02 de julio de 2024

Navarra cuenta con 5.597 nuevos empleos y casi 1.000 personas paradas menos desde el inicio de 2024

La cifra de personas en paro se sitúa en las 29.012, tras descender en 767 en junio y encadenar 4 meses de decrecimiento
videocam La consejera Maeztu y la directora gerente de Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, Miriam Martón, durante la rueda de prensa  collections Galería de imágenes

Navarra sigue creando empleo, reduciendo el paro y vuelve a registrar un record histórico en la afiliación. Así, la afiliación media a la Seguridad Social en la Comunidad Foral se sitúa en 311.346 afiliaciones, lo que supone un crecimiento del empleo desde diciembre de 2023 de 5.597 afiliados y afiliadas. Asimismo, la cifra de desempleo en la Comunidad se sitúa en 29.012 personas, tras descender 767 en el pasado mes de junio (un 2,58% menos), encadenando ya 4 meses de decrecimiento: en total, el número de personas paradas ha caído en 976 personas desde principios de año.

Estos son los datos que ha presentado hoy en rueda de prensa la consejera de Derechos Sociales, Economía Social y Empleo, Carmen Maeztu, que ha estado acompañada de la directora gerente del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, Miriam Martón. 

En concreto, en el pasado mes de junio se ha producido un leve ascenso mensual en las afiliaciones del 0,03% (83 afiliaciones), lo que implica un crecimiento interanual del 1,89% respecto al mismo mes de 2023 (5.787 personas afiliadas más). 

Estos datos sitúan a Navarra en la cota máxima histórica de empleo en la Comunidad Foral, con un incremento respecto a junio de 2019 de 22.136 personas afiliadas a la Seguridad Social. 
Maeztu ha destacado así que “hay en Navarra 5.600 personas trabajando más y casi 1.000 personas en paro menos desde el inicio del año, por lo que podemos decir que el arranque de 2024 ha sido excepcional. Una vez cerrado el primer semestre, Navarra sigue reduciendo el paro y creando empleo, hasta situarse en cifras nunca antes conocidas y lo hace no solo este año, sino consolidando una tendencia positiva de forma constante y sostenida desde hace varios ejercicios”.

“Tanto los datos del mes de junio, como los seis primeros meses del año, como la evolución desde 2019 demuestran que las medidas recogidas en el plan de empleo, las políticas activas que hemos implementado funcionan bien y son el camino que debemos seguir recorriendo”, ha añadido la consejera. “Queremos hacerlo, por supuesto, de la mano de los agentes sociales, trabajadores y empresas, no sólo de las grandes corporaciones también y sobre todo de las pymes, microempresas, autónomos, que son el motor de nuestra economía y son el motor de nuestro mercado de trabajo. El empleo en Navarra no sólo está en una tendencia positiva, estable y sostenida, sino que además se asienta en parámetros de mayor calidad en el empleo y menor temporalidad. Y eso es una buena noticia”. 

Datos de afiliación y desempleo

La afiliación ha crecido especialmente entre las mujeres: desde enero de 2019 a la actualidad, el crecimiento de las afiliadas ha sido del 13,6%, mientras que el aumento de los afiliados, aun siendo significativo, ha sido menor (9,1%). Así, hay actualmente 144.877 mujeres afiliadas en Navarra, un 46,5% del total. 

Por su parte, el crecimiento del empleo juvenil ha sido también superior al promedio, en tanto que desde 2019 la afiliación de las personas menores de 30 años ha crecido un 25,6%, frente al 11,1% total. Actualmente, 15,2% de las personas empleadas tienen menos de 30 años, un total de 47.391 afiliaciones; además, del total de afiliaciones producidas durante estos seis primeros meses del año, el 42% (2.334) han sido con personas pertenecientes a este tramo de edad.

Igualmente, la mejoría en los datos de empleo viene acompañada también de un aumento de la calidad del mismo. Así, este junio hay más de 184.044 afiliaciones con contrato indefinido, de los que 142.271 son a tiempo completo, frente a los 31.511 que lo son a tiempo parcial y los 10.262 que son fijos discontinuos. Son así 36.992 afiliaciones con contrato indefinido más desde junio de 2021, antes de que se implantara la reforma laboral, un crecimiento del 25,2%.

De todo el empleo en Navarra, el 72,9%% es de carácter indefinido, frente al 63,3% que lo era en junio de 2021. Un 56,4% son afiliaciones a jornada completa, 12,5% a jornada parcial y un 4,1% son contratos fijos discontinuos.

Por sectores de actividad, del total de esas 5.597 afiliaciones nuevas, la mayoría (un 33%) corresponden a la industria manufacturera, con 1.840 personas afiliadas más. Asimismo, le siguen 1.109 afiliaciones a la Administración Pública, 790 a sanidad y servicios sociales, 536 a hostelería, 450 a construcción, 408 a actividades administrativas y servicios auxiliares y 408 al régimen especial agrario. 

Respecto al desempleo, se ha producido un descenso del paro registrado en junio de 767 personas paradas menos, lo que supone una reducción del 2,58% mensual. Respecto a junio de 2023, se ha dado un descenso de 253 personas paradas, un 0,86%. Así, la cifra de paro se sitúa en las 29.012 personas: no se alcanzaba una cifra similar desde 2008.

Desglose de los datos de desempleo

La variación del desempleo por sexo este mes de junio presenta un resultado un tanto desequilibrado, en tanto que, mientras el número de desempleadas desciende un 1,4% (247 paradas menos), la cifra de desempleados lo hace en un 4,5% (520 parados menos). Este desequilibrio se reduce, no obstante, en términos anuales: el número de mujeres desempleadas desciende un 0,5% (98), mientras que la cifra de hombres en paro baja un 1,4% (155). Así, en líneas generales, a finales de junio de 2024 el 61,7% de personas registradas como paradas en Navarra eran mujeres (17.901) frente al 38%, que eran hombres (11.111).

Por tramos de edad, el descenso es general en todos ellos, pero los mayores decrecimientos se dan en los intervalos de 35 a 44 años (191 personas, un 3,1% menos) y en el de 25 a 34 años (190 personas, un 3,7% menos). El desempleo juvenil (menos de 25 años) ha caído también un 6,3% (175 personas), el mayor descenso en términos relativos. El tramo de desempleo entre personas mayores a 54 años, por su parte, también se ha reducido (un 0,6% menos, 51 personas). 

En términos totales, cuando finalizó el pasado mes de junio, el 9% de personas desempleadas eran menores de 25 años (2.603), y tres de cada diez (30,4%, 8.830 personas) tenían más de 54 años.
En cuanto a la nacionalidad, el número de personas paradas de nacionalidad española ha descendido un 2,2% respecto a mayo (505 personas), mientras que el número de personas desempleadas de nacionalidad extranjera ha caído un 3,8% en el mismo periodo (262 personas). En términos interanuales (de junio de 2023 a junio de 2024) el número de personas paradas con nacionalidad española se ha reducido un 1,7% (386 personas menos), mientras que el número de personas paradas con nacionalidad extranjera ha aumentado un 2% (133 personas más). Así, del total de personas registradas como paradas en Navarra, el 23,1% tiene nacionalidad extranjera (6.701). 

Por nivel de estudios, el pasado mes se produjo un descenso de 573 personas con estudios hasta primera etapa de secundaria (un 2,7%). A su vez, 129 personas con estudios de FP de Grado Medio han encontrado trabajo (un descenso del 6,3%). El único incremento se ha producido entre las personas desempleadas con estudios universitarios, aunque leve: hay 9 personas desempleadas más en este grupo de población, un crecimiento del 0,4% (se trata, no obstante, de un hecho habitual en el mes de junio).

En todo caso, del total de personas paradas en Navarra, un 72,1% corresponden a personas con nivel de estudios hasta primera etapa de secundaria, es decir, 20.905 personas desempleadas. 

Si atendemos a las cifras en las distintas agencias de empleo, se ha producido un descenso mensual del paro en todas ellas. De mayor a menor, se han producido las siguientes caídas: Aoiz / Agoitz (8,9%, 65 personas paradas menos), Doneztebe / Santesteban (7,6%, 43 menos), Tafalla (2,8%, 55 menos), Tudela (2,7%, 140 menos), Lodosa (2,6%, 33 menos), Altsasu / Alsasua (2,6%, 18 personas paradas menos en un mes), Estella-Lizarra (2,6%, 45 menos) y las agencias de Pamplona / Iruña (2,1%, 368 personas desempleadas menos).

Comparando los datos de las agencias de empleo con los de junio de 2023, la mayor disminución se ha dado en la agencia de Lodosa, con una caída del 5,1% y 65 personas paradas menos, seguida de la de Tudela (3%, 151 menos), la de Aoiz (2,1%, 14 personas menos) y Pamplona (0,9%, 55 menos). 

Por su parte, se han producido algunos incrementos del paro registrado. Así, en la agencia de Tafalla el paro registrado ha crecido en un año un 1,3% (24 personas paradas más), en la agencia de Alsasua ha subido un 2,1% (14 personas más), en la de Santisteban el paro registrado se ha incrementado en un año un 3% (15 personas paradas más) y en la de Estella-Lizarra un 4,8% (79 más).

Por actividad, las que han contado con un mayor descenso mensual han sido las actividades sanitarias (154 personas paradas menos), la administración pública (119 menos), el colectivo de personas que no tenía un empleo anterior (75 menos), los servicios a edificios (71 menos) y las actividades relacionadas con el empleo (63 menos). Sin embargo, se han producido aumentos del paro en el sector de la actividad educativa, con un incremento de 100 personas desempleadas. 

Desde junio de 2023, por su parte, los mayores descensos se han dado en el sector primario (124 personas desempleadas menos), las actividades relacionadas con el empleo (95 menos) y el comercio al por menor (90 menos) mientras que ha aumentado el desempleo entre las actividades profesionales, científicas y técnicas (124 personas paradas más) y en la categoría de personas sin empleo anterior (64 más). 

En relación al desempleo de larga duración, este mes ha descendido un 1,2%, 148 personas menos. No obstante, en términos interanuales se ha producido un crecimiento del 2,5%, un total de 303 personas más. Actualmente, del total de personas paradas, el 42,9% (12.443 personas) llevan en esta situación más de un año. 

Contratos registrados

En junio se han registrado 24.113 contratos, un 0,7% más que en el mes anterior (162 más). En términos anuales se ha producido un descenso del 11,9% respecto al mes de junio de 2023 (3.271 contratos menos), hecho derivado del aumento de la contratación indefinida desde la implantación de la Reforma Laboral.

Por tipo de contrato, se han formalizado 5.285 contratos indefinidos y 18.828 contratos temporales. De esta forma, del total de los contratos registrados en junio, el 21,9% han sido indefinidos.

En términos agregados, durante los primeros seis meses del año, el número de contratos indefinidos asciende a los 30.140. Suponen el 22,5% del total de los contratos registrados en el primer semestre del año (133.781 contratos). El incremento respecto al mismo periodo de 2021 es del 167%.

Cabe añadir, por todo lo que ello supone, que del total de los contratos indefinidos registrados en el mes de junio del presente 2024 (es decir, esos 5.285 contratos indefinidos), el 48,5% se han registrado para menores de 30 años (2.559 contratos), el 45,1% (2.385) han sido contratos indefinidos a mujeres y el 29,1% (1.538) de los contratos indefinidos han sido para personas con nacionalidad extranjera.

Acciones para el empleo

La directora gerente del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare, Miriam Martón, ha aprovechado también para explicar las principales acciones que se han llevado a cabo durante los primeros meses del año en el ámbito del empleo. Así, ha destacado la importancia de la tarea llevada a cabo por el Servicio de Orientación Profesional, que ha prestado servicios en lo que llevamos de año a 26.300 personas, al objeto de “mejorar su empleabilidad” y a “contribuir a que se logren cifras como las que hoy hemos presentado”. 

En concreto, a 3.900 personas se les ha realizado diagnósticos de empleabilidad, y 3.500 han participados en itinerarios de empleo, la atención más intensiva que ofrece el Servicio de Orientación Profesional. 

Asimismo, Martón ha valorado positivamente el ámbito de la formación para el empleo, destacando que casi 6.000 personas han participado en las 375 acciones que ha desarrollado el SNE-NL, tanto de formación propia como desarrolladas a través de distintas entidades. Se trata, en palabras de la directora gerente, de “convocatorias dirigidas a personas desempleadas y ocupadas, programas integrados, formación en competencias digitales de todos los niveles, o formaciones como el programa Lidera dirigido a personal técnico y directivo”. 

Especialmente en relación al aspecto formativo, Martón ha identificado como una de las acciones más positivas el impulso por parte del SNE-NL de una “formación a la carta” de futuros trabajadores. Se trata de una iniciativa que, mediante acuerdos con empresas privadas, se busca formar a nuevos trabajadores y trabajadoras en perfiles específicos necesarios para entidades y organizaciones, con un compromiso mínimo de contratación del 40%. 

Se han unido a esta iniciativa empresas como Excal (refrigeración comercial), ANET (transporte), APMEN (metal) o Sunsundegui (vehículos de gran tonelaje). Más recientemente, se ha llevado a cabo en el mismo sentido una formación en la empresa del sector del metal Grupo Recarte, ubicada en la Ribera, donde se han invertido 53.000 euros para impartir formación específica a personas desempleadas de la zona. 

Para Martón, esta formación con compromiso de contratación es un “ejemplo perfecto de colaboración público-privada”, en tanto que “consigue formar para el empleo y, al mismo tiempo, mejorar la competitividad de las empresas”. Ha señalado la directora gerente que quedan aún 18 nuevos proyectos para adjudicar a través de este programa, con un presupuesto de 1.125.000 euros para la actual convocatoria. 

Finalmente, Miriam Martón ha valorado también el servicio que el SNE-NL ofrece a las empresas, que “se ha venido reforzando en los últimos meses”. Así, ha señalado mejoras como la puesta en marcha de una nueva plataforma de intermediación laboral para simplificar la gestión de ofertas de empleo o la incorporación de un nuevo equipo técnico de diez personas para reforzar las labores de prospección y detección de las necesidades de las empresas.