El Gobierno renueva su colaboración con la Fundación +34 para atender a ciudadanía navarra con dificultades en el extranjero

A través del convenio ratificado se atenderá a personas presas o en situación de desarraigo en el exterior

27 de marzo de 2021
La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director de la Fundación +34, Francisco Javier Casado, en la firma
camera_alt  La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director de la Fundación +34, Francisco Javier Casado, en la firma  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Departamento de Relaciones Ciudadanas y la Fundación +34 han renovado la colaboración, iniciada hace ya dos años, con el objetivo de trabajar en un programa de atención a personas navarras que se encuentran presas o en situación de desarraigo en el extranjero.

A través del convenio firmado por la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director de la Fundación +34, Francisco Javier Casado, con una dotación de 15.000 euros, se va a favorecer la atención, tanto física como psicológica, de los encarcelados navarros en otros países, así como recabar información de su situación jurídica, con el fin de acelerar los traslados a cárceles españolas.

En este momento, son siete las personas navarras presas en el extranjero en países de especial asistencia: Perú, Brasil, Marruecos, Ecuador, Portugal y Colombia. Se trabaja además con la situación por la que pasan muchos de ellos al abandonar las prisiones, por cumplimiento de las condenas o por una semilibertad, al no tener medios económicos para regresar a nuestro país, pasando algunos a una situación de indigencia.

La Fundación +34

La Fundación +34 fue fundada en Valladolid en junio de 2014 con el objeto de ayudar a las personas españolas privadas de libertad en centros penitenciarios en el extranjero.

En algunos países la situación es especialmente dramática, ya que las condiciones de vida en las prisiones, con situaciones de hacinamiento, precariedad, e insalubridad, son particularmente duras. En este sentido, la Fundación destaca la labor de concienciación y divulgación sobre los peligros de delinquir en el exterior, de forma que la población española reclusa en el extranjero se ha reducido en los últimos 10 años a menos de la mitad, pasando de 2.568 personas en el año 2011, a 862 en enero de 2021.

La Fundación +34 recaba toda la información posible sobre la situación jurídica de las personas presas para poder acelerar los traslados a cárceles del Estado español. Así, han conseguido la repatriación de más de doscientos españoles, entre los que se encontraban dos navarros, a cárceles cercanas a sus lugares de origen. Para todo ello, la Fundación +34 dispone de unas 250 personas voluntarias, tanto en España, como en los países donde desarrollan sus tareas asistenciales.