Derechos Sociales renueva su apoyo a las actuaciones en materia de cooperación y solidaridad con la población saharaui

Ha aprobado un convenio de colaboración con la Asociación Navarra de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui Democrática, dotado con 400.000 euros
20 de octubre de 2022
Txaro Pardo y Andrés Carbonero, en la firma del convenio.
camera_alt Txaro Pardo y Andrés Carbonero, en la firma del convenio.  Descargar imagen collections Ver galería de imágenes

El Departamento de Derechos Sociales ha renovado su convenio anual de colaboración económica con la Asociación Navarra de Amigos y Amigas de la República Árabe Saharaui Democrática (ANARASD), dotado con 400.000 euros, que permitirá llevar a cabo acciones en materia de apoyo alimentario, intervención en salud, educación, refuerzo de capacidades en la Administración y apoyo a la Delegación Saharaui en Navarra.

En la firma del convenio han estado presentes el director general de Protección Social y Cooperación al Desarrollo, Andrés Carbonero, y Rosario Pardo Gaskue, coordinadora y representante de ANARASD.

Este convenio se enmarca en el apoyo que desde 1992 viene mostrando Navarra con el pueblo saharaui en los campos de refugiados de Argelia y en los territorios del Sahara Occidental bajo la autoridad del Frente Polisario y está contemplado en una partida nominativa de los Presupuestos Generales de Navarra del año 2022.

En esta línea, el Acuerdo Programático para el Gobierno de Navarra en la legislatura 2019-2023 dispone reforzar los tradicionales lazos de solidaridad con el Sahara y el III Plan Director de la Cooperación Navarra (2021-2024) promueve apoyar iniciativas en favor de la paz en la región y que toman en consideración la búsqueda de una solución justa para la población refugiada.

Cabe recordar que desde 1975 una parte de la población saharaui se encuentra refugiada en los campamentos de Tindouf (Argelia), sufriendo graves dificultades derivadas no solo de las difíciles condiciones físicas de la zona geográfica en que se encuentra sino, sobre todo, porque su subsistencia depende prácticamente en su totalidad de la ayuda exterior. Asimismo, parte del resto de la población saharaui habita la zona del territorio del Sahara Occidental, que está bajo el control del Frente Polisario, también con graves dificultades en su desarrollo económico y social.

Apoyo al trabajo en los campamentos y en Navarra

El convenio firmado va a permitir al Departamento de Derechos Sociales apoyar la labor de ANARASD tanto en los campamentos de refugiados como en la Comunidad Foral.

Dentro de las acciones que se llevarán a cabo en los campamentos se encuentra el apoyo alimentario, con el que se pretende facilitar la distribución de una canasta básica, una actividad de la que se beneficiarán 173.600 personas. Por otro lado, con el objetivo de mejorar la salud global de la población saharaui, se formará a personal sanitario local y se ofrecerá asistencia a la población, pero también se contribuirá en el mantenimiento de los hospitales de Aaiun y Tifariti. De estas acciones se beneficiará un total de 22.707 personas.

Para fortalecer el sistema educativo saharaui y mejorar la calidad de la enseñanza en los campamentos, parte de los recursos estarán destinados al funcionamiento del Centro Pedagógico Aminetu Haidar, para que pueda realizar su trabajo de elaboración de libros de texto y otras labores, lo que podrá beneficiar a 39.296 personas. También se llevarán a cabo diferentes acciones, como un seguimiento y supervisión u obras de rehabilitación, para procurar el buen funcionamiento de la Administración Saharaui del que se beneficiarán 25.270 personas.

Respecto a las actividades de la Delegación Saharaui en Navarra, el objetivo es que la sociedad y las instituciones públicas de la Comunidad Foral conozcan la situación del pueblo saharaui a través de acciones de información, sensibilización, intermediación, coordinación e interlocución.

Incremento del presupuesto un 14% respecto a 2021

El presupuesto total que el Gobierno de Navarra ha destinado en este 2022 al pueblo saharaui ha aumentado, respecto al año anterior, un 14% porque, además de este convenio dotado con 400.000 euros, el Gobierno de Navarra cuenta también con una subvención a la Asociación Navarra de Amigos del Sahara (ANAS) para el desarrollo del programa Vacaciones en Paz de la población saharaui, dotada con 45.000 euros y que este año ha permitido que 63 menores saharauis hayan pasado el verano con familias navarras.