Desarrollo Rural lanza una campaña para divulgar y visibilizar el trabajo de las mujeres en el medio rural a través de un mini-documental

Incluye un spot que busca generar nuevos modelos que inviten a apostar por esta forma de vida en el Día Internacional de las Mujeres Rurales
15 de octubre de 2021

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha lanzado una campaña de divulgación del trabajo de las mujeres en el medio rural con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales. El objetivo es visibilizar su trabajo en un sector altamente masculinizado y generar nuevos modelos que inviten a apostar por esta forma de vida.

La campaña, lanzada con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales, consta de un mini-documental de casi 15 minutos titulado "En el medio, un retrato de las mujeres en el medio rural", que recoge las experiencias de siete trabajadoras navarras que viven y desarrollan su actividad profesional tanto en explotaciones ganaderas y agrícolas como en el ámbito de la producción alimentaria o artesanal y en el de servicios; y de un spot en el que se reconoce la importancia de las mujeres en el desarrollo rural, desde el punto de vista tanto de la cohesión y fortalecimiento territorial, como desde el de la sostenibilidad. Asimismo, la campaña busca la promoción de la igualdad real y efectiva de mujeres y hombres en el ámbito agrario.

La idea que subyace en ambos trabajos audiovisuales realizados, por la empresa Visual Comunicación, es que las mujeres son clave para la fijación de población en el territorio, en la lucha activa contra el despoblamiento, y en la dinamización de los municipios pequeños.

La campaña quiere contribuir a la divulgación de la labor de la mujer en el mundo rural como parte de su entorno y visualizar el trabajo que realiza de una forma positiva.

A pesar de los avances, el sector agrícola y ganadero continúa siendo un sector muy masculinizado. El informe de evaluación sobre la perspectiva de género del Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020 elaborado por la empresa Areté Activa, a finales de 2019, constató, como una debilidad, la falta de referentes visualizados de mujeres dedicadas a la agricultura y ganadería, que supone en muchas ocasiones un freno a la contratación de mujeres en tareas muy masculinizadas, o dar el paso para ponerse al frente de una explotación agraria y recomendó realizar acciones de divulgación que permitiesen identificar estos trabajos con mujeres reales y cercanas, además de generar nuevos modelos que invitasen a apostar por esta forma de vida.

Las mujeres rurales de Navarra, en cifras

Si trasladamos lo expuesto hasta ahora a cifras, se constata que las mujeres inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias de Navarra (REAN) en 2020 ascienden a 4.809, frente a los 11.488 hombres, es decir, el 29,50 % del total, una cifra todavía lejana a la paridad del 50 %.

Por zonas agrarias, la Comarca III “Cuenca de Pamplona” con 707 mujeres y la Comarca I “Noroccidental” con 677, son las que más mujeres inscritas presentan en el REAN. En el lado opuesto, la Comarca IV “Navarra Media” con 353 mujeres y Comarca II “Pirineos” con 140, son las zonas con menor número de mujeres en dicho registro.

En cuanto a orientaciones productivas, las de grandes cultivos (1.727), los cultivos permanentes (742) y la ganadería con herbívoros especializados (580), son las que más mujeres trabajadoras registran.

Ayudas PDR

Si tenemos en cuenta las ayudas del Programa de Desarrollo Rural de Navarra 2014-2020, el último informe de seguimiento, realizado en 2020, destaca que han sido 1.302 mujeres las que han recibido las ayudas del programa, el 26,04 % de las personas físicas, una cifra ligeramente inferior al porcentaje de mujeres inscritas en el REAN (29,5 %). Por comarcas, destaca la Comarca I. “Noroccidental” con 416 mujeres que han recibido ayudas y Comarca IV “Tierra Estella” con 317.

Por medidas, las ayudas de diversificación hacia actividades no agrarias acogen a más mujeres que hombres. Hasta el momento, han recibido estas ayudas 34 mujeres frente a 18 hombres

Dentro de las actividades agrarias, destacan dos medidas en las que el promedio de mujeres a las que se ha concedido la ayuda es superior a la media. Se trata de “Pagos para compromisos agroambientales y climáticos”, con 881 mujeres acogidas, el 39,5 % del total de personas físicas; y la “Ayuda a la instalación de jóvenes agricultores y agricultoras”, con 109 mujeres que la han percibido, el 34 % del total.

En cuanto a las “Inversiones en explotaciones agrarias”, son 128 mujeres las que han recibido estas ayudas, el 21,5 % del total de personas físicas, el mismo porcentaje de trabajadoras a las que se ha concedido la subvención denominada “Agricultura ecológica”. Por último, 325 trabajadoras han percibido las ayudas de la medida “Indemnizaciones en zonas con limitaciones naturales”, el 18,5 %.

Asimismo, para intentar conseguir la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, las convocatorias de las ayudas del programa establecen criterios de selección de operaciones con discriminación positiva hacia la mujer. Estas son las siguientes: Inversiones en explotaciones agrarias; Instalación de Jóvenes agricultores y agricultoras; Creación de empresas de actividades no agrarias; Inversiones en la creación y el desarrollo de actividades no agrarias; Implementación de operaciones conforme a las Estrategias de Desarrollo Local Participativo (LEADER); y Ayuda temporal excepcional destinada a personas agricultoras y Pymes especialmente afectados por la crisis del Covid-19.