Un estudio encargado por el Instituto Navarro del Deporte señala que una pista cubierta de atletismo costaría al menos 12,6 millones de euros

Faltarían por incluir otros costes no contemplados como la adquisición de un terreno si fuera necesario, o los gastos anuales de mantenimiento, personal y limpieza
22 de junio de 2022

El estudio preliminar encargado por el Instituto Navarro del Deporte (IND) para conocer el coste de una pista de atletismo cubierta en Navarra, estima que la construcción de una infraestructura de estas características -instalación homologada con 200 metros de cuerda- supondría una inversión de al menos unos 12,6 millones de euros.

Y apunta también a que un proyecto de construcción debería acompañarse de un Plan de viabilidad económica, alineado con el modelo de explotación que se quiera para la instalación, y que detalle los recursos ordinarios empleados (personal, mantenimiento o limpieza entre otros) y el retorno obtenido en la explotación de la misma.

A su vez, recomienda que, en una fase de diseño de la infraestructura, se habiliten mecanismos de participación con diferentes agentes del atletismo de Navarra (federación, clubes y atletas), para maximizar su impacto.

Según se desprende de las conclusiones del estudio, este recinto deportivo debería ser compatible con otros usos, tanto en el anillo central -esencialmente fuera de temporada atlética invernal-, como en otros espacios complementarios que se construyan en el interior del recinto.

Este informe, cuya elaboración es un compromiso para este año reflejado en el Plan de Infraestructuras Deportivas 2022-2025, señala al mismo tiempo que el coste de la construcción podría variar conforme a la cantidad señalada en función de la superficie construida, la calidad de los elementos empleados y la situación económica coyuntural.

Y explica que se han dejado fuera del cálculo, el coste de adquisición del terreno y la urbanización de la parcela que afectarían al precio final por factores como la localización, la titularidad del terreno y otros aspectos como la urbanización o la naturaleza de la parcela.

El cálculo de la inversión incluye las partidas de edificación; pista de atletismo con sistema de peraltado hidráulico; elementos específicos necesarios para la práctica del atletismo; y una grada telescópica con aforo mínimo de 500 personas (que podría ser ampliable). Para realizar la estimación del coste, se ha utilizado una ratio aportado por una empresa especializada y se ha contrastado con el precio de inversión de las pistas cubiertas similares construidas en España.

El estudio, elaborado por la empresa Avento Consultoría Deportiva y que se puede consultar en la página web del IND, apunta a que la estimación del gasto anual ordinario posterior a la construcción no puede ser cuantificada con precisión por estar estrechamente vinculada al modelo de gestión que se decida para la instalación. En estos gastos se incluyen los necesarios para la apertura y funcionamiento mínimo de la instalación. Asimismo, algunos de los costes identificados podrían verse alterados por la actual situación económica general de subida de los precios de los materiales y de la energía.

Usos de una pista cubierta

El estudio señala que se trata de un equipamiento específico que tendrá un uso principal destinado a la práctica del atletismo federado, como queda de manifiesto en los usos habituales de otras instalaciones análogas existentes en España. La utilización por parte de este colectivo, además, es estacional ya que se concentra durante el periodo comprendido entre noviembre y marzo.

Durante esos meses, la instalación tendría una utilidad más regular los días laborables en horario de tarde, y durante los fines de semana con la celebración de competiciones. Fuera de estas franjas horarias, y tal y como se ha comprobado en otras pistas, el empleo de la instalación por parte del atletismo es residual.

Y por su estacionalidad y su especificidad, el estudio recomienda compatibilizar el uso atlético con otros tipos diferentes, tanto deportivos como de otra índole, de modo que se pudiera incrementar la sostenibilidad de la inversión realizada en la construcción del equipamiento. Es por ello que se aconseja la instalación de una pista con sistema de peraltado hidráulico, ya que fuera de la temporada atlética facilita la reconversión del espacio para otras utilidades.

Otros recintos en Navarra

El aprovechamiento de otras instalaciones existentes en Navarra también se ha analizado en este estudio. Colocar una pista desmontable, durante el invierno, en el pabellón Navarra Arena implicaría que no podrían celebrarse la gran mayoría de los eventos programados habitualmente en el recinto por lo que se considera que esta opción no es sostenible a largo plazo.

Y realizar una reforma del Velódromo de Tafalla para instalar una pista de atletismo permanente en el anillo central supondría un coste de remodelación considerable porque exigiría una obra civil importante -excavación de la superficie-, y se debería acometer la construcción de otro pabellón deportivo que albergara las actividades que actualmente se desarrollan en la pista polideportiva del anillo central del velódromo. Además, las dimensiones del espacio no son suficientes para albergar una pista de atletismo de 6 calles.

Dada la extensión geográfica de Navarra, el informe apunta a que la ubicación en la Comarca de Pamplona parecería la más apropiada por la concentración de las licencias de atletismo.

El informe recuerda además que Navarra cuenta con módulos específicos de atletismo para la práctica de algunas especialidades bajo techo. Estos módulos -en Zizur Mayor, Etxabakoitz y Larrabide- dan cobertura a las modalidades de salto y velocidad.

Comparativa con otras pistas

El informe realiza una comparativa con las siete pistas cubiertas de atletismo homologadas con una cuerda de 200 metros. Éstas son las de Antequera (Andalucía), Sabadell (Catalunya), Madrid, Valencia, Ourense (Galicia), Salamanca (Castilla y León), y San Sebastián (Euskadi), que se corresponden con las siete comunidades autónomas peninsulares más pobladas, siendo la Comunidad Foral la antepenúltima.

En cuanto al número de licencias, según el último estudio de Estadística del Deporte Federado publicado en mayo de 2021 por el Ministerio de Cultura y Deporte, Navarra cuenta con 1.133 licencias federadas -repartidas en 16 clubes-, lo que la coloca como la penúltima comunidad autónoma en este ranking.

En esta aproximación a cada una de las pistas se analizan aspectos como los de las características técnicas y constructivas de las pistas de atletismo; su localización y alcance geográfico; el volumen potencial de clubes y atletas ubicados en su ámbito de actuación; las actividades desarrolladas en la instalación; y el coste de inversión de cada instalación.

Seis de las instalaciones incluidas en el estudio son de propiedad municipal, ya que es el ayuntamiento local la entidad que asume la explotación y los gastos derivados de la instalación deportiva. Asimismo, se constata que todos estos ayuntamientos han participado, en mayor o menor medida, en la financiación de la inversión de la construcción.

En cuanto a los costes de la inversión, la diferencia de precios entre las instalaciones construidas en los últimos años oscila entre los 11,1 millones de Salamanca, y los 24 millones de Madrid.

Plan de Infraestructuras Deportivas de Navarra

La realización de este estudio se enmarca entre las acciones previstas para este año en el Plan de Infraestructuras Deportivas de Navarra 2022-2025 que se presentó en el Parlamento de Navarra.

Este plan contempla una serie de actuaciones para el atletismo federado y de base, además de la elaboración del informe de costes de una pista cubierta, como son las reformas de las pistas al aire libre de Burlada y Tudela, y la reforma o construcción de una pista comarcal. El Plan prevé una inversión de 200.000 euros para cada uno de los tres casos.