El PIB de Navarra crece un 0,8% en el primer trimestre de 2019, el doble que en el trimestre anterior
La tasa interanual se sitúa en 2,9%, medio punto más que el registrado en el Estado que crece un 0,7% en los tres primeros meses del año
Martes, 30 de abril de 2019

El Producto Interior Bruto de Navarra (PIB) ha crecido un 0,8% en el primer trimestre de 2019, el doble que en el último trimestre de 2018. La tasa interanual, la registrada en los últimos doce meses, se sitúa en el 2,9%, una décima menos que el registro tomado a finales de 2018. El PIB del Estado ha crecido a un ritmo similar en este período, 0,7% en el trimestre, aunque medio punto menos en el interanual, el 2,4%.

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, ha analizado en detalle las cifras en la Sesión del Gobierno de Navarra y en la rueda de prensa posterior a la misma.

Los datos, conocidos hoy martes, muestran cómo se suavizan las tasas de crecimiento interanuales, pero no se intensifica su decaimiento. El registro, cercano al 3% interanual (2,9%), mantiene todavía a la economía foral en una notable fase de expansión. En comparación, Alemania, Francia o la zona euro están creciendo a ritmos del 1,5%, casi la mitad que el de Navarra.

El resultado trimestral del 0,8%, rompe con la senda de desaceleración de la segunda mitad de 2018, que registró en sus dos últimos trimestres crecimientos del 0,6% y 0,4%, respectivamente, siendo más suave en Navarra, hasta el momento, el agotamiento del ciclo que se aprecia en otros territorios.

Según los indicadores de coyuntura, la demanda interna ha contribuido a consolidar las cifras del PIB navarro. Aquellos relacionados con el consumo y la inversión han mostrado un comportamiento favorable –con excepción de la matriculación de vehículos-. En concreto, el sector servicios ha despuntado en enero y febrero con un aumento del 7,6% y la producción industrial se ha recuperado en un 2,5%.

El buen tono del mercado laboral también ha contribuido a mantener la demanda interna, gracias a la incidencia del avance de las afiliaciones del 3% este trimestre y la reducción del paro al 8,2%, la cifra más baja de todas las comunidades autónomas.

Pese a la moderación del crecimiento de la zona euro, las buenas cifras de exportación, con un aumento del 10% en enero y febrero de este año, también ayudan a sostener la tendencia alcista. Las previsiones favorables del sector de la automoción y las renovables invitan a esperar buenas expectativas para este indicador este año.

Junto a estos datos positivos, el vicepresidente Ayerdi ha reiterado una “previsión prudente” en el desarrollo de 2019, dada la moderación en el crecimiento mundial y, en especial, por la previsión a la baja del FMI para Europa al 1,2%, desde el pronóstico inicial del 1,9% realizado en octubre del pasado año.

Aunque otros indicadores, como el crecimiento superior al esperado de la economía norteamericana y la menor volubilidad de los mercados bursátiles reducen el nivel de riesgo de la economía global, el Gobierno de Navarra mantiene la misma prudencia que a comienzos de año ante el futuro inmediato, aunque no se aprecia por el momento “una constatación de empeoramiento de la coyuntura regional”.