29 ayuntamientos de Navarra ya han aprobado en pleno sus Planes para el Clima y la Energía Sostenible (PACES)

Se trata del último paso para que las entidades locales desplieguen su acción climática municipal en los próximos años  
05 de agosto de 2022

29 ayuntamientos de Navarra ya han notificado la aprobación en pleno de sus Planes para el Clima y la Energía Sostenible (PACES). Coordinados por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, los PACES se han realizado en el marco del proyecto LIFE-IP NAdapta-CC, y la aprobación en pleno es el último paso necesario para que los ayuntamientos dispongan de un plan municipal con medidas de lucha contra el cambio climático en mitigación, adaptación y pobreza energética. De esta manera, cada ayuntamiento dispondrá de su Hoja de Ruta para desplegar su acción climática municipal en los próximos años, que podrá ser objeto de revisión y actualización.

Los municipios que desde junio están aprobando sus PACES consideran como prioritarias todas las acciones de LIFE-IP NAdapta-CC que tienen que ver con la gestión del agua en cuanto a prevención de inundaciones y la gestión del medio natural, forestal y agrícola, incluyendo la prevención de incendios. Del mismo modo, otorgan la misma consideración al asentamiento de la población y las acciones que tienen que ver con mitigación, como el autoconsumo y las comunidades energéticas. El asesoramiento en cuestión de mitigación y adaptación al cambio climático también ha sido considerado de interés para las entidades participantes.

Para la elaboración de los PACES, personal técnico de Medio Ambiente y de la empresa pública Nasuvinsa han trabajado durante los últimos meses con los 154 ayuntamientos, adheridos al Pacto de Alcaldías, un compromiso internacional de acción climática local. El pacto compromete a las entidades locales a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en su territorio en un 40% como mínimo de aquí a 2030. En particular, a través de la mejora de la eficiencia energética y un mayor uso de fuentes de energía renovables y a aumentar su resiliencia mediante la adaptación a las repercusiones del cambio climático, además de combatir la pobreza energética.

En los últimos meses, 24 ayuntamientos más se han adherido al Pacto de Alcaldías sumando un total de 178 (65% de los municipios, 67% de superficie, y representan al 84% de la población de Navarra). Así, están ahora a la espera de la elaboración de sus respectivos PACES que se han denominado de “2ª Generación”.