Navarra valora de forma positiva el poder contar con un marco común de restricciones sobre COVID-19 en Navidad

Salud considera que el documento acordado en el Consejo Interterritorial refuerza las líneas básicas trabajadas desde la Comunidad Foral con el Ministerio y las autonomías limítrofes para mantener -con flexibilizaciones y excepciones- las limitaciones de cara a evitar contagios

02 de diciembre de 2020

Navarra valora positivamente el acuerdo alcanzado esta tarde en Consejo Interterritorial ya que responde a la línea de trabajo desarrollada durante los últimos días  con el Ministerio y con otras autonomías, especialmente las limítrofes, por conseguir –respetando las competencias propias- un marco de restricciones sobre COVID-19 lo más común posible de cara a las fechas de Navidad, claves para evitar un posible nuevo repunte de contagios que quiebre la actual tendencia positiva.

El  Departamento de Salud, en colaboración con el conjunto del Gobierno de  Navarra, ya había anunciado tanto públicamente como en la reuniones técnicas que veía necesario mantener las principales restricciones vigentes -con excepciones- durante las fechas navideñas, siempre en función de la evolución epidemiológica y sanitaria, una vez evaluado el efecto de los actuales puentes festivos y haciéndolo de forma participada con los sectores y departamentos implicados.

Estas cuestiones y propuestas han sido recogidas en su mayor parte en el documento de orientaciones navideñas acordado a nivel estatal y  que serán luego concretadas en la normativa autonómica, dentro de la cadencia temporal propia de Navarra, comunidad que junto a otras como la CAV, La Rioja y Aragón han impulsado esta aproximación a un consenso básico.

Las indicaciones y flexibilizaciones acordadas tendrán encaje en la renovación tanto de la orden foral de salud vigente como del decreto foral, previstas para mediados de diciembre, que fijarán el marco foral para la siguiente etapa. Hasta ese momento no se conocerán los detalles, pero se puede adelantar que el Gobierno de Navarra contempla tres variables básicas en clave navideña, por otra parte contenidas ya en el acuerdo estatal, que es susceptible de adaptaciones siempre que sean más restrictivas.

En primer lugar se mantendrá la limitación de movilidad interautonómica, aunque añadiendo una nueva excepción -muy acotada en el tiempo y en las condiciones-  a los trayectos que tengan que ver con encuentros familiares en ese periodo vacacional. Así, entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021 (sería posible establecer subtramos más limitantes a nivel autonómico dentro de ese marco general),  se permitirán  los desplazamientos a territorios que sean lugar de residencia habitual de familiares o allegados.  Esta excepción –que se suma a otras por razones laborales, educativas, causas de fuerza mayor…- no abre la puerta a desplazamientos que tengan que ver con otras finalidades más ligadas al ocio,  turismo, etc…

Respecto a la movilidad dentro del perímetro de la Comunidad, no se prevén cambios en la apuesta adoptada en su día de combinar el cierre de las fronteras exteriores con la autorización de salidas y entradas de los términos municipales, salvo localidades y momentos muy concretos que fueron objeto de medidas extraordinarias con cierres, cribados... Esta “cirugía selectiva” basada en parámetros sanitarios ha sido, en términos generales, bien valorada por la población y ha permitido un mayor número de actividades de ocio en la Naturaleza, que -al ser al aire libre- tienen en principio un menor riesgo que las desarrolladas en espacios interiores.

En cuanto a la restricción de las reuniones en el ámbito privado –segundo punto clave- Navarra también ha logrado que el documento estatal recogiera una cuestión importante desde el punto de vista cualitativo como es tener en consideración el factor de unidades convivenciales más allá del total de personas. El texto recomienda que no se superen las dos unidades diferentes por domicilio, nivel hacia el que Navarra prevé flexibilizar su propia normativa de cara al final de año, siempre según la situación sanitaria. A al día de hoy la Comunidad Foral tiene la normativa más restrictiva a nivel estatal ya que solo permite encuentros de una única unidad convivencial en el ámbito privado con 6 personas como máximo, sino no son convivientes. 

El documento interterritorial sube el tope de personas por grupo hasta 10, número al que también se acomodaría la Comunidad Foral en aras del consenso. Esta segunda referencia cuantitativa, de todas formas, está circunscrita a las comidas y cenas navideñas de los días 24, 25 y 31 de diciembre de 2020 y del 1 de enero, recordando la importancia de garantizar unas condiciones mínimas de prevención y dejando clara la recomendación de que cuanta menos movilidad, menos encuentros y menos personas en ellos, menor será el riesgo de transmisión del virus y la vulnerabilidad de los seres queridos.

Finalmente, como tercer punto básico abordado en la sesión, se ha pactado a nivel estatal una ampliación en la limitación de movilidad nocturna las noches del 24 y 31 que llegaría hasta la 1.30 horas, (la genérica vigente para el resto de días en Navarra es la de las 23 horas) pero solo para posibilitar el retorno a los hogares tras las cenas familiares, no para ir a continuación a otros encuentros sociales.

El citado documento también incluye una serie de recomendaciones compartidas desde Navarra que tienen que ver con evitar  los  eventos culturales, sociales, deportivos propios de estas fechas (cabalgatas, olentzeros, San Silvestre..)  que puedan generar concentraciones excesivas de personas al considerar que no procede realizarlos en un contexto de pandemia por razones sanitarias, así como extremar todo el abanico de medidas relativas a aforos, prevención y protección en cualquier otra actividad pública. De hecho, el propio texto acordado esta tarde dice que “entre el 23 de diciembre de 2020 y el 6 de enero de 2021, las comunidades autónomas y ciudades autónomas, en ejercicio de sus propias competencias, no permitirán la celebración de eventos presenciales con elevada afluencia de público, salvo que se garantice el cumplimiento de lo establecido en el documento de ‘Recomendaciones para eventos y actividades multitudinarias en el contexto de nueva normalidad por COVID-19 en España’.”

Línea de colaboración a futuro con la CAV, La Rioja y Aragón

En este sentido Salud vuelve a insistir en la calificación de “alto riesgo” de muchas de estas situaciones que en otros años eran habituales y aboga por reforzar todas las medidas de prevención individual y colectiva como el mantenimiento de la distancia, ventilación, uso de mascarillas y lavado de manos entre otras. Además se recomienda priorizar las actividades y encuentros al aire libre siempre que sea posible.

La mayoría de estas cuestiones han sido recogidas en el documento común del Consejo Interterritorial para cuya elaboración Navarra ha estado manteniendo contactos con los responsables sanitarios de comunidades vecinas como la CAV, La Rioja y Aragón de cara a consensuar, en cualquier caso, medidas entre comunidades limítrofes con situaciones epidemiológicas bastantes parejas y muchos vínculos sociales, laborales y familiares. La vía de colaboración en este espacio geográfico compartido puede tener una potencialidad importante que vaya más allá de la actual temática navideña y de este marco temporal con la mirada puesta en una gestión sanitaria del arranque del año 2021 con criterios lo más comunes posibles, algo que siempre contribuye a reforzar la coherencia normativa y la adherencia de las medidas entre la población.