El Hospital Reina Sofía de Tudela implanta una consulta para el diagnóstico precoz de la artritis psoriásica

Especialistas de los servicios de Dermatología y Reumatología trabajarán de forma coordinada para mejorar el tratamiento de estos pacientes
04 de mayo de 2021
Las especialistas de Reumatología y Dermatología, Marisol Moreno
  (izda.) y Fátima Lafuente (dcha.).  
camera_alt  Las especialistas de Reumatología y Dermatología, Marisol Moreno (izda.) y Fátima Lafuente (dcha.).    Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Área de Salud de Tudela ha ampliado su cartera de servicios con una consulta multidisciplinar especializada en psoriasis y artritis psoriásica (APso), en el Hospital Reina Sofía, que será atendida por especialistas de los servicios de Dermatología y Reumatología.

Una de las motivaciones básicas para la implantación de esta nueva consulta multidisciplinar es la confirmación del diagnóstico de psoriasis en pacientes con síntomas articulares o diagnóstico de artritis en aquellos que padecen psoriasis. De esta forma, el o la paciente puede iniciar un tratamiento adecuado a su caso o modificarlo para que la afectación cutánea y articular estén controladas de forma simultánea el máximo tiempo posible.

En este sentido, la derivación de pacientes a esta consulta estará sujeta a la confirmación diagnóstica de psoriasis o a una mala evolución de esta, así como a una resistencia a terapia convencional o de fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAME) biológicos; a dudas del paciente acerca de la terapia biológica a elegir o a la consideración, por parte de las especialidades implicadas, de los beneficios de la inclusión del paciente en este programa de asistencia.

Este servicio multidisciplinar, que se puso en marcha la semana pasada, programará las consultas con periodicidad mensual, atendidas por la dermatóloga Fátima Lafuente y la reumatóloga Marisol Moreno, que posteriormente se extenderán al resto de especialistas implicados.

Importancia de la detección precoz

La psoriasis y la artritis psoriásica son enfermedades autoinmunes muy frecuentes en las consultas de los servicios de Dermatología y Reumatología. La segunda de las enfermedades es, además, una dolencia crónica y progresiva que puede llegar a ser incapacitante y afectar hasta al 30% de pacientes con psoriasis.

Un diagnóstico precoz evita que la progresión de la enfermedad desemboque en una importante alteración de la calidad de vida del paciente. Asimismo, evita exámenes innecesarios, tratamientos de riesgo y disminuye el dolor, mejorando la calidad de vida de la persona afectada.