Cuatro nuevos itinerarios se incorporan a la web sobre Espacios de Memoria

Centrados en Pamplona y su Comarca, incluyen una ruta sobre los lugares de detención y las placas y monolitos erigidos en la capital en recuerdo de las personas asesinadas o represaliadas tras el golpe militar de 1936
28 de julio de 2022

La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director del Instituto Navarro de la Memoria, Josemi Gastón, han presentado hoy en rueda de prensa los nuevos itinerarios incorporados a la web Espacios de Memoria, que arrancó con una primera ruta dedicada a la frontera pirenaica y que ahora se completa con cuatro recorridos más, ubicados en Pamplona / Iruña y su Comarca, incluyendo Ezkaba.

Los itinerarios se han incorporado durante los últimos meses a la Red de Espacios de Memoria y su divulgación por internet se complementará con la distribución de folletos con mapas de geolocalización, que estarán a disposición de las y los visitantes en oficinas de turismo, alojamientos rurales, centros educativos, casas de cultura y asociaciones memorialistas.

Con esta iniciativa, puesta en marcha en 2021, se pretende garantizar el desarrollo de un amplio proyecto de difusión de todos los espacios de memoria, independientemente de que sean reconocidos o no en el Registro de Lugares de Memoria Histórica de Navarra, proyecto que ya abarca una extensa red en la que se recogen más de 75 hitos, con previsión de seguir incorporando al menos otros tantos.

La consejera Ollo ha destacado que “en el marco del impulso de las políticas públicas de memoria del Gobierno de Navarra, uno de los ejes más importantes de trabajo ha sido y es el de la protección, la conservación y difusión” de estos espacios, “como elementos clave del patrimonio memorialista de nuestra Comunidad”. Espacios que, en el caso navarro, nacieron por impulso popular. “Son numerosos los ejemplos que salpican nuestro territorio –ha recordado-, siendo, quizás los panteones de muchos pueblos o el Parque de la Memoria de Sartaguda ejemplos paradigmáticos de esa labor reivindicativa”.

Ollo se ha mostrado convencida de que “los lugares y los espacios de la memoria están llamados a perdurar en el tiempo y a convertirse en testigos permanentes que interroguen a las siguientes generaciones y a la sociedad en su conjunto sobre la violencia generada por los sublevados en julio de 1936, primero, y durante la dictadura franquista, después”.

Itinerarios

Por su parte, el director del Instituto Navarro de la Memoria ha explicado que al primer itinerario, “Pirineo: frontera y memoria”, se ha añadido ahora el denominado “Pamplona: cautividad, represión y memoria” (nº 2), que muestra 17 hitos, centrados en los lugares de detención y en las placas y monolitos que en recuerdo de las personas que fueron asesinadas o represaliadas se han erigido en la capital.

Este itinerario trae asociado, además, la puesta en marcha del proyecto web “La ciudad de los cautivos. Centros de detención en Pamplona, 1936-1945”, proyecto que acompaña a la instalación en el próximo otoño del memorial de los centros de detención y cautividad de Pamplona, en la calle Aralar, y se ha desarrollado a partir del informe elaborado por el Fondo Documental de la Memoria Histórica de Navarra, de la Universidad Pública de Navarra. Esta exposición virtual es accesible desde el portal de Oroibidea tanto en su versión en castellano como en euskera, y también como URL independiente en este enlace en castellano y en este enlace en euskera. 

“La ciudad de los cautivos” se compone de dos secciones. En la primera, se presenta una versión resumida del informe (disponible íntegramente en la propia web). En la segunda, a partir de un mapa de la ciudad, se ubican todos los centros de detención y cautiverio identificados, con una ficha descriptiva y las fuentes y testimonios que se refieren a él. A esta exposición sobre los centros de detención puede accederse asimismo a través de un código QR en el folleto del itinerario 2.

El Itinerario 3 sale de Pamplona para dirigirse a la Cuenca, territorio salpicado de espacios de represión, por ser donde acababan las sacas de presos republicanos, pero también de memoria, ya que en él se han erigido numerosos memoriales que los recuerdan. Se han señalizado un total de 14 hitos. Los itinerarios 4 y 5 parten del Fuerte de San Cristóbal. En un caso, rodean el penal, buscando cementerios y memoriales; en el otro, se dirigen hasta Urepel, siguiendo la GR225. En total 27 hitos.

En total, ha resumido Josemi Gastón, “cerca de 80 espacios de memoria recuperados y señalizados en una red que, como hemos podido comprobar esta misma semana, necesitará de permanente actualización, incluso antes de ser presentada. La fosa de Paternain, donde desde el pasado martes se está trabajando en la recuperación de los restos de una serie de personas asesinadas, así lo pone de manifiesto”. El propósito es que, para finales del presente año, la Red de Espacios de Memoria se haya podido completar o corregir, incorporando el resto del territorio navarro, así como las aportaciones que desde entidades locales, asociaciones y familiares se vayan planteando. Gastón ha concluido manifestando que “el objetivo sigue siendo el conocimiento de los espacios donde se desplegó  violencia tras el golpe militar de 1936 por parte de las tropas y milicias sublevadas. Un conocimiento al que puedan acceder no sólo los sectores de la sociedad más vinculados a la memoria, como asociaciones, centros educativos, etc., sino toda la sociedad en general, caminantes y visitantes, con la idea de que se acerquen a una memoria que hasta hace no mucho tiempo se había invisibilizado consciente y premeditadamente”.