Infraestructura verde de Navarra


En marzo de 2010, el Consejo de Ministros Europeo estableció un nuevo objetivo de la UE: «La UE se propone detener la pérdida de biodiversidad y la degradación de los servicios de los ecosistemas de aquí a 2020, regenerarlos hasta donde sea posible y aumentar la contribución de la UE a la lucha contra la pérdida de biodiversidad en todo el mundo».

Bajo el marco de la Comunicación de la Comisión al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social europeo y al Comité de las Regiones de 2013, Europa sienta las bases de la Infraestructura Verde.  Su objetivo es reconocer y poner en valor los beneficios que aporta la naturaleza e incorporarlos en los procesos de planificación y gestión. 

Esos beneficios, denominados servicios ecosistémicos, se utilizan en ocasiones como si fueran ilimitados y a menudo se tratan sin apreciar su valor y su fragilidad. Sin embargo, si el medio natural se deteriora deja de prestar servicios y, en consecuencia, disminuye la calidad de vida. La infraestructura verde es una herramienta para combatir estas pérdidas.

La Infraestructura Verde incorpora elementos y sistemas naturales o seminaturales, elementos del medio físico y culturales, y está presente en cualquier tipo de entorno, ya sea natural, rural o urbano.

Para ello es necesario reconocer y tener en cuenta las múltiples funciones del territorio en relación a la biodiversidad, a los riesgos, al cambio climático, al abastecimiento de alimentos y materias primas, a la salud, la economía, la cultura… e integrarlas conscientemente en la planificación para su puesta en valor, protección, mejora del funcionamiento de la naturaleza y de los beneficios que aporta a la sociedad.

La infraestructura verde en Navarra

La Infraestructura Verde en Navarra se ha trabajado a partir de los Planes de Ordenación Territorial vigentes en Navarra (POT), como desarrollo y evolución del modelo territorial de Navarra.
 
Así, los diferentes Planes de Ordenación Territorial recogen el análisis de los servicios ecosistémicos que presta el territorio en cada una de las unidades ambientales identificadas, y define una serie de Áreas de Especial Protección, en función de sus valores ambientales, productivos, paisajísticos o culturales. 

Sobre esta base, se genera un documento técnico que identifica los elementos más relevantes de la Infraestructura Verde de Navarra y establece la zonificación de todo el territorio en áreas núcleo, de enlace, matrices base, territorio fluvial y áreas urbanas, con el objeto de analizar los servicios más relevantes de cada una de ellas y definir criterios para su identificación e integración en la planificación y en los proyectos con incidencia en el territorio.
 
Este documento identifica y pone en valor los principales elementos que conforman la Infraestructura Verde en el área de Pamplona y los municipios de su entorno que participan de las dinámicas de la ciudad. Propone una distinción por zonas, y establece las pautas y criterios necesarios para integrar y fomentar los procesos naturales dentro del espacio urbano y en su entorno inmediato, impulsando al mismo tiempo la conectividad y la accesibilidad urbano-rural. 

Propone, asimismo, una serie de actuaciones que pretenden constituirse en paradigmas de intervención para la mejora del funcionamiento de la Infraestructura Verde, abarcando casuísticas variadas en diferentes tipos de elementos y espacios, de manera que permitan ensayar y extraer soluciones aplicables a otros emplazamientos.

 ZONIFICACIÓN DE LA INFRAESTRUCTURA VERDE EN NAVARRA 

La ordenación (zonificación) se establece en base a cinco tipos de áreas:  

LA ZONIFICACIÓN TERRITORIO FLUVIAL
Es la principal entidad vertebradora del sistema, pone en relación todas las zonas. Se caracteriza por cumplir múltiples funciones (abastecimiento, regulación, hábitat) entre las que destaca la conectora, que se desarrolla a diferentes escalas y en múltiples direcciones.

ÁREAS NÚCLEO
Son los espacios que contienen hábitats de alto valor y, por lo general, bien conservados, fundamentales por su representatividad y/o singularidad.

ÁREAS DE ENLACE
Son las encargadas de conectar las áreas núcleo, ya sea a través de amplias extensiones más o menos permeables, corredores lineales o apoyándose en corredores fluviales.

MATRICES BASE
Son superficies agrícolas y/o forestales, generalmente amplias, donde destacan las funciones de abastecimiento mediante la producción del sector primario entre otras (hábitat, regulación), y que pueden contener otros valores dispersos en su extensión.

ÁREAS URBANAS
Son los entornos construidos, sea cual sea su extensión. Se analizan, de manera específica, las ciudades y zonas urbanizadas que a escala intermedia o territorial generan un impacto significativo en el Sistema de Infraestructura Verde (por su extensión, continuidad o pautas de crecimiento).