Destinados más de 6 millones para gestión ambiental y seguridad en la red de carreteras de Navarra para los próximos cuatro años

Destinados más de 6 millones para gestión ambiental y seguridad en la red de carreteras de Navarra para los próximos cuatro años

Incluye 264 espacios como áreas de descanso, miradores, rotondas, isletas, medianas, campas y taludes  

25/07/2018

El Ejecutivo foral ha adoptado en su sesión de hoy un acuerdo por el que se destinan 6.197.225 euros para los trabajos de gestión ambiental y seguridad en la red de carreteras de Navarra para los próximos cuatro años. En concreto, se incluyen labores de seguimiento, control y mantenimiento de 262 espacios verdes asociados a carreteras, como áreas de descanso, miradores, rotondas, isletas, medianas, campas y taludes. Se trata de un contrato plurianual entre 2019 y 2022, a razón de 1.549.306 euros cada uno de los cuatro años.

Esos 262 espacios verdes se desglosan en 99 áreas de descanso, 11 miradores, y 154 espacios diversos (rondas de circunvalación, rotondas, enlaces, zonas ajardinadas y pasos de fauna).

Las 99 áreas de descanso son espacios acondicionados para el descanso y disfrute de usuarios y usuarias de los vehículos, dotados generalmente de un pequeño parking, fuentes, mesas, bancos, etc, con elementos vegetales que les confiere sombra, bienestar y naturalidad. Su objetivo es potenciar el necesario descanso de conductoras y conductores.

Por su parte, los 11 miradores cuentan con un menor número de dotaciones que sirven para esparcimiento para quien desea descansar un momento y contemplar estupendas vistas de nuestro territorio natural.

Los otros 154 espacios diversos incluyen rotondas, isletas, medianas, taludes, campas y enlaces. Entre ellos se encuentran espacios tan singulares como las rondas de Pamplona y Tudela, autovías A-68 o del Ebro, A-10 o de la Barranca, A-15 o de Leitzaran y A-10 o del Norte.

Seguridad y cuidado paisajístico

Las labores para el total de los 264 espacios estarán detalladas de forma individual en cada proyecto, con el denominador común de seguridad, austeridad y eficiencia en el mantenimiento, unidas al cuidado paisajístico y ecológico del entorno. Estos trabajos incluyen limpiezas, siegas, desbroce de laterales de carreteras, podas, reposiciones, tala de árboles con peligro de caídas, abonados y tratamientos fitosanitarios, riegos, seguimiento y mantenimiento de sistemas automatizados de riego, y reparación de pequeñas infraestructuras.

Además, un importante elemento a tener en cuenta es la seguridad vial. Así, entre las labores prioritarias destacan la siega y poda que condicionen la visibilidad, mantenimiento en correctas condiciones de los sistemas de riego que puedan causar incidencias en la carretera, limpiezas y siegas que disminuyan el riesgo de incendios, y ramas o árboles secos que puedan caer sobre la carretera.