Desarrollo Económico financia un proyecto estratégico de I+D que consigue acabar con el ‘moho gris’ de la viña sin utilizar productos químicos

El proyecto Biovid, que ha contado con una ayuda de 751.383 euros, utiliza cepas de levadura para eliminar este hongo, uno de los más dañinos para la vid
24 de junio de 2022
Los miembros del consorcio con la directora General de Industria, Energía y 
Proyectos estratégicos S4, Uxue Itoiz.
camera_alt Los miembros del consorcio con la directora General de Industria, Energía y Proyectos estratégicos S4, Uxue Itoiz.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

La directora general de Industria, Energía y Proyectos estratégicos S4, Uxue Itoiz, ha conocido esta mañana el proyecto Biovid, que ha desarrollado una nueva estrategia para el control de la enfermedad de Botrytis o ‘moho gris’ basada en la acción inhibidora de cepas de levaduras. Gracias a este nuevo sistema se puede eliminar este hongo, que afecta sobre todo a las cepas de vid, sin necesidad de utilizar productos químicos.

El proyecto se ha desarrollado a lo largo de 3 años y ha contado con un presupuesto inicial de 1.172.080,22 €, de los que 751.383,03 € ha aportado el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, dentro de la convocatoria de Proyectos estratégicos de I+D.

En este proyecto, realizado por un consorcio liderado por la empresa Blue Agro Bioscience, se han investigado nuevas estrategias para el biocontrol de Botrytis en el viñedo navarro, como alternativa sostenible a la aplicación de fitosanitarios químicos. Para ello, se diseñaron dos estrategias diferenciadas. Por un lado, se trabajó con las seis levaduras que han mostrado efectividad en condiciones de laboratorio. Y, por otro lado, se realizaron nuevos aislamientos de levaduras de los propios viñedos y de otros cultivos que tradicionalmente no se ven afectados por Botrytis.

Además, se ha trabajado en la formulación de un producto de biocontrol de aplicación al viñedo navarro que tuviera residuo cero, una vida útil de 6 a 12 meses y una efectividad en campo del 100% frente a Botrytis. Este producto tiene unos resultados muy similares a los fitosanitarios químicos, pero con la ventaja de que son más ecológicos, al no usar productos químicos, y no dejan ningún tipo de residuo ya que sus diluciones pueden hacerse en agua.

El nuevo tratamiento podrá eliminar la Botrytis, una enfermedad muy común en el viñedo navarro. Comúnmente se conoce como ‘moho gris’ o podredumbre gris y también afecta a otro tipo de cultivos como los hortícolas y plantas destinadas a la jardinería. Su presencia se detecta a través de la aparición de manchas en flores y frutos, pudiendo llegar a pudrir estos últimos si no se frena a tiempo la infección.

El único tratamiento que se conocía hasta el momento está basado en fitosanitarios químicos. Sin embargo, gracias al proyecto BIOVID, se ha podido desarrollar otro tratamiento que reduce el impacto ambiental asociado a la aplicación de los fitosanitarios. Además, permite transformar los métodos de producción vinícola convencionales en otros sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

El desarrollo del proyecto

El trabajo lo ha desarrollado un consorcio liderado por la empresa Blue Agro Bioscience. En él también han participado la empresa Inbiolev, las bodegas Príncipe de Viana, Otazu e Inurrieta, la Universidad Pública de Navarra y la fundación L’urederra.

El proyecto forma parte de la convocatoria de Proyectos estratégicos de I+D que publica desde el año 2017 el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial. En ella se desarrollan proyectos de I+D alineados con alguno de los siete retos fijados en la Estrategia de Especialización Inteligente S4 de Navarra.

Algunos de los proyectos realizados son el proyecto Veleta, que pertenece al reto de movilidad; el proyecto AiROB, del reto de inteligencia artificial y robótica; el proyecto GERA, dentro del reto de almacenamiento de energías renovables; y el proyecto NAGENCOL, perteneciente al reto de salud.

Este año 2022 se han aprobado un total de 12 iniciativas. En total, contarán con un presupuesto destinado a la I+D de 20.615.758,67 euros, de los que 14.112.442,24 euros provendrán de una ayuda concedida por Desarrollo Económico.