Salud y el Colegio de Farmacéuticos valoran la buena acogida entre la población de los autotest de antígenos COVID-19 de venta libre en farmacias

La realización de las pruebas en el establecimiento o la comunicación directa al mismo de un primer resultado positivo, garantiza la trazabilidad y agiliza la labor de rastreo y confirmación del caso por parte del sistema sanitario
30 de julio de 2021

El Departamento de Salud de Navarra y el Colegio Oficial de Farmacéuticos valoran muy positivamente la respuesta que ha tenido entre la población la venta libre en farmacias de los autotest de antígenos, que se inició el 22 de julio.

Ambas instituciones han mantenido esta semana una reunión de seguimiento de la marcha del convenio firmado que supone, por un lado,  el refuerzo del papel de las oficinas de Farmacia como agentes sanitarios, y, por otro, suma un recurso más en la estrategia global de detección de la COVID-19 que en Navarra cuenta con un importante grado de trazabilidad y alcance.

Hasta el momento, las farmacias –que han distribuido un número muy considerable de kits- han informado al Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) de 33 positivos.

Estas pruebas, que se adquieren sin receta, pueden ser realizadas por el propio usuario en su domicilio o en la misma farmacia, opción que se recomienda debido a que posibilita una mayor seguridad, trazabilidad y fiabilidad. Las personas que dan positivo en este tipo de pruebas realizadas en las mismas farmacias entran directamente en el sistema sanitario de atención del COVID-19 como casos sospechosos.

Así, en estos casos, el profesional de farmacia, además de recomendarle que se aísle preventivamente, comunica este resultado al sistema sanitario desde el que se le llamará y citará para hacer la prueba diagnóstica de confirmación, sin necesidad de que la persona pida cita en el centro de salud. Si el resultado de esta prueba también es positivo, será considerado caso confirmado, con la aplicación y activación de todos los elementos contemplados en los protocolos como indicaciones de aislamiento, cuarentena, rastreo de contactos, etc.

En el caso de que la persona se realice la prueba en su domicilio, el profesional de farmacia, además de informarle sobre las precauciones a tomar en caso de salir positivo, también servirá de enlace entre el sistema sanitario y el usuario para activar el mismo mecanismo ya citado que se traducirá en una cita desde los equipos de Osasunbidea para la realización de una prueba de confirmación y activación del anterior circuito. El objetivo, también en este supuesto, es garantizar al máximo la trazabilidad y acortar los tiempos entre la primera sospecha de contagio y su posible abordaje como caso confirmado.

De esta forma, se establece un circuito eficaz y rápido entre usuarios, oficinas de farmacia y Osasusunbidea/Instituto de Salud Pública y Laboral en la gestión de estos test de autodiagnóstico. En cualquier caso, como siempre, si se presentan síntomas compatibles con COVID-19 hay que contactar con el sistema sanitario y tomar las medidas de precaución hasta conocer el resultado de las pruebas, además de cumplir las instrucciones que se les indique por parte de los profesionales.

Como ya se informó, Salud y el Colegio Oficial de Farmacéuticos firmaron recientemente un convenio de colaboración que permite conseguir ampliar la accesibilidad en la detección y la mayor trazabilidad de los test rápidos, una información muy útil para el seguimiento epidemiológico y el control de la progresión de la pandemia, así como a la hora de atender a los afectados por COVID-19. Navarra ha sido pionera en este tipo de colaboración entre el Departamento de Salud y los farmacéuticos, ahora ya extendido a otras comunidades.

Si bien se trata de unas pruebas que desde el punto de vista sanitario contribuyen a una mayor detección precoz de casos, no son pruebas con validez oficial a efectos de certificados, etc.

Cómo se utilizan los autotest

En líneas generales, la mayoría de los autotest se realizan a través de una toma de una muestra nasal con un bastoncillo que deberá ser introducido en una solución. Posteriormente, esta solución se vierte en el casete y después de unos minutos se obtiene el resultado.

En cualquier caso, es muy importante que el usuario lea bien las instrucciones del test adquirido y siga las instrucciones del farmacéutico tanto para su realización como para la gestión de sus resultados y las medidas a tomar hasta su confirmación.