La Presidenta Chivite anuncia 125 proyectos por valor de más de 3.400 millones de euros para presentar a los fondos Next Generation

Las iniciativas, fruto de la colaboración público-privada, se engloban en tres áreas clave: la cohesión territorial y social, la innovación digital y la sostenibilidad

Miércoles, 28 de octubre de 2020

El Gobierno de Navarra prevé la puesta en marcha de 125 proyectos de diferente calado en la próxima década, con un presupuesto de más de 3.400 millones de euros. Así lo ha anunciado hoy la Presidenta de Navarra, María Chivite, quien ha confiado en poder integrar estas iniciativas tanto en los fondos de recuperación europeos Next Generation como en las líneas del plan del Gobierno de España.

Chivite ha resaltado el “esfuerzo de inteligencia colectiva” y de colaboración público-privada para establecer esos 125 proyectos, enmarcados en tres ejes fundamentales marcados por los fondos Next Generation: la estrategia de cohesión territorial y social, la estrategia digital y la estrategia verde. La puesta en marcha de todas estas iniciativas supondrá una movilización de dinero en la economía real superior a los 13.000 millones de euros en la presente década, debido al efecto multiplicador de la inversión pública.

El objetivo de todas estas medidas es, tal y como ha insistido la Presidenta, “no sólo responder a la crisis actual sino cambiar de modelo” económico y social. Todo ello, “mirando a las próximas generaciones, para que éstas no queden atrapadas por nuestra actual crisis”. La solución, ha añadido Chivite, pasa por “ser capaces de ofrecerles un futuro más inteligente, sostenible y cohesionado”.

La Presidenta ha ofrecido una rueda de prensa para explicar los proyectos, tras darlos a conocer al conjunto del Ejecutivo en la sesión de Gobierno celebrada hoy.

Tres ejes, 125 proyectos

De la mano del trabajo conjunto del Ejecutivo foral con los diferentes sectores de la economía navarra, tanto privada, como social y el tercer sector, con las universidades y con la Federación de Municipios y Concejos de Navarra, ha surgido todo este plan de recuperación y sus proyectos concretos. Se trata, ha destacado la Presidenta, de “un mecanismo de transformación social, incluso cultural, que abarca desde los despachos de la Comisión Europea hasta el último rincón de la Comunidad Foral”.

El Plan se articula en tres ejes interconectados, con áreas de trabajo y proyectos comunes en algunos casos. Así, por ejemplo, el eje referido a la Estrategia de Innovación Digital cuenta con la iniciativa Navarra Digital como su principal proyecto. Con un presupuesto total de 716 millones, aglutina ocho áreas de acción y 35 inversiones concretas. Una de ellas, el Health Big Data Hub, una herramienta que busca mejorar la asistencia sanitaria a través de la información de datos.

Por su parte, el Green Deal de Navarra, presentado ayer, es el foco principal del eje Estrategia Verde. De él cuelgan proyectos tan variados como la puesta en marcha de una planta de ensamblaje de baterías para automoción, con un presupuesto de 80 millones de euros, que completaría la cadena de valor de la fabricación de coches eléctricos en el norte de España. También 47 millones para ayudas a entidades locales para la implantación de medidas de eficiencia energética y otros 35 millones para crear parques eólicos experimentales con nueva tecnología.

En lo que se refiere a la Estrategia de Cohesión Social y Territorial, prevé el desarrollo de un Plan de Transformación y Resiliencia con un presupuesto de 790 millones de euros, en el que se inscriben acciones como la mejora de las infraestructuras de transporte clave para Navarra, la 2ª fase del Canal, etc.

Pero, además de la cohesión territorial, el Ejecutivo foral quiere prestar especial atención a la cohesión social, mediante el desarrollo de nuevas herramientas de innovación en los cuidados de larga duración o el refuerzo delos servicios sociales, a través de iniciativas variadas con un presupuesto de más de 76 millones de euros.

También el refuerzo del sistema sanitario público juega un papel clave en este objetivo de cohesión social. Es por ello que el Gobierno de Navarra prevé, tal y como ha señalado hoy la Presidenta, destinar más de 217 millones de euros a un plan de recuperación, transformación y resiliencia “que refuerce sus capacidades asistenciales e incremente la eficiencia en la gestión de recursos”. El plan prevé no sólo la modernización de la tecnología y de los equipamientos sino también el despliegue de un nuevo modelo de atención primaria y la ampliación de los servicios de asistencia sanitaria hospitalaria, entre otros aspectos.

Colaboración interinstitucional

Para la puesta en marcha de todas estas iniciativas, la Presidenta de Navarra ha abogado por una “cogobernanza” y una “colaboración interinstitucional”. “No sólo el Gobierno, en colaboración con la sociedad civil organizada, presenta estos proyectos. Nuestra idea de la colaboración institucional y la cogobernanza abarca también proyectos de otras administraciones presentes en Navarra”, ha explicado, al tiempo que ha insistido en que el objetivo es lograr “una Navarra, una España y una Europa inteligentes, sostenibles y cohesionadas”.

Por eso, además de abogar por el respaldo económico de los fondos europeos y nacionales a estas iniciativas, también ha abierto la mano a la colaboración en el diseño de proyectos y estrategias conjuntas. Un ejemplo es el trabajo conjunto con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, que ha presentado al Gobierno foral una serie de proyectos para incorporarlos al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia España Puede. Son 9 proyectos, enmarcados dentro de las tres estrategias clave: cohesión, innovación digital y sostenibilidad. A ellos se suman también otros proyectos, aún en fase de borrador, como el que ha anunciado la Asociación de la Industria Navarra  (AIN), con el objetivo de desarrollar una nueva economía basada en el hidrógeno renovable.

La Presidenta Chivite ha concluido resaltando la fortaleza de Navarra para asumir el reto de recuperación y renovación que se plantea en los próximos años; una fortaleza basada, tal y como ha incidido, en el diálogo y el trabajo conjunto del Gobierno con una sociedad civil “comprometida y organizada”.