El consejero Ciriza visita en Cáseda un bosque sostenible del que se extrae papel para elaborar bolsas reutilizables

El Consorcio de Residuos de Navarra ha recorrido este lunes la papelera de Smurfit Kappa para celebrar el Día Europeo de la Bolsa de Papel, un recurso necesario en la prevención de desechos y el fomento de la economía circular
18 de octubre de 2021
El consejero Ciriza durante la visita al bosque sostenible gestionado en Cáseda.
camera_alt El consejero Ciriza durante la visita al bosque sostenible gestionado en Cáseda.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El consejero de Cohesión Territorial y presidente del Consorcio de Residuos de Navarra, Bernardo Ciriza, ha visitado este lunes los bosques sostenibles que la empresa Smurfit Kappa gestiona en Cáseda y de los que se extrae papel para elaborar bolsas reutilizables.

El Consorcio de Residuos de Navarra, conformado por el Gobierno foral y 15 mancomunidades de residuos de la Comunidad, conmemora así el Día Europeo de la Bolsa de Papel para poner en valor este recurso que previene la generación de desechos y fomenta la economía circular. La jornada de este año se ha centrado en la gestión sostenible de los bosques, que además de aportar la materia prima para elaborar bolsas reutilizables, actúan como elemento de protección del ecosistema y el medio ambiente.

El consejero Ciriza ha destacado la importancia de los bosques y su valor como sumideros de CO2, que permiten combatir el efecto del cambio climático y el calentamiento global. Se calcula que cada metro cúbico de madera absorbe 1 tonelada de CO2 al año. “Los bosques son vitales para nuestro bienestar; una gestión sostenible consigue mejorar el medio ambiente, generar riqueza en entornos rurales y prevenir desastres naturales”, ha destacado Ciriza.

En la visita a la explotación forestal, además del consejero, han participado el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez; el gerente de NILSA, Fernando Mendoza; el presidente de la Mancomunidad de Sangüesa, Javier Solozábal; el director general de la planta de Smurfit Kappa en Sangüesa, Pedro Mendarozketa; así como alcaldes y alcaldesas de la comarca.

Aprovechamiento forestal

La jornada ha consistido en una visita a una plantación forestal de Cáseda, donde la papelera Smurfit Kappa ha mostrado los trabajos que realiza de limpieza de clarificación de árboles y demás desechos forestales. El material obtenido se emplea después en la producción de pasta de papel o para destinar a biomasa.

En la visita han quedado de manifiesto las diferentes zonas de actuación de esta plantación sostenible, diferenciándose por la claridad entre los árboles, la limpieza de matorral y la presencia de cortafuegos, pistas y accesos. Además de su gestión, se ha destacado el aporte medioambiental que los bosques realizan a nuestro ecosistema. Cabe desatacar que las plantaciones de Smurfit Kappa en Navarra y las regiones limítrofes absorben 400.000 toneladas de CO2 al año y devuelven 290.000 toneladas de oxígeno a la atmósfera.

Para finalizar la jornada, la compañía ha donado 4.000 bolsas de papel al Consorcio de Residuos y la Mancomunidad de la Comarca de Sangüesa, que distribuirá este material entre la ciudadanía en los próximos meses, coincidiendo con la implantación de la recogida de materia orgánica en hogares y pequeños comercios de la comarca.

Reducción de residuos

Las bolsas de papel, junto con otras posibilidades como los carros de compra, las cestas o las bolsas de tela compostables, son una medida de prevención de residuos y de responsabilidad con el entorno. El objetivo es que las personas consumidoras reutilicen las bolsas de papel hasta que sean depositadas en el contenedor correspondiente para poder volver a elaborar otras nuevas, siguiendo los principios de la economía circular, que entiende el residuo como recurso.

Navarra ha sido pionera a nivel estatal en la prohibición de las bolsas de plástico. A través de la Ley Foral de Residuos, la Comunidad Foral prohibió en 2018 la entrega gratuita a las personas consumidoras de bolsas de plástico de un espesor igual o superior a 50 micras o con un porcentaje igual o mayor del 70% de plástico. Además, a partir del 1 de enero de 2020 se prohibió la entrega de bolsas de plástico, independientemente de su gramaje, que no fueran compostables.

En 2021 han entrado en vigor en Navarra las prohibiciones para la venta de productos de plástico de un solo uso, de productos fabricados con plástico oxodegradable y de monodosis y/o cápsulas de materiales no reciclables. Se trata fundamentalmente de cubiertos y platos, pajitas, bastoncillos, agitadores de bebidas, palitos de globos, recipientes para comida/bebidas de poliestireno expandido y monodosis y/o cápsulas no reciclables; productos de plástico de un solo uso.

El Consorcio de Residuos tiene entre sus principales objetivos la prevención de la generación de desechos. La entidad está integrada por el Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Cohesión Territorial, y por un total de 15 mancomunidades: Alto Araxes, Ayuntamiento de Baztan, Bidausi, Bortziriak, Eska Salazar, Irati, Malerreka, Mairaga, Mendialdea, Montejurra, Sangüesa, Sakana, Ribera Alta, Ribera y Valdizarbe.

PIE DE FOTO: Entrega de 4.000 bolsas de papel al Consorcio de Residuos de Navarra y la Mancomunidad de la Comarca de Sangüesa. De izquierda a derecha: el técnico de prevención del Consorcio de Residuos, Óscar Rubio; el director de Marketing de Smurfit Kappa Sangüesa, Iñaki Urdaci; el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez; el alcalde de Cáseda, Jesús Esparza; el gerente de NILSA, Fernando Mendoza; el consejero Bernardo Ciriza; el director de la planta, Pedro Mendarozketa; el presidente de la mancomunidad, Javier Solozábal; la presidenta del concejo de Rocaforte, María Eugenia Pérez; el técnico de residuos de la mancomunidad, Ibai Goñi; y el alcalde de Liédena, Ricardo Murillo.