(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

Atención Ciudadana
Tel.: 948 012012
         012*
Horario:
De 8h a 19h de lunes a viernes.
E-mail: navarra@navarra.es
*Coste de la llamada: 0'34 euros independientemente de la duración.

Ver más noticias de este día

El paro registrado en Navarra aumenta en enero en 1.197 personas, hasta las 41.242 jueves, 02 de febrero de 2017


El vicepresidente Laparra recuerda que se trata del menor incremento experimentado en enero en los últimos diez años


Una persona, trabajando.

El número de personas desempleadas registradas en las agencias del Servicio Navarro de Empleo se situó al finalizar el mes de enero en 41.242, lo que supone un ascenso de 1.197 respecto al mes anterior, en el que el número de personas en situación de desempleo fue de 40.045, es decir, un aumento del 2,99%.  

El vicepresidente de Derchos Sociales, Miguel Laparra, ha considerado que, aunque “siempre que aumenta el desempleo la primera valoración debe ser negativa, un análisis de mayor calado hace que la valoración pierda gran parte de esa negatividad, principalmente a causa de la estacionalidad, especialmente patente en el primer mes del año”. Y ha expuesto que se trata del menor incremento mensual de los últimos diez años.

Laparra ha recordado que enero es el peor mes en términos de incremento mensual “y esto sucede independientemente del ciclo económico. La cuestión, por tanto, es comparar lo sucedido en enero de 2017 con lo ocurrido en el mismo mes de años anteriores para de esta forma valorar en su justa medida los datos”, ha explicado. De esa comparativa se desprende que a pesar del aumento del desempleo “la tendencia resulta más favorable y optimista”.

Así, el pasado 2016, el aumento producido en enero fue del 4,57%, en 2015 del 3,44%, llegando a alcanzar, por ejemplo, en 2009 el 10,4%. Incluso, tal y como se ha señalado, en los años previos a la crisis la subida del desempleo resultó ser claramente superior, un 5,2% en 2006 y un 6,9% en 2007.

Además, “como aspecto claramente positivo” hay que destacar el importante descenso del desempleo en términos anuales, un -8,6%, lo que supone una bajada de 3.871 personas desempleadas en un año. De nuevo, la comparativa con lo sucedido en los  años anteriores refleja una situación más favorable. El descenso anual es similar al del pasado 2016, -8,7%, pero resulta mejor a los de años precedentes. En 2015, el desempleo descendió un -7% y en 2014 un -4,4%. Por tanto, se consolida la tendencia descendente del desempleo a pesar de la persistencia de la influencia estacional.

En este sentido no conviene olvidar que la cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, entonces la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción ha sido del -27%, lo que supone un descenso de 15.282 personas paradas registradas. De esta forma, si se tiene en cuenta que entre la cota mínima de desempleo (mayo de 2007) y la máxima (febrero de 2013) se produjo un aumento de 37.679 personas desempleadas y que desde entonces se ha reducido el paro en esas 15.282 personas, se ha reducido o “reparado”, en términos porcentuales, un 40% del desempleo generado.

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

Como suele ser habitual en el primer mes del año, acompañando al aumento del desempleo se une el descenso de la afiliación. Lo cierto es que enero resulta ser un mes desfavorable para la creación de empleo.

En cuanto a los datos, el número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de enero en las 262.129, por tanto, 3.310 menos que el mes anterior pero 6.288 más que hace un año. Estos incrementos suponen en términos porcentuales un descenso del -1,25% en un mes y un crecimiento anual del 2,46%.

En cuanto al decremento mensual conviene señalar que junto con el sucedido en 2015, en el que fue igual, es el menor incremento mensual producido en el mes de enero desde el año 2008.

Respecto al incremento anual, es cierto que resulta menor que el del Estado, 3,3%. Sin embargo, se debe reseñar que la comparativa con las comunidades con menores tasas de paro muestra una situación, en cuanto al aumento relativo de la afiliación, similar. Ya se ha indicado que en Navarra, la comunidad con menor tasa de desempleo, se ha dado un incremento anual de la afiliación del 2,46%. Pues bien, en La Rioja, segunda con menor tasa de paro, el incremento ha sido del 2,57% y en el País Vasco, tercera con menor proporción de personas desempleadas,  el crecimiento anual de la afiliación se cifra en el 2,02%.No conviene olvidar tampoco que la cota mínima de afiliación se alcanzó precisamente en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato de enero, se ha producido un aumento de 18.624 afiliaciones, un 7,6%.

En cuanto a las cifras de contratación, “resulta también positivo” que el número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el SNE durante el mes de enero de 2017 haya sido de 29.573 contratos ya que esta cifra supone un aumento de 2.312 contratos respecto al mes anterior, un 8,5% de incremento mensual. Además, en términos anuales se ha dado un aumento del número de contratos del 7,9%, lo que supone 2.168 contratos más respecto a enero de 2016.

Otro elemento a destacar “de manera positiva” es que el incremento mensual de la contratación indefinida ha sido claramente superior a la temporal. El número de contratos indefinidos ha aumentado en un mes un 27,4% mientras que se ha dado un aumento del 7,4% en el caso de los contratos temporales. Estas variaciones han hecho que el peso de la contratación indefinida se sitúe aproximadamente en el 6,1% de la contratación realizada, la mayor proporción desde abril del pasado año.

Desglose de datos del paro

Por Agencias de Empleo, y en términos mensuales, el paro ha aumentado en todas las Agencias salvo en la de Tudela en la que se ha dado un descenso del -0,17%.
Los aumentos mensuales han sido los siguientes: Alsasua (0,70%), Tafalla (1,11%), Estella (2,35%), Ensanche (3,56%) Yamaguchi (3,71%), Rochapea (4,00%), Lodosa (4,63%), Santesteban (8,14%), y Aoiz (10,63%).

Respecto a la variación anual, en todas las oficinas se produce un descenso del paro. En la oficina de Santestesban (-11,74%), Tudela (-11,08%), Alsasua (-10,35%), Tafalla (-9,72%), Estella (-9,00%) Yamaguchi (-8,98%), Ensanche (-8,53%),Lodosa (- 6,94%), Rochapea (-6,19%) y Aoiz (-2,09%).

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 23.247 mujeres, con un aumento mensual del 5,6% (1.229 mujeres más) y en 17.995 hombres, con un descenso del -0,2% (32 hombres menos). Por tanto, el aumento mensual del paro ha sido protagonizado en exclusiva por mujeres.

Además, si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar, una distribución más desequilibrada del desempleo: el número de desempleados desciende anualmente en un -12%, mientras que el descenso para las mujeres resulta significativamente menor, un -5,7%. De esta forma, actualmente la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es del 56,4% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%.

Por Grupos de Edad, se produce un aumento mensual de 88 jóvenes desempleados/as lo que supone un incremento del 2,4%. Por su parte, las personas desempleadas de 25 a 34 años aumentan en un mes un 3,7% (284 más), los parados y paradas de entre 35 y 44 años aumentan un 1,1% (110 más), la población parada de entre 45 y 54 años se incrementa un 4,5% (435 personas más en un mes). Por último, el colectivo de mayores de 55 años aumenta mensualmente un 3,3% (280 personas paradas más en un mes).
De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.794 (un 9,2% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 19,5% del total del desempleo (8.050), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 25,2% (10.373), los parados y paradas  de entre 45 y 54 representan el 24,6% (10.161 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 21,5%, 8.864 personas. Aspecto importante a tener en cuenta por su menor grado de empleabilidad.

En cuanto a la variación anual, los jóvenes desempleados/as descienden un -9,1%, el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -10,2%, el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44  es del -12,3%. Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -7,7% mientras que aquellas de más de 55 años lo hace un -3,1%.

Por nivel de estudios, siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria; suponen el 69,4% del total (28.604). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 10,3% del total (4.244 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 71,4%).

Sectores económicos

Por último, por sectores económicos, el desempleo ha aumentado mensualmente en industria, un 1,6% (91 personas desempleadas más), construcción, 0,4% (10 personas más) y servicios, 4,5% (1.165 más). Por el contrario, el paro ha descendido en el sector primario un -1,6% (36 personas desempleadas menos). Por su parte, las personas sin empleo anterior también han descendido (un -1%, 33 personas menos).

En términos anuales, es destacable que el paro haya disminuido en todos los sectores. Porcentualmente destaca el descenso del -18,3% en construcción (632 personas desempleadas menos), seguido de la industria (-12,4% y 824 personas paradas menos), agricultura (-8%, 196 personas desempleadas menos en un año) y servicios (-7,3%, 2.140 menos). Este descenso sectorial general resulta especialmente positivo ya que se afianza la tendencia observada en meses pasados en los que la disminución del paro en términos porcentuales es superior en la industria que en el sector servicios. De todas formas, conviene reseñar que el paro del sector de Servicios representa el 66% del desempleo registrado. Por su parte, anualmente ha descendido el paro para quien no tenía un empleo (79 personas más, un 2,4%).

El análisis del desempleo por subsectores económicos revela que el aumento mensual del desempleo proviene de las mismas ramas que suelen ocasionar los incrementos del desempleo en enero de anteriores años, aunque conviene señalar que en este caso dichos incrementos han sido de menor intensidad.

Así, destacan como principales focos del aumento mensual del desempleo las ramas de comercio y hostelería (403 personas desempleadas más), las actividades sanitarias (305 más), las actividades relacionadas con la asistencia en establecimientos residenciales y las actividades de servicios sociales sin alojamiento (222 personas desempleadas más en un mes) y los servicios a edificios y jardinería (171 más).

El incremento del desempleo se contrarresta con diversos descensos del paro, el que resulta más significativo es el producido en las denominadas actividades relacionadas con el empleo. Esta rama acoge a las actividades de las agencias de colocación, empresas de trabajo temporal, actividad, dicho sea de paso, que es una de las principales causantes del importante aumento del paro de los meses de diciembre a lo largo de los últimos años. Es decir, a tenor de los datos, parece ser que va reanudándose la actividad en las empresas tras el periodo vacacional de Navidad lo que hace que se recurra de nuevo a este tipo de servicios ocupacionales.

En cuanto a la variación anual del desempleo, en el sector primario, la agricultura y ganadería experimentan un descenso anual de 138 personas desempleadas.
Dentro del sector industrial, destacan: la rama de fabricación de vehículos de motor con un descenso de 150 personas desempleadas, la industria de la alimentación con 103 personas desempleadas menos y la fabricación de productos metálicos (97 menos).
En el sector de la construcción sobresalen, la construcción de edificios con 320 personas desempleadas menos en un año y la construcción especializada con un descenso anual de 301 personas desempleadas.

Por último, en el sector servicios destacan los descensos anuales en el comercio al por menor (327 personas desempleadas menos), la Administración Pública con 207 personas paradas menos, los servicios a edificios y jardinería (171 menos), las actividades relacionadas con la restauración (comidas y bebidas) con 167 desempleados y desempleadas menos, la educación y sanidad con un descenso de 123 y 100 personas respectivamente y la asistencia en establecimientos residenciales (93 menos). Cabe añadir el descenso del desempleo en la rama de actividades asociativas, 82 menos, así como en las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento (74 menos).

En contraposición, cabe destacar una de las pocas actividades en las que aumenta levemente el desempleo, se trata de las actividades de los hogares como empleadores de personal doméstico, con un incremento anual de 48 personas desempleadas más.

 


 


Nota de prensa:

Si desea descargarse en formato PDF esta información completa pinche aquí .

Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web