(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Technorati
  • Google
  • Facebook
  • Yahoo

contacto de esta sección

Atención Ciudadana
Tel.: 948 012012
         012*
Horario
: Del 1 de julio al 15 de agosto, de lunes a viernes, de 8:00 a 15:00 horas.
E-mail: navarra@navarra.es
*Coste de la llamada: 0'34 euros independientemente de la duración.

Atención a Medios de Comunicación
Tfno: 848 426700
E-mail:  prensa@navarra.es
Avda. Carlos III 2
31002 PAMPLONA
Horario: Del 17 de julio al 31 de agosto, ambos inclusive, el horario será de lunes a viernes, de 08:00 a 14:30 horas (excepto festivos).

Ver más noticias de este día

El Gobierno prevé crear 20.000 puestos de trabajo hasta 2019 a través del nuevo plan de empleo martes, 20 de septiembre de 2016


Con la presentación al cuatripartito, sindicatos y organizaciones empresariales, los vicepresidentes Ayerdi y Laparra inician el proceso de debate y negociación para recabar el “máximo consenso social y político posible” en torno a una estrategia que combina medidas de creación de empleo y de cohesión social


Transcripción textual del video

El Gobierno de Navarra contempla crear a través del Plan de Empleo 2016-2019 un total de 20.000 empleos, de manera que se reduzca la tasa de paro del 13,27% actual (IIT16) al 10% (10.000 puestos de trabajo) y 10.000 personas más, ahora inactivas, entren al mercado de trabajo.
Ingeniera, en una fábrica.

El Ejecutivo se marca como objetivo reducir en un 75% la brecha de tasa de empleo con las 15 regiones europeas referentes de la Estrategia de Especialización Inteligente

El Gobierno de Navarra contempla crear a través del Plan de Empleo 2016-2019 un total de 20.000 empleos, de manera que se reduzca la tasa de paro del 13,27% actual (IIT16) al 10% (10.000 puestos de trabajo) y 10.000 personas más, ahora inactivas, entren al mercado de trabajo.

Más empleo, de mayor calidad, mejora de la empleabilidad e igualdad de oportunidades - inclusión sociolaboral constituyen los cuatro ejes estratégicos del Plan de Empleo, al que se suma un quinto objetivo, la transformación del Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare, de manera que proporcione una atención más personalizada, principalmente, de manera que tenga capacidad en 2019 para hacer un seguimiento a 15.000 personas anuales.

El borrador recoge de 140 medidas orientadas a las necesidades de personas, empresas y de esta transformación del servicio público de empleo. Con estas premisas, ha iniciado el proceso de acuerdo con los agentes sociales, políticos y económicos. Ayer fue presentado al cuatripartito y hoy al consejo de gobierno de del Servicio Navarro de Empleo – Nafar Lansare.

Según han explicado hoy en rueda de prensa los vicepresidentes de Desarrollo Económico y Derechos Sociales, Manu Ayerdi y Miguel Laparra, al término del desarrollo del Plan, en 2019, el Ejecutivo espera haber reducido en un 75% la brecha de tasa de empleo con las 15 regiones europeas referentes de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS 3 Navarra), el modelo de transformación económica de la Comunidad Foral que ha identificado los sectores claves para la competitividad regional, en los que se deben focalizar los recursos y políticas en las próximas décadas. A través de la creación de 20.000 puestos de trabajo, Navarra podría aproximarse a una tasa de empleo de la población de 20-64 años del 75% (Objetivo europeo 2020).

Igualmente, este Plan, junto con la RIS3 y otros planes estratégicos que está diseñando el Ejecutivo, trata de asentar un nuevo modelo de desarrollo, orientado al desarrollo humano sostenible, sobre los principios de competitividad empresarial, cohesión social, territorial y medioambiental.

En cuanto a la calidad del empleo, segundo objetivo, el Plan apuesta por la promoción de la contratación indefinida (pasar de los 17.000 contratos indefinidos actuales al año a los 25.000 anuales al final del plan), además avanzar en salarios, estabilidad, salud laboral, reducción del empleo no declarado etc. “La creación de empleo de calidad va a ser un indicador clave”, han precisado Laparra y Ayerdi.

En materia de mejora de la empleabilidad, el Plan incide en la formación, con especial atención a la Formación Profesional (plantea alcanzar un 10% más de personas formadas en este nivel); alcanzar las 10.000 acreditaciones nuevas de la cualificación profesional, además del acompañamiento personalizado y continuo a 15.000 personas anuales en el SNE-NF, especialmente personas con mayores dificultades de inserción.

Respecto al cuarto objetivo, favorecer la inserción y la igualdad de oportunidades, se establecen los siguientes retos: reducir en tres años en un 20% la desigualdad en las tasas de empleo de mujeres (4,3 puntos más de paro), jóvenes (su tasa de paro es del 40% aprox.), mayores de 45 años (en torno al 40% del desempleo) o personas con discapacidad y minorías; o bajar en un 30% el número de personas paradas de larga duración. Otro objetivo es el de incrementar en un 100%, duplicar, la inserción laboral anual de perceptores de RIS o Renta Garantizada

Para alcanzar esos objetivos, el Plan recoge medidas dirigidas tanto al fomento y la creación de empleo como a la cohesión social. Entre ellas destacan nuevos incentivos fiscales a empresas que creen empleo estable de calidad o mejoren los salarios por encima del convenio; promoción de nuevos nichos que atiendan prioridades económicas y sociales; o el fomento de la contratación de jóvenes o de perceptores de la renta de inclusión en empresas.

Cabe señalar que la perspectiva de género se ha integrado de manera transversal, como establece el Plan de Igualdad. Y en la definición de medidas, la población femenina se establece como grupo prioritario. También se incide en la salud laboral y la lucha contra el empleo no declarado.

Diagnóstico

El borrador del Plan de Empleo se ha elaborado sobre tres bases: el acuerdo programático de Gobierno, las directrices europeas y un diagnóstico sociolaboral, compartido por los agentes sociales, que detecta la necesidad de hacer frente a 12 realidades: envejecimiento de la población (un 20% tiene más de 65 años): destrucción de empleo (entre 40.000 y 45.000 empleos entre 2008 y 2014 según las distintas fuentes) y la disminución del número de cotizantes;  la incidencia del desempleo en los jóvenes (del 43,3% frente al 13,25% del total); situación desfavorable de otros colectivos (30% en población extranjera, desempleo de larga duración entre personas con discapacidad); paro de larga duración (70% de personas desempleadas lleva más de un año y el 40%, más de dos); agravamiento de las desigualdades entre mujeres y hombres (4,3 puntos más de paro y 8,1 puntos más de temporalidad para ellas).

Otras necesidades detectadas son las de incidir en la empleabilidad a través de la formación (el 70% de la población desempleada no tiene un nivel de estudios superior a la primera etapa de secundaria); y la desigualdad territorial (Sakana, Aoiz, Tierra Estella o Castejón, Cintruénigo y Corrella han sido las zonas más afectadas).

También existe un problema de calidad y precariedad” (temporalidad del 25,4%, 16,1% de jornadas parciales, bajos salarios, trabajo no declarado, etc); la desprotección y la insuficiente capacidad de respuesta de los sistemas estatales (53% de personas desempleadas no tiene cobertura por desempleo); y el insuficiente protagonismo de los servicios públicos de empleo (solo el 1,7% de la población asalariada encontró empleo a través de una oficina pública, frente al 3,7% de 2008).

El Plan de Empleo se coordina, como es lógico, con la RIS3 y con los planes estratégicos que cuelgan de ella:  emprendimiento y trabajo autónomo, industrialización, ciencia y tecnología, FP, turismo y comercio y banda ancha. Interactúa también con el de Juventud, atención a personas con discapacidad o igualdad e inclusión social.

Máximo consenso

Según ha explicado Ayerdi, el Gobierno aspira a lograr el “máximo consenso social y político posible” en torno al Plan, dado que la creación de empleo de calidad constituye el “objetivo principal” del Gobierno de Navarra. Una vez discutido y compartido el diagnóstico sobre la situación del empleo con los diferentes agentes, a partir de ahora se abordará el diálogo con agentes sociales y políticos. Como se recordará, el Gobierno amplió la representación sindical y empresarial del Consejo del SNE-NL.

Además, el Gobierno convocará al Consejo de Diálogo Social para que reflexione sobre la propuesta.

Una vez que se consensúen las medidas y concluya la fase de exposición y participación pública, el Gobierno detallará el presupuesto para 2017 y siguientes ejercicios. Finalmente, el Gobierno de Navarra aprobará el Plan de Empleo y lo remitirá al Parlamento de Navarra para su ratificación final.

Asimismo, durante la vigencia de este Plan de Empleo, el Ejecutivo foral remitirá al Parlamento la primera Ley Foral de Empleo de la Comunidad Foral, de manera que se apruebe una cartera de servicios para todas las personas desempleadas, de forma que queden fijados los servicios públicos a los que tienen derecho, tal y como sucede en el ámbito, por ejemplo, de los servicios sociales.

Las medidas más destacadas

El borrador de plan plantea, como punto de partida, en torno a 140 medidas. En relación con los cuatro objetivos estratégicos, destacan las siguientes:

A.- Aumentar el empleo en Navarra, a través del emprendimiento, el empleo autónomo y el fomento del empleo.

Las medidas adicionales a las ya contempladas en los planes de emprendimiento y trabajo autónomo o economía social son:

  1. Incentivos fiscales. A la deducción por creación de empleo (premia a las empresas que generan empleo de calidad y lo mantienen durante 24 meses), no le será de aplicación el límite del 25% de la cuota líquida (junto con otras deducciones), tal y como sucede con la de I+D+i y cinematografía. Se creará también una reserva que incentive la creación de empleo futuro, como sucede con Reserva de Inversiones. Sería incompatible con la deducción por creación, pero la empresa podría ajustar su deducción en función del empleo efectivamente creado.
  2. Promoción de nuevos nichos de empleo: economía circular y reciclaje, gestión de recursos naturales, atención a dependencia y cuidados y promoción de la vivienda en alquiler y rehabilitación. Se prevé generar 3.350 empleos en las tres primeras actividades y 1.800 en la del sector de la construcción. En total, 5.150.
  3. Más ayudas para el fomento de la contratación de jóvenes (550 en 2017, 600 en 2018 y 700 en 2019): contratación en prácticas de menores de 30 años, asistencia a empresas para que realicen contratos de Formación y Aprendizaje; realización de prácticas no laborales en el ámbito de los centros de Formación Profesional y Centros de Formación para el Empleo.
  4. Nuevas ayudas para la contratación de perceptores de RIS o Renta Garantizada en empresas privadas: 1.000 personas.
  5. Administración: incorporación de cláusulas sociales en la contratación pública.
  6. Estudio y puesta en marcha de medidas para el reparto del trabajo.

B. Mejorar la calidad del empleo (estabilidad, salud laboral, salarios, trabajo no declarado, etc), a través de una nueva cultura empresarial, mejora de la seguridad laboral, la regulación y las medidas de estabilidad, y junto con el III Plan de Salud Laboral de Navarra (cultura de la prevención, cumplimiento de la legislación, etc).

  1. Nueva deducción fiscal adicional a empresas que pacten la elevación de los salarios por encima del convenio.

  1. Nueva subvención a empresas por el mantenimiento de plantillas durante 3 años: 100 euros mensuales durante 3 años para el pago de las cuotas de la Seguridad Social.

9. Aprobación en otoño del Plan de Acción 2017-2018 en materia de prevención de riesgos laborales.

  1. Promoción de una cultura empresarial más comprometida con el empleo de calidad y de confianza mutua, en colaboración con los agentes socioeconómicos; y de los acuerdos de estabilidad y sistemas de reubicación de plantillas en la negociación colectiva.

  1. Lucha contra el trabajo no declarado : activación del Plan de Lucha contra el Fraude Fiscal, refuerzo de la inspección de Trabajo y Seguridad Social, sensibilización ciudadana.

C.- Mejorar la empleabilidad y desarrollo de las competencias profesionales:

  1. Elaboración y puesta en marcha del I Plan Estratégico de la Formación Profesional Integrada, que coordine Educación y SNE-NL. 

  1. Incremento de un 50% de las acciones de formación del Servicio Navarro de Empleo y de las personas participantes, hasta las 18.000, e incremento de la oferta propia.

  1. Cuadruplicar el número de personas de participantes en el conjunto de Programas de Formación y Empleo, diversificando los programas de formación en alternancia (Escuelas Taller) y los programas específicos (Programas Integrados de Formación y Empleo): 900 plazas anuales.

  1. Aumentar el número de acreditaciones de la cualificación profesional, hasta lograr 10.000 acreditaciones nuevas en el periodo de vigencia del Plan, a través de la formación para el empleo y la acreditación de la experiencia. Y programación de cursos de Competencias Clave a lo largo del territorio para facilitar el acceso a una formación cualificante a 1.500 personas.

D.- Favorecer la inserción y garantizar la igualdad, garantizando la igualdad de oportunidades, el empleo inclusivo y la igualdad de género (como medidas antidiscriminación):

  1. Conjunto de medidas para la contratación de 3.000 personas perceptoras de RIS-Renta Garantizada por empresas, entidades locales y entidades de iniciativa social (1.200 en Empleo Social Protegido).

  1. Nuevos incentivos al empleo previstos en la nueva Ley Foral de Renta Garantizada, dentro de la filosofía “making work pay”, dirigida a incentivar la inserción laboral de las personas perceptoras de Renta Garantizada.

  1. Programa de atención a las personas desempleadas de larga duración. Intensificación de esta medida a personas desempleadas mayores de 50 años hasta la atención del 100%.
  2. Apoyo a los Centros Especiales de Empleo y nueva regulación e impulso de los Centros de Inserción Sociolaboral.
  3. Impulso del Programa de Garantía Juvenil.
  4. Desarrollo de un Plan específico de lucha contra la Discriminación laboral en Navarra.
  5. Priorización de la inserción de mujeres en las medidas de fomento que contemplan tanto bonificaciones económicas como el impulso de nichos generadores de empleo.
  6. Obligación en toda convocatoria de empleo subvencionado a alcanzar por lo menos el 50% de contratación de mujeres.
  7. Elaboración de un Plan de conciliación de la vida personal, familiar y laboral.
  8. Estudio e impulso de medidas dirigidas a la reducción de la brecha salarial.

E.- Transformación del SNE-NL:

  1. Territorialización de la cartera de Servicios de Empleo de tal manera que garantice los mismos servicios en todas las comarcas de Navarra.
  2. Puesta en marcha de la ventanilla única para la coordinación de Servicios Sociales y Servicios de Empleo.
  3. Establecimiento de un sistema de seguimiento basado en la persona y los servicios que solicita/recibe.
  4. Creación de un Sistema único de orientación profesional para Navarra con el objetivo de pasar a una atención individualizada de hasta 15.000 personas usuarias en 2019.
  5. Diseño de un sistema de transparencia y compromiso en la gestión cotidiana del SNE-NL, e implantación gradual.
  6. Desarrollo de una Ley Foral de Empleo, antes de finalizar la legislatura, en la que se establezca el derecho de acceso a la Cartera de Servicios de Empleo de los ciudadanos y ciudadanas en Navarra.


Nota de prensa:

Si desea descargarse en formato PDF esta información completa pinche aquí .

Documentación:
Audio
Video
Borrador del Plan de Empleo de Navarra 2016-2019
Diagnóstico previo
Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web