre de 2012-).

    CUARTO.- La parte recurrente considera responsable del accidente al Ayuntamiento de Erro por haberse producido el accidente en un punto kilométrico donde se encuentra el Coto de la entidad local (NA-10.557) y en un día hábil para la caza en la que hubo batida.

    Sin embargo, la recurrente no acredita que los daños en su vehículo “sea consecuencia directa” de la acción de caza sino simplemente pretende imputar los daños a la entidad local porque el día del accidente era un día hábil para la caza en la que hubo batida en el Coto local.

    La carga de la prueba corresponde al que reclama los daños y en el presente caso no ha quedado acreditada la relación de causalidad directa y eficaz entre el hecho que se imputa a la Administración y el daño producido; por tanto, procede la desestimación del recurso de alzada.

    Además de lo anterior, debe señalarse que la entidad local aporta un informe técnico (folios 100 a 102 del expediente administrativo) en el que se informa que según la hora del accidente, el comportamiento natural de los corzos y la distancia con el resaque “Larrezar” es imposible que la causa directa del accidente sea por la acción de caza realizada en el señalado Coto local. A continuación citamos el mencionado informe:

    “(…)

    Que según el Plan de Ordenación del Coto NA-10.557, la mancha de resaque denominada Larreizar, se encuentra a 2,6 km de distancia, en línea recta, del punto de ocurrencia del accidente, teniendo en cuenta además que entre un lugar y otro, hay dos fondos de valle y un terreno elevado. Resaltar además, que entre ambos puntos, se encuentra la demarcación del coto NA 10.558 (Coto de Erro-Zilbeti).

    Según el Plan de Ordenación Cinegética del coto NA-10.557, aprobado por el Gobierno de Navarra en 2018, la población de corzos del coto se sitúa en valores de 3,37 corzos/km2, lo que supone una población presente en el acotado en torno a los 200 corzos que, teniendo en cuenta además la presencia de ciervos en la zona, se encuentran concentrados en zonas de límite de bosque y en áreas de pastizal, ya que ambas especies intentan ocupar zonas diferentes del territorio (simpatía interespecifica).

    Por tanto, y a la vista de los argumentos expuestos, deducimos que ES TOTALMENTE IMPOSIBLE que la irrupción del corzo en la calzada, en el lugar del accidente, fuera causa directa de una acción de caza colectiva celebrada casi 5 horas antes y a más de 2 km de distancia, con barreras geográficas, entre ambos puntos (2 fondos de valle y una elevación del terreno de 50 m). Por otro lado, la hora de ocurrencia del accidente (17:50 horas), coincide con la hora de la puesta del sol señalada, para ese día, en el calendario oficial de ortos y ocasos, es decir, el momento de máxima actividad diaria de desplazamiento de los corzos de forma natural”.

    En el presente caso nos encontramos con que la recurrente no acredita (teniendo la carga de la prueba) la relación de causalidad directa y eficaz entre el hecho que se imputa a la Administración y el daño producido; y, además, la entidad local aporta un informe técnico que desvirtúa la posibilidad de imputar la responsabilidad de los daños al Ayuntamiento de Erro.

    Lo anterior conlleva la desestimación del recurso de alzada.

    Por todo lo expuesto, el Tribunal,

    RESUELVE: Desestimar el recurso de alzada más arriba indicado interpuesto contra resolución de la Alcaldía del Ayuntamiento de Erro de 7 de marzo de 2018, sobre denegación de indemnización por daños sufridos en vehículo como consecuencia de la colisión con un corzo que irrumpió en la calzada, por ser dicha resolución conforme a Derecho.

    Así por esta nuestra resolución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Roberto Rubio.- Gabriel Casajús.- Raúl-Antonio Cruzado.- Certifico.- María García, Secretaria.-

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web