28 hombres finalizan el programa de Igualdad “Nosotros – Noski”

En febrero arrancará con 15 plazas una nueva edición del espacio destinado a construir masculinidades igualitarias
12 de diciembre de 2022
videocam "Nosotros - Noski": dinámicas y contenidos collections Ver galería de imágenes

 

Para construir una sociedad igualitaria, mujeres y hombres pueden hacer cambios, también ellos, con un efecto multiplicador. Además de la concienciación como punto de partida, es importante identificar situaciones y privilegios en la vida cotidiana. Las dinámicas empleadas en el programa Nosotros - Noski y la importancia del "grupo seguro" permiten dar pasos en esta evolución.

Un total de 28 hombres han concluido el programa del Instituto Navarro para la Igualdad / Nafarroako Berdintasunerako Instituta (INAI/NABI) ‘Nosotros-Noski”. A lo largo de 24 horas repartidas en sesiones mensuales celebradas desde marzo, han reflexionado sobre actitudes machistas y han identificado acciones cotidianas en su vida diaria.

En 2021, el INAI-NABI lanzó, a modo piloto, la primera edición, con 13 asistentes. Este año 2022, ofertó dos niveles, con un total de 39 hombres movilizados, de los que el 72% han acudido a más del 80% de las sesiones. Entre los asistentes, hay desde estudiantes a jubilados y de profesiones variadas: profesores, educadores, conserjes, conductor de camión, ingeniería, monitor de natación, pintores, técnicos de salud, auditores, etc.

 El INAI-NABI ofertará en 2023, al igual que en la edición recién culminada, dos grupos: uno para para personas sin una formación anterior en masculinidades igualitarias y otro, con participantes con un recorrido más amplio en la materia.

Inicialmente se ofrecen 15 plazas, aunque el INAI-NABI ampliará los recursos si aumentan las inscripciones que pueden realizarse en el formulario contenido en este enlace. El plazo de inscripción ya está abierto.

Las 16 sesiones previstas se impartirán quincenalmente entre febrero y noviembre de 2023en la Residencia Fuerte del Príncipe y toman una dinámica teórico práctica, con argumentos para la reflexión personal y grupal de forma que cada cual identifique, indague y amplíe sus capacidades para su beneficio personal e interpersonal, a través la gestión de la autoridad, la o el manejo de nuevos registros emocionales o modelos de relación. 

En cuanto al programa de contenidos, la edición de Nosotros /Noski de 2023 mantiene la reflexión sobre el género y el sexismo, el sistema y la estructura social de género, las características de la masculinidad hegemónica, la relación hombre-poder, la gestión emocional y la comunicación, la violencia y los roles sexistas o la sexualidad de los hombres.

“Cuestionar actitudes machistas”

En la sesión de clausura, la directora gerente del INAI-NABI, Eva Istúriz, ha destacado la importancia de disponer de espacios en los que los hombres puedan “reflexionar y cuestionar actitudes machistas. “Son la mitad de la población. Si queremos construir una sociedad igualitaria, mujeres y hombres tenemos que hacer cambios, no solo las mujeres. Si ellos no cuestionan sus privilegios no vamos a poder avanzar”, ha dicho, y les ha animado a ser modelos de referencia para otros hombres y hacer un “efecto multiplicador” en sus entornos.

Por su parte, Montxo Gota, facilitador del programa y miembro de la asociación Eraikiz, ha explicado cómo los hombres que llegan a “Nosotros-Noski” vienen concienciados “pero con poca capacidad de identificar que esto pase en sus vidas o en la de la gente de su alrededor en situaciones sutiles y cotidianas. Van cogiendo conciencia de lo que pueden hacer, identificar tanto acciones que hacen otros hombres como ellos mismos”, insiste.

Al respecto, Aldo Compains, asistente, ha afirmado que hay “pequeños actos” en el día a día que se pueden ir corrigiendo para llegar a la igualdad. Los participantes otorgan al programa una media de 8,6 puntos sobre 10.

“Este es un programa pensado no tanto para mejorar la vida propia de los participantes sino para desarrollar una masculinidad basada en el rechazo a la violencia contra las mujeres y las desigualdades que les afectan, poniendo en valor la ética, los cuidados, la sensibilidad y la solidaridad y la negociación y uso equilibrado del poder”, ha recalcado Istúriz.