Navarra detecta 133 nuevos positivos por COVID-19 en una jornada en la que se realizaron 1.369 pruebas diagnósticas

Ayer se registró un nuevo fallecimiento y se notificó uno más de días previos, además de ocho nuevas hospitalizaciones, una en la UCI
11 de enero de 2021

Navarra detectó ayer 133 nuevos casos positivos de infección por COVID-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 1.369 pruebas (1.157 pruebas PCR y 212 test de antígenos), con un 9,7% de positivos.

Ayer se produjeron ocho nuevos ingresos en la Comunidad Foral relacionados con esta enfermedad, uno de ellos en la UCI. Asimismo, en la jornada de ayer se registró un nuevo fallecimiento, una mujer de 70 años, y se notificó otro de días previos, una mujer de 84 años.

Por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 55% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 17%, y en la de Estella-Lizarra, el 8%. Los demás positivos (20%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con el 22%; y el de 15 a 29 años, con el 20%. A continuación, los grupos de 30 a 44 años y el de 60 a 75 años, ambos con el 17%. Finalmente, el de menores de 15 años, con el 15%, y el grupo de mayores de 75 años, con un 9%. La edad media de los nuevos positivos se sitúa en los 42,5 años.

Con respecto al género, el 54% de los casos son hombres y el 46% restante mujeres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, tras el balance de ingresos y altas, 128 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (tres más que ayer), 16 de las cuales se encuentran en puestos UCI (una más que ayer) y otras 14 en hospitalización domiciliaria (igual que ayer). Los demás, 98 pacientes, están en planta (dos más que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios y una vez realizado el correspondiente ajuste mensual con los datos del Ministerio de Sanidad, se sitúa en Navarra en 43.898 casos. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra se sitúa en 980.

Avanza el plan de vacunación: administradas el 46,5% de las dosis recibidas

Por otra parte, el plan de vacunación contra el COVID-19 avanza en Navarra con un ritmo progresivo y creciente, según el cronograma fijado que trata de conjugar la llegada semanal de suministros y el mantenimiento de una reserva estratégica ante incidencias con la administración diaria de las dosis a la población priorizada. En esta primera fase, como se sabe, es la del ámbito sociosanitario.

Así, mientras que en la primera semana -atípica por las circunstancias del proceso y el calendario- se administraron 790 dosis, un 13,5% de las vacunas recibidas, desde el 4 al 10 de enero, el porcentaje de vacunas inoculadas sobre las dosis recibidas en esta segunda entrega sube al 80%, al haberse utilizado un total de 4.692 vacunas de las 5.850 recibidas. Cabe resaltar que los equipos del SEU dependientes de Atención Primaria han trabajado de lunes a viernes, incluido el día de Reyes, para proceder a esta vacunación que se realiza tanto en Refena como en los centros residenciales.

La respuesta de profesionales y residentes de estos centros está siendo muy favorable, ya que el 92,5% de las personas a las que se han dirigido las citas han recibido ya esta vacuna. Se prevé recuperar parte del 7,5% restante con nuevas citaciones para los casos en los que, por diferentes razones (estado de salud, problemas de agenda, etc.), no han podido vacunarse en esta primera vuelta. Como es sabido, esta vacuna Pfizer, con una cierta complejidad logística y en la técnica de administración, requiere de dos dosis con una separación entre ellas de tres semanas, lo que influye en el proceso logístico (además de que necesita de un tiempo de observación por cada paciente) tras dispensar las dosis. No obstante, no se están registrando reacciones adversas relevantes.

En conjunto, tomando como referencia las dos primeras semanas se han dispensado 5.506 vacunas, es decir, un 46,5% del total de las 11.850 dosis que han correspondido a la Comunidad Foral en el reparto de las vacunas de Pfizer distribuidas por el Ministerio de Sanidad en los primeros quince días de campaña. Ayer se recibió la tercera remesa que entrará ahora en el circuito semanal.

El Departamento de Salud, con el liderazgo de Salud Publica y en colaboración con Atención Primaria y el Departamento de Derechos Sociales –en este ámbito concreto de la red sociosanitaria - seguirá aumentando el ritmo de vacunación en los próximos días garantizando la seguridad y, según el cronograma y la priorización de grupos por razones sanitarias (riesgo de morbilidad, de exposición, transmisibilidad, etc.). Hoy está previsto vacunar a un millar de personas de una docena de centros residenciales o comunidades religiosas (además de en Refena), de manera que para el 21 de enero se concluirá ya la dispensación de la primera dosis en todo el ámbito sociosanitario (más de 13.000 personas) y el 12 de febrero finalizará el proceso en este espacio vulnerable que se pretende blindar mediante esta campaña y los cribados quincenales, entre otras acciones.

De forma paralela arrancará en breve plazo la vacunación del colectivo de profesionales del sistema sanitario, más de 16.000 trabajadores y trabajadoras de la red pública y privada, que junto a los grandes dependientes, forma parte de los grupos priorizados en esta primera etapa.