Desciende a nivel de preemergencia el Plan de incendios de Navarra, que se encuentra activo desde el 15 de junio

El departamento de Interior ha destacado el “gran refuerzo presupuestario y de personal” del Servicio de Bomberos realizado esta legislatura  
24 de junio de 2022

La dirección general de Interior ha descendido a nivel de preemergencia (nivel 0) el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales (Plan Infona), que se encontraba activo desde la madrugada del pasado 15 de junio, cuando se declararon tres incendios de vegetación en Leyre, Tafalla y Leoz. Actualmente, todos los incendios están controlados.

En concreto, el Plan de Protección Civil de Emergencia por Incendios Forestales fue activado en nivel 1 a las 3 horas de la madrugada del 15 de junio y a las 8 horas de ese mismo día, ante el agravamiento de la situación por las condiciones meteorológicas, la difícil orografía de la zona y la posible afección a patrimonio histórico, se elevó a nivel 2 para solicitar medios de extinción al Estado.

El viernes 17 de junio, a las 13 horas, el Plan Infona se mantuvo en nivel 1, y descendió del 2, al encontrarse estabilizados los incendios declarados dos días antes y poder ser controlados con medios propios del Gobierno de Navarra.

En ese nivel de alerta continuó hasta que fue elevado a nivel 2 a las 15:15 horas del sábado 18 de junio, cuando se habían declarado varios incendios en Bardenas Reales (a las 13:32 horas), en Olleta (14:18 horas), en Legarda (14:33 horas) y en Obanos (14:42 horas).

A continuación, la dirección general de Interior solicitó todos los recursos aéreos posibles al Ministerio de Transición Ecológica (MITECO). Asimismo, se pidió la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para su intervención inmediata en Navarra.

La rápida evolución de los incendios declarados a primera hora de la tarde del sábado en distintos puntos de la zona media y del sur de Navarra motivó la activación del Plan Territorial de Protección Civil de Navarra (Platena) en nivel 2, a las 16:30 horas, al   tratarse de una situación de emergencia general. Cabe recordar que los distintos fuegos habían conllevado el desalojo de las localidades de Legarda y Obanos y del parque de Sendaviva, y la afección a servicios esenciales, tanto suministros eléctricos de media y baja tensión, como a carreteras de primer y segundo orden.

El Platena continuó en fase 2 hasta el final de la tarde del martes 21 de junio, cuando descendió a nivel de preemergencia al constatarse que el riesgo existente se limitaba únicamente al incendio forestal. En la mañana del día siguiente, miércoles 22 de junio, se desactivo el Plan Territorial de Protección Civil de Navarra.

Por su parte, el Plan Infona continuó en el nivel 2 declarado el sábado 18 de junio hasta ayer jueves, 23 de junio, a las 8 horas, cuando descendió a nivel 1. Esta mañana el nivel de alerta se ha situado un escalón más abajo, en el nivel de preemergencia (nivel 0).

Refuerzo del servicio de bomberos

El vicepresidente Remirez, ha destacado esta mañana durante la visita a Senda Viva que esta legislatura se ha hecho “un importante esfuerzo en el refuerzo de la plantilla de bomberos para dotar de 120 nuevas plazas en las OPES que van a continuar”. Ha señalado que “se ha llevado a cabo una gran inversión en vehículos que nos han permitido dar una respuesta más eficaz contra el fuego” y ha señalado que “dicha inversión continuará porque hay que realizar una reflexión ya que estamos ante un cambio de paradigma consecuencia del cambio climático y hay que reforzar las estructuras de extinción y la cultura de autoprotección, que va a ser una prioridad en la agenda política de las Instituciones”.

Remírez ha destacado que el compromiso del Gobierno de Navarra con el Servicio de Bomberos “es claro y expreso en fortalecimiento de efectivos y en avanzar en el fortalecimiento de la estructura de mandos y espero que todos los agentes facilitemos al máximo los procedimientos para poder dotarnos de esa estructura de mandos.” De hecho, de los 27 millones de euros en presupuesto del Servicio de Bomberos en 2019 se ha pasado a 33 millones de euros en el presupuesto de 2022.

En lo que se refiere a la plantilla, desde el inicio de la legislatura se está ejecutando el  compromiso de dotarla con 127 plazas más, correspondientes a las OPE de 2019, 2020 y 2021. Esta última Oferta Pública de Empleo incluyó 90 plazas de bombero, 5 de oficial y 24 de suboficial, alcanzando un total de 119 plazas. Ya se han convocado 45 de esas 90 plazas de bombero. De hecho, el primer examen se va a celebrar mañana sábado 25 de junio en el aulario de la Universidad Pública de Navarra.

Por otra parte, dese el Departamento de Interior se ha realizado “un esfuerzo importante” desde el inicio de la legislatura para reforzar la plantilla, adquiriendo el compromiso de dotarla de 127 plazas más (120 + 7 plazas de la OPE de 2019) al finalizar la legislatura que ya han sido aprobadas en las OPE de 2019, 2020 y 2021

Para este año 2022 el presupuesto recogió un aumento de un millón de euros para dar cobertura presupuestaria a la incorporación de 37 nuevas plazas que se convocaron en 2021 y que se incorporarán este año, tras su paso por la Escuela de Emergencias y Seguridad de Navarra, donde han comenzado su formación en abril de 2022.

Asimismo, la dirección general de Interior trabaja en un nuevo parque de bomberos en Tafalla y en la continua renovación de la flota vehículos. Concretamente, se han adquirido recientemente nuevos vehículos valorados en 1.483.000 euros (estos son una bomba forestal ligera, una bomba forestal pesada, cinco vehículos de transporte de personal y dos vehículos eléctricos para movilidad de personal).