El Gobierno de Navarra ha destinado este curso 132.650 euros para la movilidad internacional de alumnado universitario

Se han concedido 220 ayudas para estudiantes de grado y 19 ayudas a estudiantes de máster, por un importe medio de unos 555 euros

24 de junio de 2021

Un total de 239 estudiantes se han beneficiado de las ayudas para la movilidad internacional de los estudiantes universitarios navarros concedidas por el Gobierno de Navarra para este curso 2020-2021. La Dirección General de Universidad ha destinado para este fin 132.650 euros.

De los 239 estudiantes universitarios destinatarios de estas ayudas, 220 es alumnado de grado y 19, de máster. El importe medio de las ayudas ha ascendido a 555 euros, cifra similar a la de convocatorias anteriores.

De las ayudas concedidas, el 65% han sido para estudiantes de la Universidad Pública de Navarra y el 15 % de la Universidad de Navarra. El 20 % restante se ha dirigido a alumnado navarro que realiza sus estancias en otras universidades del país. Italia y Polonia son los países que reciben más estudiantes, seguidos por Alemania, Portugal y Francia. Un 75 % se los solicitantes realizarán estancias de 1 semestre de duración y un 20% de las ayudas serán para estancias de curso completo.

Menos solicitudes por la pandemia

Este curso el Departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital, ha recibido un total de 272 solicitudes. Esta cifra supone “un descenso muy notable” con respecto al año anterior, tal y como ha precisado el consejero Juan Cruz Cigudosa. No en vano, en la edición anterior, fueron 479 las solicitudes atendidas por el Departamento.

La razón, ha aclarado el consejero, estriba en la situación generada por la pandemia de COVID-19. “El número de estudiantes que inicialmente solicitaron participar en los diferentes programas de movilidad gestionados por las universidades no ha disminuido, pero las universidades de destino han reducido o cancelado la oferta de plazas respecto al curso pasado, y muchos estudiantes han renunciado a los destinos previstos porque la universidad únicamente ofertaba docencia no presencial”, ha indicado el consejero, tras añadir que el caso más significativo ha sido el de las universidades en países de América Latina, “que prácticamente no han ofertado plazas de movilidad”.

La concesión de las ayudas se ha realizado teniendo en cuenta la nota media obtenida en el curso anterior. Al igual que en la última edición, se ha priorizado en la concesión a los solicitantes con la condición de becarios y, como novedad en esta convocatoria, también se ha tenido en cuenta la realización de estancias en universidades de la Euroregión (NAEN).