(ir al contenido)

Logotipo navarra.es

Castellano | Euskara | Français | English

¡Utilice el buscador!

Herramientas para el contenido

Compártelo

  • Meneame
  • Delicious
  • Google
  • Facebook

contacto de esta sección

Atención Ciudadana
Tel.: 948 012012
         012*
Horario:
De 8h a 19h de lunes a viernes.
E-mail: navarra@navarra.es
*Coste de la llamada: 0'34 euros independientemente de la duración.

Ver más noticias de este día

Por cada euro invertido en las bibliotecas de Navarra retornan entre 3,49  y 4,66 euros a través de sus servicios
miércoles, 13 de abril de 2016


Así se desprende de los resultados de un estudio promovido por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria y cofinanciado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y el Gobierno de Navarra


Transcripción textual del video

Las bibliotecas se presentan en Navarra como una excelente inversión. No solamente cuando se comparan en términos económicos sus costes y sus beneficios, sino también cuando se examina su impacto positivo en el bienestar de las personas y de la sociedad. Así, por cada euro invertido al año en las bibliotecas de Navarra, éstas retornan entre 3,49 € y 4,66 € a través de sus servicios.

Así se desprende de un estudio, promovido por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, un organismo en el que están representadas todas las administraciones con competencias en materia de bibliotecas y que trabajó intensamente en la definición de indicadores que permitieran visualizar tanto el impacto económico como social de las bibliotecas en España.

La consejera Herrera, el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y el coordinador del estudio, Hilario Hernández. ( ampliar imagen )

Las bibliotecas se presentan en Navarra como una excelente inversión. No solamente cuando se comparan en términos económicos sus costes y sus beneficios, sino también cuando se examina su impacto positivo en el bienestar de las personas y de la sociedad. Así, por cada euro invertido al año en las bibliotecas de Navarra, éstas retornan entre 3,49 € y 4,66 € a través de sus servicios.

Así se desprende de un estudio, promovido por el Consejo de Cooperación Bibliotecaria, un organismo en el que están representadas todas las administraciones con competencias en materia de bibliotecas y que trabajó intensamente en la definición de indicadores que permitieran visualizar tanto el impacto económico como social de las bibliotecas en España.

El trabajo ha sido presentado hoy en el Palacio de Navarra por la consejera de Cultura, Deporte y Juventud, Ana Herrera; el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, y el coordinador del estudio, Hilario Hernández.

Retorno económico

Tal vez, el más significativo es el indicador del retorno económico, conocido por su sigla inglesa "ROI" (Return On Investment), que mide, en términos monetarios, los beneficios generados por las bibliotecas en relación al gasto realizado. Para la evaluación de este impacto económico, se asignó un valor económico a los distintos servicios bibliotecarios: préstamos, actividades culturales y artísticas, disposición de espacio para actividades culturales, organización de programas culturales y de cursos, actividades infantiles etc.

Esta metodología se ha aplicado con carácter experimental al sistema bibliotecario de Navarra, que ha mostrado evidencias sólidas de su rentabilidad. .El resultado es un valor significativamente superior al coste que genera su mantenimiento.

Así, el valor de los servicios utilizados durante un año, con precios análogos a los del mercado, asciende a 61,7 millones de euros. Deducidos los gastos, 17,7 millones, el beneficio neto que generan es de 44,1 millones de euros anuales. (Los usuarios realizan una estimación todavía algo superior si le ponen un precio hipotético al uso que hacen de las bibliotecas y a lo que pagarían por el servicio a una empresa privada.)

Si se añade la aportación estimada de las bibliotecas a la investigación, el valor llega a los 82,3 millones de euros al año. El valor de retorno por habitante asciende a 96,4 euros y el gasto por habitante es de 27, 6 euros, por lo que el beneficio por habitante asciende a 68,8 euros.

Valor estimado según funciones

El servicio de préstamo de libros y audiovisuales es la función más popular de todas las que proporcionan las bibliotecas y tiene un importante peso en su valor económico. Representa casi 3 de cada 10 euros, el 28,3% del valor total. En la Red de Bibliotecas representa el 41,7% de su valor total, un valor de 8,7 millones de euros. En las bibliotecas universitarias donde el volumen de préstamos es netamente inferior, alcanza un valor económico de 8,1 millones de euros, dado el precio más elevado de los libros y manuales científicos.

La aportación a la investigación es otra función clave y el valor económico que adquiere constituye también una parte significativa del valor de las bibliotecas de Navarra. El método ha consistido básicamente en calcular el número de horas de trabajo que la biblioteca ha ahorrado a los investigadores, es decir, su aportación en la tarea de localizar y obtener información, antecedentes, bibliografía, etc. El estudio ha contabilizado únicamente la labor realizada en las bibliotecas universitarias y especializadas, estimando un valor económico para este servicio de 16,2 millones de euros anuales, casi una quinta parte del total.

La descarga de documentos es otro servicio bibliotecario. Ha sido valorado en 21,6 millones de euros anuales. Casi la totalidad de las descargas las realizan las bibliotecas universitarias (en 2014 éstas facilitaron a sus usuarios y usuarias la descarga de 9,3 millones de documentos electrónicos, en su mayoría revistas científicas y otros materiales muy costosos que muchos estudiantes no podrían permitirse de otro modo.)

El estudio ha dado a la función del asesoramiento del personal bibliotecario un valor económico equivalente a 5 millones de euros anuales (el 8,1% del valor total del sistema). Los comentarios recogidos en las entrevistas avalan la importancia que para las personas tiene contar con profesionales que les den este asesoramiento. Las tareas vinculadas cubren la difusión selectiva de información, recomendaciones, búsqueda documental, asesoramiento bibliográfico, servicio referencial, elaboración de guías de lectura y novedades bibliográficas y a asesoramiento a colegios y entidades. La asignación de este valor económico se ha hecho a partir del gasto en personal registrado en cada tipo de biblioteca.

El uso de recursos en las salas -leer o consultar libros, buscar información, averiguar algo- es la segunda actividad más frecuente entre las personas usuarias. Con un valor de casi 10 millones de euros, el uso las salas y de sus colecciones físicas de libros, periódicos, revistas, películas, música, bases de datos, etc. representa el 14,5% del valor total.

Las bibliotecas funcionan también, cada vez más, como centros que organizan un conjunto de actividades culturales, formativas, de fomento lector, sociales, etc. De hecho, programaron 2.500 actividades a lo largo del año, a razón de unas 8 actividades diarias. Las bibliotecas universitarias organizaron también más de 330 cursos de formación de usuarios, con más de 1.500 horas impartidas, en su mayoría como formación reglada. Su valor supera los 2,4 millones de euros, que suponen el 3,9% del valor económico total de los servicios bibliotecarios.

Se han calculado, asimismo, los servicios de libre acceso a internet desde las bibliotecas, bien mediante los ordenadores de los centros, bien mediante dispositivos propios. Entre ambos se ha estimado un valor de 2,1 millones, que representan el 3,5% del valor total asignado a todo el sistema.

Finalmente, se ha valorado, además, la función de conservación de los fondos de interés histórico o patrimonial, colecciones a las que se otorga una estimación mínima de 16,1 millones de euros. Se estima que estos fondos considerados patrimoniales ascienden a 388.710 ejemplares.

Otras funciones no cuantificables

Las bibliotecas tienen, además, relevancia más allá de su papel como servicio cultural; también son consideradas un recurso educativo y de desarrollo social de primer orden, algo en lo que coinciden tanto el sector de población que no las usa, como las personas usuarias y que es muy difícil cuantificar económicamente.

Entre sus funciones, destaca de forma significativa la de garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la información y al conocimiento, una función que obtiene una valoración media de 8,8 entre el conjunto de la población y que ha sido destaca como la función más importante entre los usuarios de las bibliotecas públicas.

El estudio está basado en fuentes estadísticas, pero también en más de 5.200 encuestas entre la población y los usuarios de bibliotecas de Navarra.

Características y fases del estudio

El estudio aborda el análisis de distintas series estadísticas, tanto bibliotecarias como económicas, demográficas y sociales, y maneja más de cuarenta indicadores que han permitido evaluar el impacto de estos centros en la sociedad navarra desde distintas perspectivas.

A partir del análisis de los datos estadísticos existentes, pero también de la realización de encuestas a usuarios, de entrevistas a los no usuarios y de reuniones con grupos de profesionales, se ha cuantificado la eficacia de la inversión económica y el valor real de los servicios que las bibliotecas ofrecen a los ciudadanos (préstamo de libros y audiovisuales, uso de internet, actividades culturales, etc).

En concreto, se ha calculado el valor de siete servicios bibliotecarios, para los que se dispone de información precisa del número de usos que han tenido durante el año, y para los que es posible calcular su precio en el mercado donde se ofrecen bienes o servicios similares o sustitutivos. Es por tanto un cálculo a la baja, ya que no se han incluido todos los servicios que prestan las bibliotecas, algunos de los cuales son muy difíciles de valorar en términos económicos.

Para cada servicio, el procedimiento ha sido básicamente el mismo: se ha identificado el número de usos que ha tenido durante el año, se ha asignado un valor unitario a cada uso en analogía con el mercado, y se ha calculado el valor de cada servicio y del total. El estudio también ha realizado cálculos diferenciados para los distintos tipos de biblioteca, dada la distinta idiosincrasia de las bibliotecas públicas, universitarias o especializadas. El valor total del sistema es la suma del valor del los distintos tipos de bibliotecas.

Además de los datos de las bibliotecas obtenidos a través de la información estadística (sobre sus fondos, costes, número de préstamos, uso de sus servicios, etc.), también se ha extraído información sobre la percepción que los usuarios tienen de sus servicios y del valor que aportan a la sociedad.

La realización de este primer estudio nacional, que se ha efectuado sobre el sistema bibliotecario de Navarra, se constituyó un grupo de trabajo con representantes del Servicio de Bibliotecas de Navarra, de los distintos tipos de bibliotecas (regional, públicas, biblioteca de la Universidad de Navarra, Biblioteca de la Universidad Pública de Navarra y  Biblioteca de la UNED, bibliotecas especializadas y escolares), de la Asociación Navarra de Bibliotecarios (ASNABI) y de la Secretaría técnica, que ha funcionado como espacio básico de debate y validación de las distintas fases del proceso -estudio de la documentación de referencia, adaptación del mapa de indicadores, propuestas de encuestas y validación de cuestionarios, realización de pretest , resultados provisionales, etc.-, así como de centro recopilador de información estadística, documental o puntual.

Los gastos de las bibliotecas de Navarra en 2014

Si se compara el valor económico que producen las bibliotecas con los gastos de su funcionamiento en el año que sirvió de referencia al estudio, nos encontramos con que los gastos ascendieron en su conjunto a 17,7 millones de euros, a razón de una media de 27,6 euros por habitante. Algo más de la mitad, el 54,1%, correspondió a las bibliotecas universitarias; el 40%, a las públicas (incluyendo la Biblioteca de Navarra); y el resto, a las especializadas.

El gasto más importante es el de personal, que consume alrededor de la mitad del presupuesto, sin que se aprecien grandes diferencias entre un tipo y otro de bibliotecas. Sin embargo, el porcentaje del presupuesto destinado a adquisiciones es especialmente reducido en las bibliotecas públicas. No así en las bibliotecas universitarias y especializadas (en las que el peso de la Biblioteca de Ciencias de la Salud es fundamental), que dedican importantes dotaciones a la adquisición de novedades científicas, académicas o profesionales.

El capítulo de Otros gastos (fundamentalmente mantenimiento, suministros y comunicaciones, actividades y servicios de red) se ve, sin embargo, en las bibliotecas públicas, muchas de las cuales llegan a ser muy activas en la organización de programas y actividades para el público.


Nota de prensa:

Si desea descargarse en formato PDF esta información completa pinche aquí .

Documentación:
Audio
Video
INFOGRAFIAS.pdf
Gobierno de Navarra

Contacte con nosotros | Accesibilidad | Aviso legal | Mapa web