(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Twitter
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

tan@cfnavarra.es

Tfno: 848 42 36 00
Fax: 848 42 36 06
C/ Iturrama 10, entreplanta (entrada por C/ Esquiroz)

Horario de atención al público:  Lunes a Viernes, de 8,00 h. a 14,30 h.

18-00363

  • Nº Expediente 18-00363
  • Nº Resolución 02002/18
  • Fecha resolución 24-10-2018
  • Sección TAN Tercera
  • Materia 1
    • Función Pública; Ingreso y provisión de puestos de trabajo 6;6.2
  • Materia 2
  • Materia 3
  • Materia 4
  • Disposición 1
    • Norma Ley Foral
    • Título Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo, de las Policías de Navarra
    • Tipo 1
    • Número 30.1; 31; 33.1; 34; 35 y 42
  • Disposición 2
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 3
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 4
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Tema

    Convocatoria para la provisión, mediante concurso de ascenso de categoría, de diez plazas de Cabo de la Policía Municipal.

  • Resumen Acceso al empleo de Cabo: promoción interna por concurso de ascenso de categoría: acceso desde el empleo de Policía: ambos puestos encuadrados en el nivel C: antigüedad mínima de tres años como Policía, único requisito exigido por la ley, a diferencia del acceso a otros empleos de los niveles A y B: improcedencia de exigir en la convocatoria acreditar la posesión de la titulación del nivel C, cuando la ley no lo hace de modo específico: cambio de criterio por parte del Ayuntamiento respecto de la convocatoria inicial, de otras de la misma entidad local y de las Administraciones Públicas de Navarra, con una motivación insuficiente: no aplicación de la STC 154/2017, 21 de diciembre, al presente supuesto: estimación de los recursos de alzada acumulados. 
  • Sentido de la Resolución
    • Estimación
  • Contencioso Administrativo
    • Nº Recurso 1 18-00365
    • Organo Judicial 1 Juzgado de lo contencioso administrativo nº2
    • Sentencia fecha 1
    • Sentido fallo 1
    • Nº Recurso 2
    • Organo Judicial 2
    • Sentencia fecha 2
    • Sentido fallo 2
    • Apelación
    • Sentencia fecha - Apelación
    • Sentido fallo - Apelación
  • Resolución

    Visto por la Sección Tercera del Tribunal Administrativo de Navarra el expediente de los recursos de alzada acumulados números 18-00363, 18-00485, 18-00486, 18-00554 y 18-00559, interpuestos respectivamente por DON ………….., DON ………….., DON ……………., DON …………… y DON ……………….. y DON ………………, todos ellos contra acuerdo de la Junta de Gobierno Local del AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA de 6 de febrero de 2018, por el que se estima el recurso de reposición interpuesto contra acuerdo de la propia Junta de 9 de enero de 2018, sobre convocatoria para la provisión, mediante concurso de ascenso de categoría, de diez plazas de Cabo de la Policía Municipal.

    Ha sido Ponente don Gabriel Casajús Gavari.

    ANTECEDENTES DE HECHO

    .- Mediante acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, de fecha 6 de febrero de 2018, se estimó el recurso de reposición interpuesto por un interesado contra la convocatoria para la provisión, mediante concurso de ascenso de categoría, de diez plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona, aprobada por la misma Junta de Gobierno Local el día 9 de enero de 2018, acordándose modificar las bases 3 y 4 de dicha convocatoria en cuanto a los requisitos de titulación exigidos a los aspirantes.

    .- Contra el mencionado acuerdo de la Junta de Gobierno Local de 6 de febrero de 2018, estimatorio del recurso de reposición formulado contra la convocatoria, los aquí recurrentes interponen ante este Tribunal los presentes recursos de alzada números 18-00363, 18-00485, 18-00486, 18-00554 y 18-00559.

    .- Mediante providencia de la Presidenta de este Tribunal se dio traslado de los recursos al Ayuntamiento citado para que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 del Reglamento de desarrollo de la Ley Foral 6/1990, de 2 de julio, de la Administración Local de Navarra (LFAL), en materia relativa a impugnación de actos y acuerdos de las entidades locales de Navarra, según la redacción dada al mismo por el Decreto Foral 173/1999, de 24 de mayo, remitiera los expedientes administrativos o copia diligenciada de los mismos, incorporando las notificaciones para emplazamiento efectuadas y presentara, de estimarlo conveniente, informes o alegaciones para justificar el acuerdo recurrido; extremos ambos que fueron cumplimentados por la entidad local.

    .- En los presentes procedimientos de recursos de alzada no han formulado alegaciones en defensa del acto impugnado los terceros interesados en aquéllos.

    .- En aplicación de lo previsto por el artículo 14 del Reglamento de desarrollo parcial de la Ley Foral 6/1990, de 2 de julio, en la redacción dada al mismo por Decreto Foral 173/1999, de 24 de mayo, se dispone la acumulación de los recursos de alzada números 18-00363, 18-00485, 18-00486, 18-00554 y 18-00559 por existir conexión directa entre los mismos.

    .- No se ha propuesto por las partes la práctica de prueba.

    FUNDAMENTOS DE DERECHO

    PRIMERO.- Los recurrentes se oponen y discrepan con la decisión municipal de estimar el recurso de reposición interpuesto por un interesado frente a la convocatoria para la provisión, mediante concurso de ascenso de categoría, de diez plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona, aprobada por la misma Junta de Gobierno Local el día 9 de enero de 2018.

    La estimación del recurso de reposición conllevó, en lo que aquí afecta, modificar la convocatoria en su base número 3 referida a los requisitos de los aspirantes, añadiendo una letra c) en el apartado 3.1.1. relativo al turno de promoción interno y una letra d) en el apartado 3.1.2. relativo al turno de promoción abierto, ambos con el mismo texto, que es el siguiente: “Hallarse en posesión del título de Bachillerato, de Formación profesional de segundo grado o título declarado equivalente a alguno de los anteriores”. También conllevó modificar la convocatoria en la base 4 relativa a la documentación a aportar junto con la instancia, añadiendo un punto 4.3.3. que dice “Titulación académica exigida en la Base 3.1.1.c)” y añadir otro punto 4.4.5. que dice “Titulación académica exigida en la Base 3.1.2.d)”.

    En algunos de los recursos de alzada aquí acumulados, los recurrentes citan la normativa que entienden de aplicación: artículos 30.c), 31, 33 y 42 de la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra. Así y conforme a ella alegan que, cuando accedieron al empleo de Policía, estaba vigente un párrafo del artículo 30.c) de dicha Ley Foral, que fue suprimido el año 2010 con una transitoriedad de dos años más. Conforme a dicho párrafo suprimido, para ingresar como policía era suficiente con estar en posesión del título de Graduado Escolar, Formación Profesional de primer grado o equivalente, de forma que la superación del curso de formación para el ingreso, impartido por la Escuela de Seguridad de Navarra, suponía la equivalencia técnica entre dicho curso básico y la titulación de bachillerato, formación profesional de segundo grado o equivalente, todo ello con los efectos que preveía dicho párrafo.

    Defienden por ello, que tanto el puesto de Policía que ostentan como el de Cabo, objeto de la convocatoria, están encuadrados en el mismo nivel C, y que ellos ya ostentan la titulación del nivel C, en cuanto cuando accedieron al empleo de Policías se encontraba en vigor y se les aplicó el párrafo del artículo 30.c) de la Ley Foral 8/2007, que disponía la equivalencia de la superación del curso de formación para el ingreso con la titulación propia del nivel C de encuadramiento. Así, entienden que la supresión del citado párrafo del artículo 30.c) de la Ley Foral no debe tener carácter retroactivo ni conllevar pérdida de sus derechos adquiridos.

    Alegan también que el artículo 33.1 de la Ley Foral 8/2007 sólo exige para participar en el concurso para acceder al empleo de Cabo tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía, sin más requisitos de titulación, y así se viene produciendo en las convocatorias de acceso a plazas de Cabo de las diferentes Policías de Navarra (citan expresamente la convocatoria para acceder a Cabo de la Policía Foral de Navarra, publicada en el B.O.N. de 5 de junio de 2017).

    Por último en estos mismos recursos, se refieren los interesados a que la sentencia del Tribunal Constitucional nº 154/2017, de 21 de diciembre, citada en el acuerdo de estimación de la reposición aquí impugnado, afecta al procedimiento de acceso a empleos de Inspector y Subinspector, encuadrados en el nivel B, y que tal procedimiento supone un cambio y ascenso de nivel para los aspirantes. Dicha sentencia no se refiere en ningún momento al procedimiento de ascenso al empleo de Cabo, y tanto éste puesto como el de Policía están encuadrados en el mismo nivel C.

    En otro de los recursos de alzada interpuesto y acumulado se reiteran las alegaciones ahora expuestas, incidiendo en que el acceso de los recurrentes al empleo de Policía en virtud del reiterado párrafo existente en el artículo 30.c) de la Ley Foral 8/2007, debe verse amparado, en cuanto supuso la equiparación del curso de formación para el ingreso con la titulación exigida para el nivel C. Lo contrario, conllevaría que no podrían presentarse a un puesto del mismo nivel que ostentan, por falta de una titulación que les fue convalidada al superar dicho curso de formación.

    A este respecto, se cita también la Orden ECD/2014, de 12 de marzo, que establece la equivalencia del empleo de Policía de los Cuerpos de Policía de Navarra al título de Técnico correspondiente a la formación profesional del sistema educativo.

    Por su parte y respecto de la antes referida sentencia del Tribunal Constitucional nº 154/2017, se añade que la misma declara inconstitucional suplir o sustituir para poder acceder a los empleos de Inspector y Subinspector, nivel B, la titulación correspondiente por años de antigüedad, cuando tal supuesto nada tiene que ver con el procedimiento de acceso al empleo de Cabo, nivel C, en el que se exige como requisito tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía, sin que tal antigüedad supla o sustituya en modo alguno la falta de titulación.

    Finalmente, en uno de los recursos se alega e incide sobre los efectos en el tiempo que tienen las sentencias dictadas por el Tribunal Constitucional, y ello en relación con la reiterada sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre. Así, se indica que la misma se publicó en el B.O.E. de fecha 17 de enero de 2018, por lo que sus efectos generales no se produjeron hasta dicha fecha. Como la convocatoria aquí controvertida y modificada se aprobó el día 9 de enero de 2018, se defiende en el recurso de alzada que aquella sentencia, con efectos desde el 17 de enero de 2018, no puede aplicarse a un acto administrativo como es la convocatoria de provisión de plazas de Cabo aprobada con anterioridad, en concreto el 9 de enero de 2018.

    Conforme a todo lo expuesto en los cinco recursos de alzada acumulados, los recurrentes solicitan la estimación de los mismos, de modo que se anule el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, de 6 de febrero de 2018, estimatorio del recurso de reposición interpuesto frente a la convocatoria aprobada el 9 de enero de 2018, con anulación también y por tanto de los apartados primero y segundo de dicho acuerdo de 6 de febrero de 2018, quedando las bases 3 y 4 de la convocatoria con su redacción originaria.

    El Ayuntamiento de Pamplona, por su parte, defiende que la estimación del recurso de reposición formulado contra la convocatoria supone exigir que los aspirantes al ascenso al empleo de Cabo tienen que acreditar que poseen la titulación genérica del nivel C, y ello conforme a los artículos 31 y 42 de la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra. Se entiende así, que la exigencia del artículo debe interpretarse sin excepción alguna, lo que viene reforzado por la sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, del Tribunal Constitucional.

    La entidad local explica que la inicial redacción de la citada Ley Foral en 2007, y hasta su modificación en 2010 con una transitoriedad de dos años más, permitió acceder por ingreso al puesto de Agente, nivel C, teniendo titulación propia del nivel D. Por ello, existen funcionarios de Policía, Agentes -como puede ocurrir con los recurrentes-, que no poseen la titulación del nivel C, pero que quieren pretender acceder al empleo de Cabo, que se encuadra en tal nivel C.

    Señala también el Ayuntamiento que la reiterada sentencia del Tribunal Constitucional nº 154/2017 afecta al acceso a los niveles A y B, por lo que no es directamente aplicable al presente caso, aunque puede servir de interpretación del ordenamiento jurídico, y por eso se cita en el acuerdo de estimación del recurso de reposición interpuesto frente a la convocatoria.

    Finaliza la entidad local sus alegaciones indicando que la cuestión aquí suscitada se refiere a si, un Policía ya encuadrado en el nivel C puede acceder al empleo de Cabo -también del nivel C-, aunque no tenga la titulación propia de ese nivel, y ello porque en el pasado y de modo excepcional se le permitió acceder e ingresar sin dicha titulación. El Ayuntamiento de Pamplona entiende que no, al amparo de los artículos 30.c y 31 de la Ley Foral 8/2007, porque lo que pretenden los interesados ya se extinguió el 1 de noviembre de 2012 por la modificación de tal Ley Foral por la Ley 15/2010 y, finalmente, por los criterios interpretativos derivados de la sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, del Tribunal Constitucional.

    Por todo ello, el Ayuntamiento solicita la desestimación de los cinco recursos de alzada acumulados.

    SEGUNDO.- La regulación sobre los funcionarios de los Cuerpos de Policía de Navarra, su selección y la provisión de los diferentes empleos, se encuentra en la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra.

    En concreto y en lo que afecta al acceso al empleo de Cabo, objeto de la convocatoria aquí discutida, debemos acudir al artículo 33 de dicha Ley Foral: “1. El acceso al empleo de Cabo se efectuará sobre las plazas vacantes convocadas, mediante promoción interna desde el empleo de Policía por el procedimiento de concurso de ascenso de categoría. Para participar en dicho concurso se exigirá una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía”. El siguiente apartado 2 desarrolla la referida promoción interna, distinguiendo la interna para miembros del propio Cuerpo de Policía y la abierta a miembros de todos los cuerpos de policía de Navarra que cumplan los requisitos establecidos.

    Pues bien, conforme al reproducido apartado 1 del artículo 33 de la Ley Foral 8/2007 podríamos ya concluir de inicio, y sin más razonamientos, que para poder participar en el procedimiento de concurso de acceso al empleo de Cabo, destacando que dicho acceso se realiza por promoción interna y que no estamos ante un supuesto de ingreso en los Cuerpos de Policía de Navarra, lo que se exige exclusivamente a los aspirantes es tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía. Ya adelantamos, también, que ésta va a ser nuestra conclusión final, lo que nos va a conducir a la estimación de los cinco recursos de alzada aquí acumulados.

    Así, las partes citan también y principalmente los artículos 30, 31 y 42 de la misma Ley Foral 8/2007, pero como hemos indicado el precepto regulador de la cuestión aquí controvertida es el 33 de dicha Ley Foral.

    El artículo 30 contempla los requisitos exigidos o requeridos para ser admitido a las pruebas selectivas de ingreso como funcionarios a los Cuerpos de Policía de Navarra, entre ellos y en su apartado 1.c) el de estar en posesión de título académico o empleo exigido para la plaza, pero en la convocatoria aquí controvertida no se está en ningún proceso de ingreso como funcionario, sino de acceso al empleo de Cabo a través de la promoción interna por quienes ya son funcionarios de tales Cuerpos y cumplan el único requisito exigido: tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía.

    Por su parte, el artículo 31 regula la titulación académica a exigir para poder acceder a los respectivos empleos en los Cuerpos de Policía de Navarra, y que será la correspondiente a los niveles establecidos por el artículo 42. El apartado 2 del precepto dispone la posibilidad del personal de tales Cuerpos de suplir, a efectos de promoción interna, la exigencia de titulación por años de permanencia en el empleo anterior conforme a lo previsto en la Ley Foral 8/2007, pero éste no es el supuesto establecido legalmente para acceder al empleo de Cabo. Sí lo es, y más adelante lo expondremos, el supuesto que contempla y resuelve la citada por las partes sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, del Tribunal Constitucional, respecto del empleo de Inspector y Subinspector.

    El artículo 42 de la misma la Ley Foral se ocupa de los niveles contemplados en el Estatuto del Personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarra en que se integrarán los funcionarios de los Cuerpos de Policía de Navarra: Comisario Principal y Comisario, en el nivel A; Inspector y Subinspector, en el B; y Cabo y Policía, en el nivel C.

    El artículo 12 de dicho Estatuto del Personal, aprobado por el Decreto Foral Legislativo 251/1993, de 30 de agosto, contempla las titulaciones requeridas para el “ingreso” de los funcionarios en las Administraciones Públicas de Navarra, su integración en los niveles de encuadramiento previstos y las funciones a desempeñar por los mismos.

    Como ya hemos señalado y reiteramos, el acuerdo municipal aquí impugnado que estima el recurso de reposición formulado por un interesado contra la convocatoria, se dicta en relación con el procedimiento para la provisión, por concurso de ascenso de categoría, de plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona. Tales plazas de Cabo se encuadran en el nivel C y los posibles aspirantes son Policías (también Agentes municipales), ya con la condición de funcionarios públicos, encuadrados también en el mismo nivel C y que, según el precepto legal de directa e inmediata aplicación al acceso al empleo de Cabo -artículo 33.1- tan sólo deben cumplir el requisito de tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía, nada más.

    Ya por todo lo anterior, procede la estimación de los recursos de alzada acumulados.

    TERCERO.- Es cierto que la misma Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra, prevé también el acceso a otros empleos por promoción interna, en unos casos con cambio de nivel (a Subinspector, nivel B, desde el empleo de Cabo del C y a Comisario, nivel A, desde el empleo de Inspector del B) y en otros sin ese cambio de nivel (a Inspector desde Subinspector, ambos de nivel B o a Comisario Principal desde Comisario, ambos de nivel A), pero en todos esos supuestos -artículos 35, 36 y 37 de la repetida Ley Foral- se exige expresa y específicamente tener la titulación de grado medio o superior, en cada caso, exigida para el desempeño del puesto de que se trate.

    Tal exigencia, como ya se ha expuesto, no se prevé en el reiterado artículo 33.1 de la Ley Foral 8/2007, que sólo exige para participar en el concurso de acceso al empleo de Cabo tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía.

    A este respecto también, todas las partes en litigo coinciden en la incidencia que sobre la cuestión controvertida tiene un párrafo que existía en el artículo 30.c) de la misma Ley Foral, y que fue derogado por la Ley Foral 15/2010, de 25 de octubre, con una transitoriedad de dos años. Dicho párrafo, después de señalar la letra c) el requisito para el ingreso de estar en posesión del título académico o empleo exigido para la plaza, establecía lo siguiente: “No obstante, para el ingreso como policía será suficiente con estar en posesión del título de Graduado Escolar, Formación Profesional de primer grado o equivalente, de forma que la superación del curso de formación para el ingreso, impartido por la Escuela de Seguridad de Navarra, supondrá la equivalencia técnica entre dicho curso básico y la titulación de bachillerato, formación profesional de segundo grado o equivalente, con efectos exclusivamente administrativos para el nombramiento como agente municipal o funcionario del nivel C en el Cuerpo de Policía, sin que suponga, en ningún caso, una equivalencia o reconocimiento en el ámbito académico, docente o educativo o para ocupar plazas de dicho nivel en otro ámbito de la Administración”.

    Pues bien, con arreglo a la redacción de tal precepto vigente entre los años 2007 y 2012, y que fue posteriormente derogada, hubo aspirantes que teniendo la titulación señalada, tras superar el correspondiente proceso selectivo de ingreso como policías, y superado el curso de formación para el ingreso, impartido por la Escuela de Seguridad de Navarra, obtuvieron por mandato legal la equivalencia técnica entre dicho curso básico y la titulación propia del nivel C de encuadramiento. Eso sí, sin equivalencia o reconocimiento en cualquier otro ámbito de la Administración. Y, por tanto y en sentido contrario, con tal equivalencia y reconocimiento en el ámbito de los Cuerpos de Policía de Navarra, que es al que se refiere y regula, antes y ahora, el mencionado artículo 30 de la Ley Foral 8/2007.

    El párrafo ahora reproducido y la posibilidad contemplada en el mismo fueron derogados con efectos desde el 1 de noviembre de 2012, pero aquellos aspirantes que ingresaron como policías en virtud de dicha previsión legal, pudieron acceder y ser integrados en el nivel C, y obtuvieron la equivalencia entre el reiterado curso básico y la titulación del nivel C en el ámbito -no en otros- de los Cuerpos de Policía de Navarra. Respecto de una equivalencia más amplia y completa, nos remitimos a la Orden ECD/406/2014, de 12 de marzo, por la que se establece la equivalencia del empleo de Policía de los Cuerpos de Policía de Navarra al título de Técnico correspondiente a la formación profesional del sistema educativo (B.O.E. Núm. 66 de 18 de marzo de 2014).

    En definitiva, en dichos Cuerpos de Policía existen policías, nivel C, que ingresaron como tales y que ostentaban la titulación de dicho nivel de encuadramiento, y otros que lo hicieron en virtud del reiterado párrafo del artículo 30.c) de la Ley Foral 8/2007, y que obtuvieron la mencionada equivalencia del curso básico con la titulación propia del nivel C en el ámbito de tales Cuerpos, en aquél momento del ingreso y también en el futuro, lo que les permite venir ostentando el nombramiento de Policías y estar integrados en el nivel C de encuadramiento.

    Ante una convocatoria como la aquí discutida, de concurso de ascenso de categoría, de plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona, cuyo sistema de provisión por mandato legal es el de promoción interna desde el empleo de Policía, y cuya única exigencia legal para participar en dicho concurso -artículo 33.1 de la Ley Foral 8/2007- es tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía, no consideramos ajustada a Derecho la decisión municipal de incorporar y añadir la exigencia -no existente en la redacción original de la convocatoria- a los aspirantes, de ostentar la titulación propia del nivel C, cuando tal requisito no está recogido expresamente en la ley para el acceso al empleo de Cabo y cuando el procedimiento de concurso de ascenso de categoría para tal acceso tiene como destinatarios a todos los Policías sin exclusión, encuadrados ya en el mismo nivel C con independencia de sus circunstancias de ingreso y acceso, y con el único requisito de tener al menos tres años de antigüedad en el empleo de Policía.

    Así, por otra parte, lo han venido entendiendo y aplicando las diferentes Administraciones Públicas de Navarra -entidades locales y Administración de la Comunidad Foral de Navarra-, y citamos como mero ejemplo de contraste la Resolución 1356/2017, de 29 de mayo, de la Directora General de Función Pública (B.O.N. nº 107, de 5 de junio de 2017), que aprueba la convocatoria de provisión de 14 plazas de Cabo de la Policía Foral.

    Finalmente a este respecto, y como se desarrolla en el siguiente Fundamento de Derecho, tampoco consideramos que la citada por las partes sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, del Tribunal Constitucional, conlleve un cambio interpretativo radical de lo hasta ahora expuesto y concluido.

    CUARTO.- Antes de entrar a analizar la incidencia de la citada sentencia del Tribunal Constitucional en la convocatoria aquí controvertida, procede detenerse en el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, de 6 de febrero de 2018, que estimó el previo recurso de reposición interpuesto contra dicha convocatoria y, como consecuencia, incluyó en la misma las exigencias de titulación a los aspirantes referidas en el anterior Fundamento de Derecho Primero.

    En los expedientes de los cinco recursos de alzada aquí acumulados, la entidad local no ha remitido informe jurídico alguno -se desconoce, por tanto, si existe- que apoyase y avalase el reiterado acuerdo de fecha 6 de febrero de 2018 estimatorio del recurso de reposición. Por otra parte, la única motivación que incluye en su contenido dicho acuerdo es literalmente la siguiente: “(…) y en virtud de lo dispuesto en el artículo 31 de la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra, y conforme a los principios establecidos por la Sentencia del Tribunal Constitucional de 21 de diciembre de 2017 resolviendo el recurso de inconstitucionalidad nº 6972-2015, SE ACUERDA, (…)”.

    En principio y sin mayor razonamiento, puede indicarse que dicha motivación resulta muy escueta y limitada, y más en una cuestión tan controvertida, y en la que la decisión municipal adoptada se aparta de la propia redacción inicial de la convocatoria y de otras aprobadas con anterioridad en procedimientos de acceso al empleo de Cabo por el propio Ayuntamiento de Pamplona y por otras Administraciones Públicas de Navarra.

    Señalado lo anterior, y por lo que se refiere al análisis de la concreta sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, del Tribunal Constitucional, procede recordar que la misma se dicta con motivo del recurso de inconstitucionalidad interpuesto frente a la redacción -una vez modificados por la Ley Foral 15/2015, de 10 de abril- de los artículos 34.1 y 35.1 de la Ley Foral 8/2007, de 23 de marzo de las Policías de Navarra.

    El artículo 34 regula el acceso al empleo de Subinspector y el 35 al empleo de Inspector, ambos encuadrados en el nivel B. Los aspirantes a acceder por promoción interna al empleo de Subinspector son quienes ostentan el nombramiento de Cabo, nivel C, mientras al empleo de Inspector se puede acceder desde el de Subinspector, ambos de nivel B.

    Pues bien el citado artículo 34.1 disponía: “(…). Para participar en dicho concurso-oposición se exigirá una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Cabo y la titulación de grado medio exigida, o que cuenten con más de cinco años de antigüedad en dicho empleo, aunque carezcan de titulación”.

    Por su parte, el artículo 35.1 establecía: “(…). Para participar en dicho concurso-oposición se exigirá una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Subinspector y la titulación de grado medio exigida, o que cuenten con más de cinco años de antigüedad en dicho empleo, aunque carezcan de titulación”.

    De modo muy resumido, el Tribunal Constitucional en su sentencia concluye que la supresión, por la modificación en 2015 de la Ley Foral 8/2007, de la exigencia de la titulación requerida para el acceso a los empleos de Inspector y Subinspector de la Policía, y su posible sustitución o suplencia por contar los aspirantes con más de cinco años de antigüedad en el empleo que ostentan y desde el que pretenden ascender, prevista en los aquí reproducidos incisos finales de los artículos 34.1 y 35.1 de dicha Ley Foral, contradice el derecho a la promoción interna de los funcionarios públicos que protegen los artículos 14.1.c) y 18.2 en relación con el artículo 56.1.e) del Texto Refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre y, por ende, el artículo 149.1.18 de la Constitución Española, sin que encuentre amparo en lo previsto en el artículo 48.1.b) de la LORAFNA.

    En consecuencia, el Tribunal Constitucional en su repetida sentencia nº 154/2017, de 21 de diciembre, declara inconstitucional y nulo el inciso “o que cuenten con más de cinco años de antigüedad en dicho empleo, aunque carezcan de titulación” de los artículos 34.1 y 35.1 de la Ley Foral 8/2007, en la redacción dada a los mismos por la Ley Foral 15/2015.

    Pues bien, se aprecia que las diferencias y, por tanto, no coincidencias entre la cuestión resuelta por el Tribunal Constitucional y la suscitada en los presentes recursos de alzada son evidentes.

    En primer lugar, los preceptos -mejor incisos- declarados inconstitucionales regulaban el acceso a los empleos de Inspector y Subinspector, mientras que aquí se trata del acceso al empleo de Cabo.

    Como ya hemos señalado antes, el artículo 33 de la Ley Foral 8/2007 que regula el acceso al empleo de Cabo no exige expresa y específicamente en su articulado que los aspirantes ostenten la titulación propia del nivel C, en el que ya están todos los posibles aspirantes encuadrados al ser también el nivel del empleo de Policía. Tan sólo exige, para que puedan participar en el correspondiente procedimiento de promoción interna, que los aspirantes tengan una antigüedad mínima de tres años en tal empleo de Policía. Y tal exigencia, no sustituye ni suple ninguna falta o carencia de titulación -que, reiteramos, la ley no exige en el acceso a Cabo-, sino que se trata de un requisito inexcusable, pero único, a cumplir por los posibles aspirantes.

    Por el contrario, en la regulación de los procedimientos de acceso a los empleos de Inspector y Subinspector se exige de modo expreso a los aspirantes ostentar o disponer de la titulación de grado medio exigida (igual ocurre respecto de la titulación de grado superior para poder acceder a los empleos de Comisario y de Comisario Principal), y es precisamente la previsión o posibilidad legal de sustituir o suplir esa exigencia expresa y específica de titulación por contar con más de cinco años de antigüedad en el empleo de que se trate, la que el Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional.

    En definitiva y por lo señalado, el supuesto y disposiciones legales analizadas por el Tribunal Constitucional, y su declaración de inconstitucionalidad, son muy diferentes de la regulación legal del acceso al empleo de Cabo aquí discutido y no afectan a dicha regulación.

    Volvemos a repetir que en el acceso a dicho  empleo de Cabo, la ley no exige a los aspirantes el requisito de la titulación del nivel C, ya que todos ellos ya están encuadrados en dicho nivel y el ascenso no les va a suponer cambio alguno de nivel, por lo que no deben volver a acreditar ostentar aquella titulación. Sí se exige, y deben cumplir los aspirantes tal requisito, tener una antigüedad mínima de tres años en el empleo de Policía, sin que tal exigencia sustituya o supla ninguna falta de titulación.

    En consecuencia, y a nuestro entender, los señalados por el acuerdo municipal de 6 de febrero de 2018 aquí impugnado “principios establecidos por la Sentencia del Tribunal Constitucional de 21 de diciembre de 2017 resolviendo el recurso de inconstitucionalidad nº 6972-2015” tampoco consideramos que justifiquen, fundamenten y conviertan en ajustado a Derecho tal acuerdo estimatorio del previo recurso de reposición.

    Por todo lo expuesto, procede estimar los recursos de alzada aquí conocidos y acumulados, declarando no conforme a Derecho el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, de 6 de febrero de 2018, estimatorio del recurso de reposición interpuesto contra la convocatoria para proveer diez plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona, aprobada el día 9 de enero de 2018, y que acordó -en lo que aquí afecta- modificar sus bases 3 y 4 de dicha convocatoria en cuanto a los requisitos de titulación exigidos a los aspirantes.

    Por todo lo expuesto, el Tribunal 

    RESUELVE: Estimar los recursos de alzada los recursos de alzada números 18-00363, 18-00485, 18-00486, 18-00554 y 18-00559 arriba referenciados e interpuestos contra acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona, de 6 de febrero de 2018, que estimó el recurso de reposición interpuesto contra la convocatoria para la provisión, mediante concurso de ascenso de categoría, de diez plazas de Cabo de la Policía Municipal de Pamplona, el día 9 de enero de 2018, y que acordó modificar las bases 3 y 4 de dicha convocatoria en cuanto a los requisitos de titulación exigidos a los aspirantes; acuerdo municipal de 6 de febrero de 2018 que se anula por no resultar ajustado a Derecho.

    Así por esta nuestra resolución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Roberto Rubio.- Gabriel Casajús.- Raúl-Antonio Cruzado.- Certifico.- María García, Secretaria.-
Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web