(ir al contenido)

Castellano | Euskara | Français | English

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Twitter
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

tan@cfnavarra.es

Tfno: 848 42 36 00
Fax: 848 42 36 06
C/ Iturrama 10, entreplanta (entrada por C/ Esquiroz)

Horario de atención al público:  Lunes a Viernes, de 8,00 h. a 14,30 h.

17-02698

  • Nº Expediente 17-02698
  • Nº Resolución 00544/18
  • Fecha resolución 09-03-2018
  • Sección TAN Primera
  • Materia 1
    • Función Pública; Retribuciones 6;6.3
  • Materia 2
  • Materia 3
  • Materia 4
  • Disposición 1
    • Norma Decreto Foral Legislativo
    • Título Decreto Foral Legislativo 251/1993, de 30 de agosto, que aprueba el Texto Refundido del Estatuto del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas de Navarra
    • Tipo 1
    • Número 40
  • Disposición 2
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 3
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Disposición 4
    • Norma
    • Título
    • Tipo
    • Número
  • Tema Aprobación de plantilla orgánica para el año 2017.
  • Resumen Solicitud de complemento del 12 % sobre el sueldo inicial del nivel basada en una reglamentación aplicable a la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, pero no extendida a las entidades locales. Aunque la entidad local se adhirió a un convenio anterior de ámbito foral, no consta la adhesión del ayuntamiento, ni tampoco adhesiones individuales de su personal, a un convenio colectivo supraempresarial de 2007 que contiene una previsión similar. Esta circunstancia hace inviable la aplicación al caso del principio de no discriminación del Derecho comunitario europeo (Valtierra).
  • Sentido de la Resolución
    • Desestimación
  • Contencioso Administrativo
    • Nº Recurso 1
    • Organo Judicial 1
    • Sentencia fecha 1
    • Sentido fallo 1
    • Nº Recurso 2
    • Organo Judicial 2
    • Sentencia fecha 2
    • Sentido fallo 2
    • Apelación
    • Sentencia fecha - Apelación
    • Sentido fallo - Apelación
  • Resolución

    Visto por la Sección Primera del Tribunal Administrativo de Navarra el expediente de los recursos de alzada acumulados números 17-02698, 17-02699, 17-02700, 17-02701, 17-02702, 17-02703, y 17-02704, interpuestos respectivamente por DOÑA …………, DON …………, DON ……….., DON …………, DON …………, DON ……….. y DON ……….., contra acuerdo del Pleno del AYUNTAMIENTO DE VALTIERRA de 31 de octubre de 2017, sobre aprobación de la Plantilla Orgánica para el año 2017 y complemento retributivo de las plazas de nivel C y D.

    Ha sido Ponente don Jon-Ander Pérez-Ilzarbe Saragüeta.

    ANTECEDENTES DE HECHO

    1º.- En el Boletín Oficial de Navarra número 226, del 23 de noviembre de 2017, aparece publicada la aprobación definitiva de la Plantilla Orgánica del Ayuntamiento de Valtierra para 2017, aprobada mediante Acuerdo plenario del 31 de octubre de 2017.

    Contra dicho Acuerdo interponen los recursos de alzada los funcionarios municipales arriba citados, instando incrementos de retribuciones complementarias, e invocando al efecto normativa sobre personal de las Administraciones Públicas de Navarra y una extensión a dicho Ayuntamiento del vigente Convenio sobre condiciones del personal de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra.

    2º.- Por providencia de la Presidenta de este Tribunal se dio traslado del recurso al Ayuntamiento de Valtierra para que, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 del Decreto Foral 279/1990, de 18 de octubre, de Desarrollo Parcial de la Ley Foral 6/1990, de 2 de julio, de la Administración Local de Navarra (LFALN), remitiera el expediente administrativo o copia diligenciada del mismo, incorporando las notificaciones para emplazamiento efectuadas y presentara, de estimarlo conveniente, informe o alegaciones para justificar la resolución recurrida. Así lo hizo el citado Ayuntamiento.

    3º.- Con arreglo a lo dispuesto en el artículo 14 del Decreto Foral 279/1990, de 18 de octubre, de Desarrollo Parcial de la LFALN, dadas la identidad sustancial y la directa conexión entre las pretensiones deducidas en estas alzadas, procede la acumulación de los recursos números 17-20698, 17-20699, 17-2700, 17-2701, 17-2702, 17-2703 y 17-2074.

    4º.- Las partes no proponen la realización de diligencias de prueba.

    FUNDAMENTOS DE DERECHO

    PRIMERO.- Normativa legal y reglamentaria.

    Los recurrentes invocan el artículo 40.5 del Texto Refundido del Estatuto del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas de Navarra aprobado por Decreto Foral Legislativo 251/1993, de 30 de agosto (TREP) para apoyar su solicitud de asignación de un complemento de nivel del 12 % sobre el sueldo inicial para el personal de niveles C y D.

    Sin embargo, el precepto legal invocado no asigna automáticamente dicho complemento, sino que lo vincula a un límite económico con carácter de máximo.

     “Los funcionarios de las Administraciones Públicas de Navarra pertenecientes a los niveles C, D y E podrán percibir un complemento, cuya cuantía será fijada por las Administraciones Públicas al aprobar sus respectivas plantillas orgánicas, sin que, en ningún caso, pueda exceder el 15 por 100 del sueldo inicial del correspondiente nivel”.

    En los recursos de alzada también se trae a colación el Decreto Foral 19/1995, del 30 de enero, cuyo artículo 1.1 disponía que el personal de “niveles o grupos D y C” percibiera un complemento del 12 % sobre el sueldo inicial del nivel. Pero este precepto afecta al “personal funcionario y contratado laboral fijo al servicio de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y sus organismos autónomos”.

    El punto 10 del Acuerdo sobre condiciones de personal al servicio de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, publicado en el Boletín Oficial de Navarra número 110, del 10 de septiembre de 2010, previó la “Extensión de los desarrollos reglamentarios del estatuto del personal a los empleados de las entidades locales” en los siguientes términos: “Se aplicará al personal funcionario de las entidades locales la normativa de desarrollo reglamentario del Estatuto del Personal al servicio de las Administraciones Públicas de Navarra sobre aquellas materias que en la actualidad no les afecta, tales como la reducción de la jornada, la incapacidad temporal o las diferentes compensaciones horarias y económicas establecidas, incorporando el respeto a las situaciones individuales que, en su caso, puedan existir en determinadas entidades locales sobre cada una de las materias”. Pero las previsiones de este Acuerdo en materia legal y reglamentaria se refieren a la elaboración o modificación futura de normas en diversas materias, tales como la aún pendiente “Adecuación de los niveles de encuadramiento al Estatuto Básico del Empleado Público”, o un “Proyecto de Ley Foral que tenga por objeto la ordenación y racionalización del catálogo de puestos actualmente existentes, así como la regulación general de los sistemas de ingreso, movilidad y promoción del personal de la Administración de la Comunidad Foral”, entre otras previsiones “a futuro”. No podía ser de otro modo, puesto que un pacto de este tipo no puede privar al Parlamento y al Gobierno de sus potestades legal y reglamentaria, respectivamente. Y, hasta el presente, la normativa reglamentaria que asignaba al personal fijo de niveles C y D de la Administración de la Comunidad Foral un complemento del 12 % sobre el salario base (Decreto Foral 19/1995, del 30 de enero) aún no se ha modificado para incluir en su ámbito a las entidades locales. Esto último solo será posible cuando se modifique el precitado Reglamento conforme a lo pactado.

    SEGUNDO.- Principio de no discriminación.

    No obstante lo señalado en el anterior Fundamento de Derecho, si el Ayuntamiento de Valtierra reconociera el derecho del personal laboral a acceder al complemento ahora solicitado por sus funcionarios, cabría plantear la aplicación al caso del principio de no discriminación recogido en la normativa europea, puesto que, en tal hipótesis, habría dos regímenes retributivos distintos para personal del mismo grupo o nivel dentro de una misma Administración, sin haberse invocado razones objetivas para tal discriminación.

    El artículo 21 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, aneja al Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), en la versión consolidada de dicha normativa publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea del 7 de junio de 2016, establece un “Principio de no discriminación” en cuya virtud “Se prohíbe toda   discriminación, y en particular la ejercida por razón de (…)”.

    Ese precepto, contrario a cualquier discriminación injustificada, se configura así como principio básico del Derecho comunitario europeo. Su artículo 52.1 añade que “Cualquier limitación del ejercicio de los derechos y libertades reconocidos por la presente Carta deberá ser  establecida  por  la  ley  y  respetar  el  contenido  esencial  de  dichos  derechos  y  libertades”.

    Discriminar es dar un trato diferente a personas que merecerían recibir el mismo o análogo tratamiento. La relación de posibles supuestos de actuación discriminatoria del artículo 21 de la citada Carta (por “sexo, raza, color, orígenes étnicos y sociales”, etcétera) no constituye un “numerus clausus”, sino que va a renglón seguido de la expresión “en particular”, sin excluir cualesquiera otros posibles supuestos de trato discriminatorio no basado en razones objetivas.

    La Carta comunitaria de los Derechos Sociales Fundamentales de los trabajadores a la que se refiere el artículo 151 del citado TFUE subraya la necesidad de “garantizar la igualdad de trato”, para cuyo logro se debe  “luchar contra las discriminaciones en todas sus formas”.

    La Sentencia del TJUE del 9 de julio de 2015 resalta “la importancia de los principios de igualdad de trato y de no discriminación, que forman parte de los principios generales del Derecho de la Unión”,  a los que “debe reconocérseles un alcance general, dado que constituyen normas de Derecho social de la Unión de especial importancia de las que debe disfrutar todo trabajador, al ser disposiciones protectoras mínimas”. Y otra Sentencia del mismo TJUE del 13 de septiembre de 2007, caso del Cerro Alonso, C-307/05, puntualiza que normas como la Directiva 1999/70/CE no son sino manifestación de “los principios  de  igualdad  de trato  y  de  no  discriminación”, cuyo alcance trasciende a esa y otras normas concretas, porque “forman  parte  de  los  principios  generales  del  Derecho  comunitario”. A este respecto, la Sentencia del TSJ de Valencia 803/2015, del 21 de diciembre, confirmada por Sentencia del Tribunal Supremo 402/2017, del 8 de marzo, pone de relieve que, según se deriva de esta última Sentencia del TJUE, “la remuneración (…) es una condición de trabajo a efectos de interdicción de discriminación (…)”.

    Por consiguiente, para resolver el caso objeto de esta alzada es necesario dilucidar si el Ayuntamiento de Valtierra reconoce o no un derecho de su personal laboral (actual o futuro) de niveles C y D a percibir un complemento del 12 % sobre el salario base.

    TERCERO.- Convenio.

    El Boletín Oficial de Navarra número 11, del 24 de enero de 2007, publicó un Acuerdo del Gobierno de Navarra de fecha 15 de enero de 2007 aprobatorio del Convenio Colectivo supraempresarial del personal laboral al servicio de la Administración de la Comunidad Foral y sus organismos autónomos, cuyo artículo 71 recoge complementos del 12 % sobre el sueldo base para los “grupos” C y D y del 15 % para el E.

    Pero el punto 2º del precitado Acuerdo deja bien claro que “El referido Convenio colectivo será de aplicación al personal laboral, fijo o temporal, al servicio de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra y sus organismos autónomos que en el plazo de veinte días naturales, contados a partir del siguiente a la publicación de este Acuerdo en el BOLETIN OFICIAL de Navarra, manifieste expresamente su voluntad de quedar incluido dentro del ámbito de aplicación de dicho Convenio, mediante escrito cuyo modelo figura como Anexo II a este Acuerdo y que deberá presentarse en el Registro General del Gobierno de Navarra”. Si dentro del ámbito de la propia Administración de la Comunidad Foral se precisaban adhesiones individuales expresas para la inclusión en el ámbito de aplicación de dicho Convenio, más aún tratándose de personal de un Ayuntamiento ajeno a las partes firmantes.

    Pues bien, no consta ni se alega tal adhesión; ni por parte del Ayuntamiento de Valtierra, ni de contratados laborales de dicha entidad local individualmente considerados.

    Ambos requisitos, adhesión expresa del Ayuntamiento a este Convenio del año 2007 y adhesión individual de sus trabajadores en régimen laboral, serían necesarios para poder considerarlo aplicable al ámbito municipal de Valtierra.

    Pero ni siquiera lo anterior bastaría para acceder a lo solicitado en esta alzada. Porque una eventual extensión de lo convenido al personal funcionario del Ayuntamiento de Valtierra en virtud del mencionado principio de no discriminación requeriría, además, que cada persona funcionaria aceptara expresamente sujetarse a  las condiciones pactadas en dicho Convenio (hecha salvedad de las normas jurídicas imperativas que le fuesen aplicables). Según subrayan sentencias de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo como la del 15 de marzo de 2011, entre otras muchas, “La doctrina que -en la interpretación de las normas convencionales- rechaza la conocida técnica del “espigueo”, por virtud de la cual se pretenden disfrutar simultáneamente las condiciones más favorables de los distintos ordenamientos en liza, siendo así que la aplicación del criterio de la norma más favorable ha de hacerse respetando la unidad de regulación de la materia. O lo que es igual, la reclamación por diferencias retributivas -en aplicación parcial del Convenio Colectivo de la empresa transmitente- habría de ser rechazada (…)”. No siendo actualmente de aplicación necesaria a los recurrentes la normativa reglamentaria que invocan, solo una eventual adhesión municipal y personal al precitado Convenio en su conjunto podría posibilitar su aplicación al caso. 

    Ninguno de los tres requisitos anteriores queda acreditado en esta alzada. Lo único que se alega es la existencia de un Acuerdo plenario del Ayuntamiento de Valtierra del 23 de marzo de 2005 en el que se acordaba “la aplicación a los empleados del Ayuntamiento de Valtierra del Convenio que el Gobierno de Navarra tiene con sus funcionarios y los empleados laborales fijos hasta tanto el Ayuntamiento elabore su propio convenio o adopte la decisión que estime conveniente”. Esta decisión posibilitaba por entonces la aplicación en dicho Ayuntamiento del anterior Convenio Colectivo del personal laboral de la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, aprobado en octubre de 2004; pero no así del posterior, del año 2007. La aplicación de este último requería, aparte de la adhesión municipal (que no consta ni se alega), también las adhesiones individuales con arreglo a lo explicado “ut supra”.

    En consecuencia, procede la desestimación del recurso de alzada.

    Por todo lo expuesto, el Tribunal

    RESUELVE: Desestimar los recursos de alzada acumulados números 17-20698, 17-20699, 17-2700, 17-2701, 17-2702, 17-2703 y 17-2074, interpuestos contra Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Valtierra de fecha 31 de octubre de 2017 que aprueba la Plantilla Orgánica para 2017.

    Así por esta nuestra resolución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Mª Asunción Erice.- Miguel Izu.- Jon-Ander Pérez-Ilzarbe.- Certifico.- María García, Secretaria.-

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web