Navarra se suma a la declaración de los gobiernos regionales para la COP 26

La Presidenta reivindica la colaboración público-privada como herramienta para favorecer este cambio en la Comunidad foral
08 de noviembre de 2021
La Presidenta Chivite durante su intervención.
camera_alt La Presidenta Chivite durante su intervención.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

Navarra ha suscrito en Glasgow una declaración que llama a la acción de los gobiernos y a un mayor protagonismo de los gobiernos regionales, Regions4, para que la COP26 cumpla con una ambiciosa agenda de mitigación y adaptación al cambio climático. Así lo ha trasladado la Presidenta de Navarra, María Chivite, tras participar en el Adaptation Lab de la red internacional Regions 4.

El documento pide una acción de los gobiernos regionales para conseguir el objetivo de cero emisiones en 2030. En el acto, Chivite ha destacado la intención de la Comunidad foral en promover la transición verde a través de la colaboración público-privada.

La Presidenta Chivite ha remarcado que la crisis climática "es una preocupación ciudadana" y que el Gobierno está "muy comprometido tanto con la mitigación como con la adaptación". Teniendo en cuenta que un 30% del PIB navarro procede del sector industrial, “desde el Gobierno de Navarra se han promovido diversas ayudas como los fondos NEXT Generation, los PERTE Agroalimentarios o las ayudas al coche eléctrico, tanto a medianas como a grandes empresas para todo lo que tiene que ver con eficiencia energética", ha apuntado.

Tanto para apoyar al sector industrial como para potenciar el autoconsumo de los hogares y las administraciones, el Gobierno recurrirá a los fondos europeos NEXT Generation, ha apuntado la Presidenta, quien ha remarcado que la transición energética se hará desde "la justicia social" para que "nadie se queda atrás".

Chivite ha querido matizar que se trata de "una transición y no una desaparición, pues es un proceso de reindustrialización hacia una industria más sostenible y más ecológica".

Por su parte, la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha recordado que Navarra "es una región comprometida con las políticas medioambientales", pues hace ya tres años que tiene un plan de acción por el clima con dos herramientas, la Hoja de Ruta para el cambio climático KLINa y el Plan Energético 2030 de Navarra.

En este marco se encuentran los compromisos en materia de residuos, edificación, biodiversidad y justicia medioambiental recogidos en el proyecto de Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética.

Además, Gómez, ha puesto de relevancia que la Comunidad foral cuenta con el plan de adaptación NAdapta, así como con la "pionera" Ley Foral de Residuos y su fiscalidad, con el principio de que "quien contamina paga".

"Ahora Navarra da un paso más y es la segunda comunidad del Estado que afronta el reto climático e incluye en la misma ley las políticas de mitigación y las medidas de adaptación", ha afirmado en alusión a la Ley Foral de Cambio Climático y Transición Energética que tramita el Parlamento navarro.

Ambición en la COP26

Las regiones y los gobiernos subnacionales, en el marco Regions4, han suscrito este llamamiento a todos los gobiernos nacionales para que faculten y permitan a las regiones aprovechar su potencial para lograr un futuro con cero emisiones netas y resistente al clima.

Consulta aquí el documento.